QUIERE CERRARLA EN LOS PRIMEROS 100 DÍAS

Solbes inicia ya la reforma de los supervisores: desaparece la Dirección General de Seguros

La reordenación del sistema de supervisión financiera es uno de los proyectos más viejos de los Gobiernos españoles, pero esta vez va en serio. Según numerosas

Foto: Solbes inicia ya la reforma de los supervisores: desaparece la Dirección General de Seguros
Solbes inicia ya la reforma de los supervisores: desaparece la Dirección General de Seguros
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    La reordenación del sistema de supervisión financiera es uno de los proyectos más viejos de los Gobiernos españoles, pero esta vez va en serio. Según numerosas fuentes del sector, Pedro Solbes ha metido la directa al proceso de reforma, pues quiere que sea una de las primeras medidas de la legislatura. La reordenación dejaría sólo dos supervisores: el Banco de España para la solvencia y la CNMV para la conducta. El gran obstáculo es qué hacer con el tercero en discordia: la Dirección General de Seguros (DGS).

    Solbes rescató este proyecto -que no tiene menos de 10 años de antigüedad y que figuraba en el programa electoral del PSOE- en su comparecencia ante el Congreso de la semana pasada. Fuentes de Economía matizaron a El Confidencial que se trata de un proyecto de legislatura y que en ningún caso se llevará a cabo en 2008. Sin embargo, la percepción del sector financiero es radicalmente distinta: fuentes de los supervisores implicados y de distintas entidades aseguran que el Ministerio está acelerando el proceso y que ya han recibido algunas informaciones sobre cómo va a llevarse a cabo. Aunque no existe un grupo de trabajo propiamente dicho, los distintos órganos implicados ya han celebrado reuniones al respecto, según las fuentes consultadas.

    "El Gobierno sólo puede tomar una medida de este calado en los primeros 100 días, porque al principio tiene mucha fuerza y menos presiones, y no necesita buscar un consenso que sería mucho más difícil de conseguir más adelante", asegura un experto en regulación de los mercados que pone el ejemplo de Gran Bretaña, donde Tony Blair aprovechó el inicio de su mandato para quitarle las competencias de supervisión al Banco de Inglaterra (algo que ha sido muy criticado con el 'caso Northern Rock').

    El modelo por el que va a optar Solbes se denomina 'twin peaks', fue ideado por las autoridades australianas y ha sido defendido por ex presidentes de la CNMV como Juan Fernández Armesto o Manuel Conthe. En esencia, se trata de dividir las competencias de supervisión por categorías (solvencia y conducta), en vez de por tipo de entidad supervisada (banca, mercados y seguros) como hasta ahora. De la solvencia se encargaría el Banco de España, que no tendría problemas para supervisar a los brokers y gestoras no bancarios, que apenas suponen el 5% del sistema. Más complicado será que la CNMV se haga cargo de todas las relaciones de bancos y cajas con sus clientes, en productos tanto de mercado como puramente bancarios.

    ¿Qué hacemos con Seguros?

    Pero el quid de la cuestión, según todas las fuentes, está en la DGS, que actualmente dirige Ricardo Lozano. Según el nuevo modelo -basado en la recomendación del FMI de que los supervisores sean órganos independientes-, pasaría a perder dos de sus actuales competencias, supervisión y mercado (es la supervisora de los planes de pensiones), y sólo mantendría la de legislación. Eso no justificaría una dirección general, sino a lo sumo una subdirección general de apoyo a los ministerios de Economía y Justicia en la elaboración de leyes.

    Luego está el problema del reparto de sus funcionarios, en especial los inspectores, entre los dos supervisores que quedarán. Algo que promete ser muy traumático porque los inspectores de seguros son vistos con cierto desdén por los de Hacienda o finanzas; así, los de seguros no quieren ir al Banco de España de sgundones, y en la autoridad monetaria tampoco quieren ver a nuevos competidores. "Es algo parecido al pique entre los pilotos de Iberia y de Spanair", ejemplifica un especialista del sector.

    A Miguel Ángel Fernández Ordóñez tampoco le hace demasiada gracia asumir toda la burocracia de Seguros, según otra fuente del sector. Pero lo cierto es que la solvencia de las aseguradoras es demasiado complicada para que la asuma la actual estructura del instituto emisor. Por eso, lo más probable, según las fuentes citadas, es que se cree una dirección de seguros en el Banco de España junto a las actuales de bancos y cajas de ahorros, donde se intetgren los funcionarios de la DGS. En la CNMV también habrá problemas de integración por la distinta cutura supervisora.

    Y finalmente está el sector asegurador, donde algunas voces no quieren ver ni en pintura a la CNMV: "La DGS no ha tenido nunca un escándalo, mientras que la CNMV va de uno en otro", recuerda una importante entidad. Oficialmente, fuentes de la asociación sectorial Unespa no se oponen por principio al modelo de dos supervisores pero les preoocupa "que el seguro mantenga su especificidad dentro de la supervisión financiera, porque los estándares de bancos y cajas no son aplicables al seguro, ni tampoco las normas del mercado bursátil". De ahí que pidan un período largo de adaptación de las aseguradoras al nuevo entorno.

    Finanzas personales
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios