LO COMPENSÓ CON LA VENTA DE ACTIVOS

Caixa Catalunya registró 197 millones de pérdidas de explotación en 2008

Caixa Catalunya perdió en la actividad de explotación más de 197 millones de euros durante el año 2008, según la documentación de la cuenta de pérdidas

Foto: Caixa Catalunya registró 197 millones de pérdidas de explotación en 2008
Caixa Catalunya registró 197 millones de pérdidas de explotación en 2008

Caixa Catalunya perdió en la actividad de explotación más de 197 millones de euros durante el año 2008, según la documentación de la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada pública que la entidad de ahorros catalana envió a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca). El capítulo de la actividad de explotación recoge unas “pérdidas por deterioro de activos financieros” de más de 771 millones de euros, lo que provocó los números negativos en este apartado. Fuentes financieras señalaron a El Confidencial que “es la primera vez en la historia que este capítulo da negativo en las cuentas de Caixa Catalunya”.

En el documento remitido a la Ceca, Caixa Catalunya declara que los citados 771 millones citados se deben en su mayor parte (722 millones) a inversiones crediticias y el resto, a “otros instrumentos financieros a valor razonable con cambios en p y g”. En el capítulo de resultados, contabiliza 515 millones de ganancias por venta de activos y da un resultado antes de impuestos de casi 205 millones de euros. El resultado consolidado del ejercicio fue de 185 millones, aunque el atribuido a la entidad dominante se eleva a algo más de 193 millones, datos que coinciden con los que la entidad hizo públicos hace poco más de quince días. En lo que respecta al balance de la propia caja de ahorros, el resultado negativo de la actividad de explotación fue de más de 47 millones de euros. El resto, hasta los 197 millones, corresponde a la actividad del grupo propiedad de la entidad.

En el balance consolidado del grupo se engloban 21 sociedades de inversión e intermediación financiera, intermediación de seguros, promociones inmobiliarias o prestaciones de servicio. Además, participa en otras 11 sociedades de inversión mobiliaria o gestión de fondos donde tiene porcentajes que van desde el 33 al 50%, excepto en dos de ellas: Cedinsa Concessionària SA (un 20%) y Privilege Inversions Simcav SA (un 29%).

Las provisiones se comen beneficios

Las fuentes consultadas subrayan que la venta de activos fue la que salvó a Caixa Catalunya de un ejercicio desastroso. El año pasado, Caixa Catalunya vendió su paquete de Abertis con unas plusvalías de 530 millones de euros, según reconocieron tanto el presidente de la entidad, Narcís Serra, como el director general, Adolf Todó, en la presentación de las cuentas anuales de la entidad. Una fuente oficial de la caja consultada por este diario niega pérdidas y subraya que lo que interesa es el resultado final. “Hemos provisionado al máximo por prudencia. Si no lo hubiésemos hecho, los 193 millones de beneficios se hubiesen quedado cortos, ya que hubiesen sido muchos más. Además, los beneficios de la venta de Abertis no fueron utilizados para enjugar pérdidas, sino que fueron destinados en su totalidad a provisiones”.

Sin embargo, si no hubiese sido por las ventas de activos, la entidad hubiese entrado en números rojos. La venta de las acciones de Abertis le reportó ingresos de 738,3 millones de euros -con las plusvalías de 530 millones mencionadas-, según recoge el informe anual de Gobierno Corporativo enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según este informe, durante el ejercicio del 2008 también vendió sus paquetes accionariales en France Telecom España (casi 53 millones de euros), Parque Eólico Coll de Moro (15,2 millones de euros), Herencia Meridional Solar (34,7 millones de euros) y Darlington BV (12,8 millones de euros). Es decir, pudo disponer de más de 853 millones de euros provinientes de la venta de activos durante el citado año.

Tanto Narcís Serra, como Adolf Todó, reconocieron que la liquidez fue, el pasado ejercicio, uno de los principales problemas del sector financiero y que Caixa Catalunya tuvo que absorber 600 millones en inmuebles debido a la crisis económica. Si no hubiese realizado esta operación, el índice de morosidad se hubiese disparado al menos un punto. Aún así, la entidad catalana supera mucho el índice de morosidad del sistema crediticio: un 6% frente al 4,8% del sector.

La situación de Caixa Catalunya en estos momentos no dista demasiado de la que tienen otras muchas cajas. El propio presidente de la Diputación de Barcelona, Antoni Fogué, salió el pasado jueves en defensa de la entidad ante los rumores que hay en el mercado sobre la posición de debilidad de algunas cajas catalanas (y se citaba a Caixa Catalunya, Caixa Penedès y Caixa Laietana) después de la intervención de la Cja de Castilla La Mancha. “Por la información que tengo, podemos estar tranquilos -dijo Fogué en una entrevista a TV3-. la salud de las cajas de ahorro catalanas es buena, teniendo en cuenta también que sufren las consecuencias de la crisis financiera, como todos.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios