Es noticia
Menú
Prisa: la acción cuesta ya como un periódico
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
EL GRUPO APENAS CUESTA 250 MILLONES

Prisa: la acción cuesta ya como un periódico

Prisa necesita soluciones. Y las necesita ya. La acción cerró este lunes en 1,14 euros, su mínimo histórico y un 43,5% menos que en el arranque de mes. Un

Foto: Prisa: la acción cuesta ya como un periódico
Prisa: la acción cuesta ya como un periódico

Prisa necesita soluciones. Y las necesita ya. La acción cerró este lunes en 1,14 euros, su mínimo histórico y un 43,5% menos que en el arranque de mes. Un auténtico desplome que deja la capitalización bursátil de la empresa en 250 millones de euros, con un horizonte en el que sólo parecen avistarse penalidades. No en vano el próximo 31 de marzo vence la prórroga concedida al crédito de 1.950 millones que en su día el grupo asumió para poder hacer frente a la opa lanzada sobre Sogecable. En julio de 2008 acordó la novación del crédito acordado inicialmente con HSBC y después sindicado por La Caixa, Banesto, BNP, Caja Madrid y Natixis.

¿Soluciones? Prisa negocia a contrarreloj con los bancos para que retrasen de nuevo ese vencimiento, según ha podido saber El Confidencial por fuentes financieras. Dicho esto, ahí caben muchas variantes, todas sobre la mesa de los analistas. Desde las más complejas, como dar entrada en el capital a los bancos acreedores -el Consejo de Administración de Prisa está autorizado a emitir instrumentos financieros por hasta 2.000 millones de euros o vía canje de deuda-, hasta otras a priori más factibles como una nueva prórroga a cambio de una mejora de condiciones para las entidades financieras.

Eso sí, una solución de esa índole tendría que venir acompañada de condiciones o garantías para los acreedores, como el compromiso de vender activos cuando los precios sean más atractivos o de dar entrada a un socio que inyecte fondos propios, siempre con la figura de Carlos Slim entre bambalinas. En suma, una apuesta que dé tranquilidad a los acreedores. De lo que no cabe duda es de que la volatilidad será el común denominador de la acción mientras la incertidumbre aceche al valor. Tampoco debe olvidarse que esos 1.950 millones de euros son sólo una parte de la deuda de Prisa, situada en el entorno de los 5.000 millones de euros.

Puja por Digital+

En la recámara queda la venta de Digital+. Prisa aseguró a principios de año que las ofertas recibidas para la operación no cumplían con los requisitos establecidos y paralizó la operación. El grupo pedía una cantidad superior a los 2.500 millones de euros, lejos de la oferta de los principales interesados, Vivendi y Telefónica, inferior a los 2.000 millones. Pese al comunicado oficial de Prisa en que deja la operación en stand-by, las conversaciones lideradas por Vivendi continúan de forma más discreta, aunque el grupo que preside Ignacio Polanco se ha mantenido firme respecto a que no malvendería activos. En las últimas fechas hasta Santillana o la Cadena Ser se habían puesto sobre la mesa.

Y es que una venta por debajo de los 2.500 millones de Digital+ no reduciría efectivamente los ratios de endeudamiento de Prisa. La más importantes de las condiciones que el grupo de medios aceptó en la refinanciación de esos 1.950 millones en julio de 2008 fue la reducción de apalancamiento del grupo hasta situarse por debajo de 4,5 veces ebitda (resultado bruto de explotación). El ebitda del grupo alcanzó los 948,34 millones en 2008, frente a una deuda superior a 5.000 millones. El beneficio neto se situó en 83 millones, el 56,8% menos.

Además de las incertidumbres sobre la refinanciación, tampoco ayudó al buen comportamiento del valor que el presidente del grupo Vivendi, Jean-Bernard Lévy, asegurara en una entrevista concedida a Le Figaro que si aparece una oportunidad en España había que estudiarla con gran disciplina financiera y que las negociaciones con Prisa no han dado resultado por el momento. “No hemos encontrado esa oportunidad durante las discusiones con Prisa, que no han llevado a resultados de momento”, indica, al tiempo que expone que la televisión de pago es un motor de crecimiento a largo plazo.

Fuentes conocedoras de las conversaciones aseguran que uno de los obstáculos que no colaboraron para que fructificasen las conversaciones fue la exigencia de Vivendi y Telefónica de que quedara resuelto el problema de los derechos del fútbol con Mediapro, una problemática que se diluirá en breve en tanto la próxima campaña todos los derechos serán ya de la productora de Jaume Roures. Mediapro explotará por sí misma y en exclusiva los derechos audiovisuales y de transmisión televisiva de 39 de los 42 clubes de la Liga de Fútbol Profesional durante cinco años.

Prisa necesita soluciones. Y las necesita ya. La acción cerró este lunes en 1,14 euros, su mínimo histórico y un 43,5% menos que en el arranque de mes. Un auténtico desplome que deja la capitalización bursátil de la empresa en 250 millones de euros, con un horizonte en el que sólo parecen avistarse penalidades. No en vano el próximo 31 de marzo vence la prórroga concedida al crédito de 1.950 millones que en su día el grupo asumió para poder hacer frente a la opa lanzada sobre Sogecable. En julio de 2008 acordó la novación del crédito acordado inicialmente con HSBC y después sindicado por La Caixa, Banesto, BNP, Caja Madrid y Natixis.

Ignacio Polanco Banesto Caja Madrid Mediapro