El tamaño importa en tiempos de crisis: Ford apuesta por la fabricación de coches pequeños

Parece que el espíritu de Henry Ford (fundador de la automovilística norteamericana) vuelve a impregnar la filosofía de empresa de la Ford: pensar en las familias

Foto: El tamaño importa en tiempos de crisis: Ford apuesta por la fabricación de coches pequeños
El tamaño importa en tiempos de crisis: Ford apuesta por la fabricación de coches pequeños

Parece que el espíritu de Henry Ford (fundador de la automovilística norteamericana) vuelve a impregnar la filosofía de empresa de la Ford: pensar en las familias como consumidores potenciales de sus coches. Así las cosas, la compañía va a potenciar la fabricación de motores más eficientes y de menor consumo, así como la producción de vehículos más pequeños a los que viene vendiendo actualmente.

En el diario New York Times se anunciaba este cambio de estrategia. Hasta ahora, Ford obtenía el 60% de sus beneficios con las ventas de grandes camiones y de vehículos conocidos como S.U.V. (mezcla entre todoterreno y un vehículo manejable en ciudad y carretera, del que ha destacado el Ford Explorer). Pero ahora pretende redirigir su estrategia comercial a través de la introducción en el mercado norteamericano de los coches que vende Ford en Europa, y que se amoldan a las nuevas exigencias del mercado norteamericano, como son un menor consumo y tamaño (es el caso de vehículos como el Ford Fiesta o el Ford Focus).

Para llevar a cabo esta reestructuración, la empresa ha decidido reconvertir tres de sus plantas de producción en Michigan, y que actualmente se destinan a la fabricación de camiones, todoterrenos, berlinas y furgonetas, con el fin de fabricar los nuevos modelos y desarrollar motores que consuman menos combustible y que resulten menos contaminantes.

Hasta ahora, factores como el consumo medio de combustible no eran una preocupación para los conductores norteamericanos, que veían unas tarifas razonables en las estaciones de servicio. Pero hoy día, el sector automovilístico sí se ve azotado por la crisis, y en el caso de los conductores, no iba a ser menos. A lo largo de este año, las ventas en dicho sector han caído un 10%, y el galón de combustible tiene un precio de 4,10$.

En el caso de Ford, sus ventas cayeron un 14%, lo cual supone el peor registro de la última década. De hecho, diferentes analistas de la industria afirman que Ford no puede retrasar más esta reestructuración. En boca del director ejecutivo de Ford, Alan Mulally, “no tendremos una empresa sostenible si no hacemos esto” (refiriéndose a la fabricación de coches más pequeños). Y las cifras apuntan en este sentido, ya que en estos últimos tres años, Ford recortó 40.000 puestos de trabajo y vendió tres de sus marcas de lujo en Europa (de las que destacan la venta de las británicas Jaguar y Land-Rover a la empresa india Tata Motors).

El caso español

La decisión de Ford de apostar por la fabricación y venta de coches más pequeños y eficientes, y que por lo tanto consuman menos combustible, es un espejo en el que se refleja la situación por la que atraviesa el mercado automovilístico patrio. En días pasados, ya comentamos cómo ha aumentado el número de vehículos kilómetro cero que se acumulan en los concesionarios españoles (18% de retraso en las ventas hasta junio de 2008), o cómo se ha disparado la oferta de vehículos 4x4 en el mercado de segunda mano (30% entre enero y junio de 2008).

Ahora resulta que el precio medio de los coches ha caído un 3,5% en el primer semestre de 2008, hasta situarse en 20.980 euros, según datos de Faconauto, (federación que agrupa a 3.000 concesionarios oficiales presentes en España). Desde esta federación, se anuncia que esta situación se ve motivada por que los “automovilistas se han decantado, en mayor medida, por la compra de vehículos más pequeños, económicos y ecológicos”. Como contrapartida, y con el fin de dinamizar las ventas, los concesionarios se han lanzado a la batalla de los descuentos y promociones. De esta manera, durante el primer semestre del año, los descuentos aumentaron un 18% hasta situarse en una media de 2.027 euros por vehículo. Veremos en qué queda todo este embrollo.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios