SE CONSOLIDA COMO PRIMER FABRICANTE MUNDIAL

Jesús Salazar (SOS Cuétara) pasa del mal trago del ladrillo al buen sabor del aceite

Zapatero a tus zapatos. Cuántas veces debe haberse recordado estas palabras durante los últimos días Jesús Salazar después del fiasco de Martinsa-Fadesa. Como otros inversores, caso

Foto: Jesús Salazar (SOS Cuétara) pasa del mal trago del ladrillo al buen sabor del aceite
Jesús Salazar (SOS Cuétara) pasa del mal trago del ladrillo al buen sabor del aceite

Zapatero a tus zapatos. Cuántas veces debe haberse recordado estas palabras durante los últimos días Jesús Salazar después del fiasco de Martinsa-Fadesa. Como otros inversores, caso de Antonio Martín Criado (14%) o Juan Carlos Rodríguez Cebrián, el presidente y máximo accionista de Sos Cuétara ha visto cómo el valor de su 3% en la inmobiliaria (su hermano Raúl posee otro 2%) se diluía como un azucarillo en agua tras la solicitud del concurso de acreedores.

No se puede ganar a todo. De momento, y no es poco, Salazar ha conseguido aglutinar en torno a SOS Cuétara el negocio de la fabricación de aceite de oliva. El último paso para apuntalar su posición de líder mundial lo dio ayer, cuando anunció por la mañana, tras cerrar el acuerdo el domingo por la noche, la compra de la marca Bertolli (aceite y vinagre), propiedad de la multinacional Unilever, por 630 millones de euros (560 por los activos y 70 para el circulante).

De momento, la transacción está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades competenciales de EEUU, Alemania e Italia. La operación adquiere especial relevancia por los activos y posicionamiento de marca que Bertolli tiene en el mercado italiano, segundo productor mundial de aceite de oliva después de España. A finales de 2006, SOS Cuétara ya puso sus ojos en el mercado italiano, donde adquirió la marca de aceites de freir Friol por 33 millones, y también entonces a Unilever.

La estrategia de consolidación es clara. Salazar lo explicó nuevamente ayer, al explicar que la financiación de la operación se estructurará mediante un crédito puente que se amortizará mediante ampliación de capital o salida a Bolsa en el parqué de Milán, donde cotizaría el negocio italiano, baja la marca Carapelli, que representa más de 600 millones al año dentro de la facturación global del grupo. Hace un año, el objetivo era llegar a los 1.000 millones para poder salir a bolsa.

Ahora, con la adquisición de Bertolli, que incluye a marcas como Maya, Dante y San Giorgio, el grupo de alimentación español sumará ventas por valor de 380 millones repartidas entre los mercados de EEUU, Alemania e Italia. De esta manera, el grupo español incrementa su cuota de negocio en el mercado internacional, que hasta ahora se repartía al 50% entre España y el extranjero.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios