NO TODAS LAS ENTIDADES CUBREN EL 100%

Qué bancos le dan cobertura total ante el robo o la pérdida de su tarjeta de crédito

Dicen que es un trance por el que se pasa una vez en la vida. Perder la tarjeta de crédito puede ser un mal menor si tiene una buena cobertura bancaria

Foto: Qué bancos le dan cobertura total ante el robo o la pérdida de su tarjeta de crédito

Dicen los sociólogos que es un mal trago por el que todo el mundo pasa, al menos, una vez en la vida: perder o sufrir el robo de las tarjetas de crédito. El susto del cuerpo no nos lo quita nadie pero, en esos momentos, contar con una buena cobertura por parte de la entidad bancaria con la que tenemos asociadas las tarjetas puede ser fundamental. No todos los servicios de protección contra robo son iguales pero conocerlos y saber cómo reaccionar en estos casos se antoja fundamental para evitar males mayores.

Póngase en situación. No tiene consigo su cartera. La rapidez es esencial en estos casos. Todos los bancos cuentan con un teléfono 24 horas de asistencia que suele figurar en la parte trasera de muchas tarjetas (conviene tenerlo apuntado en algún sitio). Al llamar se solicita que la tarjeta sea bloqueada y en muchos casos se da la orden de generar una nueva. Todas las tarjetas cuentan con un seguro que cubre los problemas derivados de su uso fraudulento por lo que, en principio, el cliente no debería responsabilizarse de las compras que se hayan podido realizar con ella. Sin embargo hay excepciones.

Para empezar hay que distinguir entre robo y pérdida. En el primer caso se debe presentar la correspondiente denuncia ante la policía que, posteriormente, será solicitada por la entidad bancaria para garantizar la cobertura de protección. En caso de que se haya realizado un cargo en un establecimiento se inicia una investigación que suele dilatarse entre uno y tres meses. En ella se busca averiguar si se usó una firma autorizada y si ésta se solicitó a la hora de hacer la compra. En caso de no haya sido así y se demuestre que no se pidió documento de identidad o que la firma no coincida con la habitual el banco no correrá con los gastos y recaerán sobre el propio establecimiento.

Otra posibilidad es que se haya producido una retirada de dinero no autorizada en un cajero. En este caso, se entiende que la persona que haya sustraído este dinero conocía el número clave de la tarjeta. Si su obtención ha sido por la fuerza se mantiene la cobertura al haber una denuncia de por medio pero si ha sido por un error del cliente (por ejemplo, por llevar la clave apuntada en la misma cartera) el banco no asumirá responsabilidad alguna en la gran mayoría de los casos.

Las pérdidas y los duplicados de las tarjetas también están cubiertos por la mayoría de entidades pero siempre puede haber excepciones que conviene tener presentes. Entre las entidades que mejores coberturas tienen destacan La Caixa e ING Direct. El servicio Caixa Protect de la primera es uno de los veteranos en este ámbito de actuación. Se trata de un servicio gratuito que cubre las operaciones fraudulentas. El servicio permite el envío de SMS en caso de que se realicen operaciones por un importe elevado con las tarjetas de crédito.

Dentro de las coberturas de la entidad catalana destaca el servicio Caixaprotect Emergency con el que se puede obtener el envío de dinero de emergencia en más de 200 países cuando el cliente esté de viaje y no puedan utilizar sus tarjetas por algún imprevisto.

ING también ofrece una cobertura total por robo o pérdida, siempre en caso de que el cliente haya utilizado las tarjetas de forma responsable (sin una actuación fraudulenta o por negligencia grave a la hora de custodiar sus tarjetas o mantener en secreto sus claves). Para ello desde la entidad insisten en que el cliente notifique los hechos en menos de 24 horas y presente la denuncia correspondiente.

En el caso de Citi, los clientes no asumen responsabilidad alguna del uso fraudulento de la tarjeta pero sólo desde el momento en que lo notifiquen telefónicamente a la entidad. Los 150 primeros euros que se hayan sustraído antes de producirse la notificación del robo correrán a cargo del cliente así como el hecho de que se constate que no se han tomado las medidas necesarias para salvaguardar el código PIN.

Banco Sabadell, también ofrece protección ante cualquier operación fraudulenta de compra o disposición de efectivo realizada con sus tarjetas de crédito, débito y revolving, ofreciendo el 100% de garantía desde el primer euro en las 48 horas anteriores a la comunicación del hecho. Los clientes, además, reciben por defecto avisos SMS de forma gratuita de todas las operaciones superiores a 150 euros realizadas con sus tarjetas.

En el caso de Popular también se impone la exención de responsabilidad y en el de BBVA destaca, además de la cobertura total por uso fraudulento, un seguro de atraco en cajeros automáticos durante los 15 minutos siguientes a la retirada de dinero.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios