Es noticia
Menú
El petróleo genera una oleada de pánico vendedor entre las aerolíneas estadounidenses
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

El petróleo genera una oleada de pánico vendedor entre las aerolíneas estadounidenses

Los mercados están en estado de ‘shock’ y bailan al son del comportamiento del petróleo. Los precios del crudo prosiguen con su particular escalada y no

Foto: El petróleo genera una oleada de pánico vendedor entre las aerolíneas estadounidenses
El petróleo genera una oleada de pánico vendedor entre las aerolíneas estadounidenses

Los mercados están en estado de ‘shock’ y bailan al son del comportamiento del petróleo. Los precios del crudo prosiguen con su particular escalada y no parece que vaya a encontrar su techo, al menos de momento. Tras la publicación de los inventarios semanales en Estados Unidos, con una caída de 5,4 millones de barriles en las reservas de crudo, hasta los 320,8 millones -la mayor caída en cuatro meses-, ha ocurrido lo que hace unos años parecía impensable: el petróleo se vende por encima de los 130 dólares el barril.

De hecho, el Brent del Mar del Norte se encareció este miércoles 4 dólares, hasta romper la barrera de los 131 dólares el barril, mientras que el Texas Sweet Light subió 3 dólares hasta los 132,07 en el Nymez de Nueva York.

Además, la recuperación del euro hasta los 1,57 dólares, después de haber caído hasta los 1,54 dólares tampoco está ayudando y el panorama que se presenta no es muy optimista. De hecho, Goldman Sachs vaticina un encarecimiento del Brent hasta los 133,80 dólares en el tercer trimestre y llegar a tocar los 144 a finales de año. Así mismo, otras de las voces que han salido al paso sobre el futuro del crudo ha sido el magnate norteamericano Boone Pickens, cuya fortuna está estrechamente vinculada al petróleo y ha asegurado que el Texas alcanzará los 150 dólares.

Las aerolíneas, las más perjudicadas por el pánico vendedor

Ante este panorama uno de los sectores que está siendo más castigado es el aeronáutico. A perro flaco todo se le vuelven pulgas y al difícil momento que atraviesan las aerolíneas comerciales, sobre todo las estadounidenses, en plena guerra de precios y sin la posibilidad de subir las tarifas como consecuencia de la crisis económica y la caída del consumo, se le suma el incremento del precio de los combustibles como consecuencia de la subida del petróleo. De hecho, American Airlines ha informado de un posible recorte de su capacidad de vuelos domésticos de entre un 11% y un 12% este año, la mayor reducción desde los atentados del 11 de septiembre.

Es por ello que los inversores castigaron ayer duramente a las compañías aéreas que cotizan en bolsa, tanto en Estados Unidos como en el viejo continente. Así, Air France-KLM cayó un 3,52%, Lufthansa un 3,06%, British Airways un 2,41 en Londres e Iberia un 0,89%. Pero la verdadera sangría se produjo en Estados Unidos.

Así, el fabricante aeronaútico Boeing terminó encabezando las pérdidas del Dow Jones tras desplomarse un 4,6%. Aunque peor suerte corrieron las acciones de las aerolíneas comerciales: Continental Airlines se hundió más de un 13% en bolsa, los títulos de AMR, empresa matriz de American Airlines han caído más de un 24% y los del Delta Air Lines más de un 16%.

No en vano el precio del combustible está haciendo mella en su cuenta de resultados. De hecho, Continental ha anunciado pérdidas por 80 millones de dólares en el primer trimestre del año como consecuencia del aumento del coste de combustible del 53,2% entre los meses de enero y marzo con respecto al año anterior. Ese ha sido también el detonante último de la fusión de Delta Airlines y Northwest, cerrada el pasado mes de abril con el fin de crear eficiencias que compensen los crecientes precios de los combustibles.

Los mercados están en estado de ‘shock’ y bailan al son del comportamiento del petróleo. Los precios del crudo prosiguen con su particular escalada y no parece que vaya a encontrar su techo, al menos de momento. Tras la publicación de los inventarios semanales en Estados Unidos, con una caída de 5,4 millones de barriles en las reservas de crudo, hasta los 320,8 millones -la mayor caída en cuatro meses-, ha ocurrido lo que hace unos años parecía impensable: el petróleo se vende por encima de los 130 dólares el barril.

Petróleo OPEP Precio objetivo Dólar