Los March se reforzarán en ACS y Acerinox este año sin desembolsar un euro, tras invertir 260 millones en 2007
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

Los March se reforzarán en ACS y Acerinox este año sin desembolsar un euro, tras invertir 260 millones en 2007

Los March, una de las grandes familias inversoras de la bolsa española el año pasado, han echado el freno. Si en 2007 inyectaron 700 millones de

Foto: Los March se reforzarán en ACS y Acerinox este año sin desembolsar un euro, tras invertir 260 millones en 2007
Los March se reforzarán en ACS y Acerinox este año sin desembolsar un euro, tras invertir 260 millones en 2007

Los March, una de las grandes familias inversoras de la bolsa española el año pasado, han echado el freno. Si en 2007 inyectaron 700 millones de euros a su cartera de participadas a través de Alba, en 2008 no van por el mismo camino. Es más, han tomado uno diferente. El de elevar el control en las compañías en las que están presentes, pero sin invertir un euro más.

Lo harán en la siderúrgica Acerinox (hasta el 23,8% frente al 23,2% actual) y también en la constructora ACS (del 22,1% al 23,5%) por efecto de la amortización de autocartera aprobada en Junta General de Accionistas de ambas compañías, donde son el primer grupo de poder. El año pasado, la inversión del hólding en estas dos compañías ascendió a 260 millones de euros.

Entre las compras del año pasado destacan la compra del 1% de ACS, un 26,1% de Isofotón, un 3,9% de acciones propias, un 2,4% de Acerinox, un 5% de Prosegur y un 15,5% de Clínica Baviera.

En 2008, sin embargo, la crisis ha llegado a todos los bolsillos, incluso a los más grandes. De ahí que los ricos se encuentran en periodo de stand by, a la espera de tiempos mejores. De hecho, en lo que va de año -esto es, en cinco meses- han invertido 81 millones que han ido destinados a la compra de un 22,1% de Ros Roca Environment por 64 millones y de un 28,9% de Ocibar.

"Tenemos un balance que nos permite realizar nuevas inversiones a precios más atractivos que hace apenas unos meses. En España, todavía no han bajado los precios, pero lo harán y se presentarán oportunidades", dijo ayer Juan March, copresidente del hólding. Y dio más pistas, deben ser "empresas de tamaño medio que estén bien gestionadas".

Una vez más, la familia March demostró ayer que no tiene reparo en mostrar sus cartas al dejar claro cuáles son la filosofía y las preferencias de inversión de Corporación Financiera Alba. Unas cartas que han salido ganadoras si se observa, por ejemplo, la evolución de la compañía en bolsa en los últimos cinco años. En este periodo, la rentabilidad total anualizada del hólding ha sido del 18%, superando al Ibex 35 –con un 16,3%-, y batiendo incluso los porcentajes de conglomerados de la talla de Berkshire Hathaway -13,9%- de Warren Buffett o Hutchinson Whampoa, con un 15%.

No obstante, no todo son alegrías para los March. Las acciones de Alba se han visto salpicadas por la crisis financiera que azotan a los mercados de todo el mundo desde hace nueve meses. La compañía pierde desde enero algo más de un 6% en bolsa, si bien, este descenso se sitúa por debajo del 10,6% del Ibex o el 15,3% del Eurostoxx.

De hecho, son precisamente estas turbulencias y el entorno económico actual las que llevan a Alba a mostrar su prudencia a corto plazo. “Mantenemos unas perspectivas cautas para el año 2008 dada la situación de desaceleración económica general y la crisis de los últimos meses en los sectores inmobiliario y financiero”, explicaba ayer Juan March.

Él mismo aseguraba también que la evolución de los mercados de valores estará, previsiblemente, marcada por “la elevada volatilidad y cierta indefinición mientras no se clarifique la situación económica y mejore la tensión de liquidez en el sistema financiero”.

Amortización de acciones propias

Y es precisamente un entorno de incertidumbre como el actual el que permite que sea "más rentable comprar acciones propias", aprovechando el descuento al que cotizan las acciones de la compañía respecto al valor neto de los activos", explicaba March.

March explicó que la adquisición de autocartera para su posterior amortización "favorece los intereses de todos los accionistas, puesto que elevan el beneficio y el valor neto de los activos por acción, con la consecuencia de aumentar el precio de las acciones de Alba".

Corporación Financiera Alba Acerinox