Duelo de titanes: las petroleras privadas se pierden el rally del crudo mientras las estatales se suben al carro

En reino del ‘oro negro’ las petroleras estatales ocupan el trono mayor. Las grandes compañías privadas cotizadas del mundo no han conseguido sumarse a la ‘fiesta

Foto: Duelo de titanes: las petroleras privadas se pierden el rally del crudo mientras las estatales se suben al carro
Duelo de titanes: las petroleras privadas se pierden el rally del crudo mientras las estatales se suben al carro

En reino del ‘oro negro’ las petroleras estatales ocupan el trono mayor. Las grandes compañías privadas cotizadas del mundo no han conseguido sumarse a la ‘fiesta del petróleo’, que en lo va de año se ha disparado un 49% hasta fijar el pasado lunes su récord histórico en 143,67 dólares. Exxon Mobil, Royal Dutch Shell o BP han perdido este tren y lejos de beneficiarse de la fuerte escalada experimentada por la materia prima, acumulan importantes pérdidas bursátiles desde que comenzó el ejercicio. Por el contrario, el valor de las grandes petroleras estatales ha llegado incluso a superar en cuatro veces al de las compañías privadas.

“El valor de las acciones de las principales compañías petrolíferas estatales de todo el mundo, las NOC (National Oil Companies), ha superado significativamente en los últimos cinco años al de las compañías privadas internacionales, las IOC (International Oil Companies)”, explica en su último informe sobre el sector Ernst & Young, hecho público en el marco del XIX Congreso Mundial del Petróleo que hoy pone su punto y final en Madrid.

Pese a ello, el primer semestre de 2008 ha sido dispar para las petroleras estatales, ya que mientras la china CNOOC acumula una subida en bolsa cercana al 4%, la brasileña Petrobras se deja cerca un 11%. Un porcentaje superior incluso al 8% de BP o al 7% de Exxon Mobil, la mayor petrolera del mundo por capitalización. Tampoco se queda atrás la anglo-holandesa Royal Dutch Shell, con caídas del 4% desde enero.

Las tres han sufrido en sus propias carnes el empuje de países productores como Venezuela o Rusia que, en opinión del presidente ejecutivo de BP, Tony Hayward “están poniendo a las empresas nacionales por delante de sus rivales internacionales a la hora de acceder a sus reservas”, explicaba ayer en Madrid. Según estimaciones de la petrolera británica, las empresas estatales tiene cerca del 80% del las reservas mundiales de crudo, 1,2 billones de barriles, según sus estimaciones.

Asimismo, los ejecutivos de las petroleras privadas se quejan de las subidas impositivas experimentadas en estos dos países, lo que ha limitado las inversiones en el sector. “A medida que ha escalado el precio del barril de crudo, países productores desde Rusia hasta Venezuela han elevado sus impuestos en forma significativa”, explicaba uno de estos directivos ayer.

Los enfrentamientos y roces con Venezuela y Rusia no son nuevos. La primera obligó hace unos meses a Exxon Mobil a retirarse de la Faja de Orinoco, donde se encuentran los mayores yacimientos petroleros de Sudamérica. Shell, por su parte, ha visto cómo Rusia se ha hecho con el control del yacimiento Sakhalin-2, valorado en 22.000 millones de dólares, mientras que el gigante ruso Gazprom se encuentra en conversaciones para hacerse con la participación de BP del depósito de gas Kovykta en Siberia, propiedad de la empresa conjunta rusa de TNK-BP.

Y ha sido precisamente la lucha por nuevos campos petrolíferos lo que ha contribuido al alza imparable del crudo, al mismo tiempo que aumentaba la demanda. “Las petroleras privadas están compitiendo unas contra otras y contra las estatales por el acceso a las reservas de crudo”, comenta un experto a Bloomberg. Y en esta lucha, en su opinión, la segundas tienen la batalla ganada. “Es más complicado para empresas como BP y Shell ganar derechos de desarrollo porque las empresas estatales tiene acceso a capital y a mejores tecnologías”.

Internacionalización

Dos factores que también están favoreciendo la expansión internacional de las empresas estatales. “Más de la mitad de las 100 principales compañías estatales de todo el mundo tiene actualmente en marcha operaciones fuera de sus fronteras, al tiempo que las privadas están poco a poco retirándose de aquellos países donde no son operativamente rentables”, explican Ernst & Young en su informe.

Y todo apunta a que seguirán saliendo de sus fronteras. Para esta consultora, el reciente hallazgo de nuevos yacimientos petrolíferos propiedad del estado está animando a las petroleras estatales de algunos “países a moverse más allá de sus fronteras, dando lugar a la llamada “generación i-NOC”.

El informe prevé que el intercambio de activos (asset swaps) será la fórmula más utilizada por las compañías estatales a la hora de ganar presencia en otros mercados donde actualmente es limitada o casi inexistente. Como ejemplo, Argelia y Qatar ya han anunciado que si otras compañías desean acceder a sus reservas de petróleo y gas, éstas deberán corresponder con ofertas sobre sus activos de forma que sus empresas estatales tenga presencia en otros mercados o a actividades complementarias a las existentes”, comenta Andy Broga, socio de Ernst & Young.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios