Sacyr congela la venta de Itinere a Citi obligado por sus acreedores
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

Sacyr congela la venta de Itinere a Citi obligado por sus acreedores

Los bancos acreedores de Sacyr, tantos como 48, con el Santander a la cabeza, han decidido centrar las prioridades de la constructora presidida por Luis del

Foto: Sacyr congela la venta de Itinere a Citi obligado por sus acreedores
Sacyr congela la venta de Itinere a Citi obligado por sus acreedores

Los bancos acreedores de Sacyr, tantos como 48, con el Santander a la cabeza, han decidido centrar las prioridades de la constructora presidida por Luis del Rivero. Por ahora, Repsol y la deuda de 5.200 millones que representa es el problema número uno, quedando aplazada o paralizada cualquier otra decisión estratégica relativa a la venta de activos, como ocurría con la filial de autopistas Itinere.

 

Según afirman fuentes del sindicado, el preacuerdo avanzado existente entre Sacyr y el fondo de infraestructuras de Citi ha quedado congelado hasta que la operación no quede resuelta, sobre todo si la venta a Lukoil del 20% de la constructora no fructifica. En ese caso, el Santander podría cobrarse en prenda Itinere en el caso de que la patrimonialista Testa no fuera suficiente.

De momento, los 2.500 millones que habían acordado Sacyr y Citi por la venta de Itinere han quedado pendientes de pago, así como la deuda de 5.000 millones que arrastra la gestora de autopistas. Quedan también a la espera los terceros invitados a la operación, Abertis y Atlantia, que aunque no participan en la oferta tienen a su vez acuerdos paralelos con Citi para comprarle algunos activos.

El retraso en los planes de Citi, cuyo fondo gestiona el ejecutivo español Juan Béjar, ha provocado algunas diferencias con los que supuestamente serán sus posteriores socios. Estos cambios en el calendario provocados por la prioridad Repsol han sometido a debate las condiciones de la financiación, que en otro escenario, con acceso normal al crédito, no se habrían producido.

Aun así, el hecho de que La Caixa esté presente en ambos escenarios de manera indirecta, ya que participa en la venta del 20% de Sacyr en Respol y además es accionista de referencia de Abertis, que terminará adquiriendo activos de Itinere a Citi, hace que el principio de acuerdo suscrito para la transacción de la filial de autopistas no corra peligro. Pero mientras nada quede resuelto, el Santander prefiere que todo siga igual.

Crisis Sacyr Panamá Itínere