JESÚS SERRA ABANDONA EL HOLDING ASEGURADOR

El imperio de los hermanos Serra Farré, roto en dos: uno controlará Catalana Occidente y el otro Baqueira

“Motivos familiares”. Ésta es la excusa oficial para justificar la repentina salida del consejo de administración del Grupo Catalana Occidente de Jesús Serra Farré. Estos motivos

Foto: El imperio de los hermanos Serra Farré, roto en dos: uno controlará Catalana Occidente y el otro Baqueira
El imperio de los hermanos Serra Farré, roto en dos: uno controlará Catalana Occidente y el otro Baqueira

“Motivos familiares”. Ésta es la excusa oficial para justificar la repentina salida del consejo de administración del Grupo Catalana Occidente de Jesús Serra Farré. Estos motivos son las desavenencias con su hermano José María, que se venían arrastrando desde hace meses. “En realidad, Jesús había concentrado su actividad en Baqueira Beret hace tiempo y apenas se dedicaba a Catalana Occidente”, señalaron a El Confidencial fuentes del grupo asegurador.

Así, para evitar dañar el prestigio y la imagen del holding con un pleito interno, los dos hermanos sellaron un acuerdo y se repartieron los intereses. La batalla se libró en la empresa CO Sociedad de Gestión y Participación, empresa familiar que controla a Grupo Catalana Occidente (GCO). Jesús Serra abandonó dicha sociedad a cambio de la transmisión de 6 millones de acciones de GCO “sujeta a la participación suspensiva de la previa obtención por D. Jesús Serra Farré de la autorización de la CNMV para la adquisición de una participación significativa indirecta en alguna de las sociedades participadas por GCO y objeto de supervisión por la CNMV”.

Con esta operación, Jesús Serra tendrá el 5% del capital de GCO pero, según fuentes de la compañía, “no está previsto que mantenga ningún cargo o representante en los órganos directivos del grupo”.

Control de Baqueira Beret

Paralelamente, Jesús Serra ha recibido más de 591.000 acciones de Baqueira Beret, por valor de más de 26,3 millones de euros, que estaban en manos de Seguros Catalana Occidente, SA de Seguros y Reaseguros (CSO). Estas acciones representan el 37,76% del capital de la compañía, por lo que Serra controlará ahora, junto a su mujer, casi el 50% de la empresa de ocio. Por su parte, CSO mantendrá una participación del 11,73% de Baqueira y se asegura un representante en el consejo de administración de la misma.

La condición para este reparto salomónico era el abandono de Jesús Serra de su cargo de consejero de GCO, lo que ya ha sido aceptado por la compañía.

Sin embargo, los dos hermanos han firmado un pacto para sindicar los derechos de votos y blindar el núcleo duro de Catalana Occidente. Según manifestaron a este diario fuentes del holding, el núcleo duro controla en la actualidad el 56,72% del capital. El pacto, firmado el pasado lunes, prevé que las empresas controladas por José María Serra tienen derecho de preferencia en las adquisiciones de las acciones de Jesús Serra salvo en los casos en que sean transmitidas a su cónyuge, descendientes o empresas controladas por éstos.

La reestructuración del grupo se produce en un momento delicado. El primer trimestre del 2009, GCO tuvo un resultado consolidado negativo de más de 21 millones de euros, cuando el mismo periodo del año anterior había tenido un resultado positivo de 62 millones. Ello se debe a la situación de crisis económica: los segmentos de multirriesgos y vida se vieron incrementados este año, pero los demás segmentos sufrieron importantes decrecimientos. El negocio de crédito comercial, gestionado a través de la filial Altradius, también tuvo un resultado negativo de 71,9 millones de euros. Fuentes de la compañía, sin embargo, señalan que GCO tiene un “excelente” nivel de solvencia, con un ratio de cobertura del margen de solvencia del 376,3%, cuando la media del sector está en el 262,8%.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios