Roca, Román, Hoffmann y San Agapito se repartieron 6 millones a través de sus fundaciones en Liechtenstein

El ex asesor de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, y sus socios puntuales Pedro Román, Juan Germán Hoffmann y Florencio San Agapito se repartieron seis

Foto: Roca, Román, Hoffmann y San Agapito se repartieron 6 millones a través de sus fundaciones en Liechtenstein
Roca, Román, Hoffmann y San Agapito se repartieron 6 millones a través de sus fundaciones en Liechtenstein

El ex asesor de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, y sus socios puntuales Pedro Román, Juan Germán Hoffmann y Florencio San Agapito se repartieron seis millones de euros procedentes del pelotazo urbanístico marbellí denominado Operación Crucero Banús o Yambali 2000 a través de sus fundaciones en Liechtenstein, según se desprende del auto de procesamiento del Caso Malaya firmado por el juez Torres el 18 de julio de 2007. Ayer, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) hizo público el envío a la Fiscalía Anticorrupción de información sobre 80 depósitos bancarios en Liechtenstein, con 198 titulares y beneficiarios individuales con residencia en el Reino de España, para su investigación por la posible comisión de delito fiscal. Expertos consultados por El Confidencial no descartan que entre esos 198 titulares se pudieran encontrar imputados en Malaya “si coincidieran las fechas”.

Según detalla el sumario, en el año 2001, Pedro Román Zurdo, ex primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Marbella encuentra una oportunidad de negocio mediante la compra de una parcela, la aprobación de un enorme aumento de edificabilidad de la misma y su venta posterior. Para llevarla a cabo, decide asociarse con otros socios como son Florencio San Agapito Ramos, el gestor y abogado Juan Germán Hoffmann y Juan Antonio Roca. Para la compra de la parcela, Román aporta el 62,5% del capital desde una cuenta en Suiza de la fundación Lare de Liechtenstein, de la que es titular su hija y testaferro, María del Pilar Román Martín. Florencio aporta el 15% a través de su fundación Clivoso. Hoffmann, el 7,5% a través de Fink 2010 y Juan Antonio Roca, otro 15% a través de la fundación Melifero. Roca aporta además su poder para conseguir la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Marbella por el que se incrementa la edificabilidad de la parcela de 532 m2t a 11.4016 m2, techo que es la clave del enorme beneficio de la operación. La parcela se compra mediante la adquisición de las participaciones de la entidad Yambali 2.000, titular de la parcela, por 4 millones de dólares, que se pagan desde Suiza, si bien en la escritura consta sólo la suma de 140.000.000 de pesetas.

El 16 de octubre de 2.001, tiene lugar la compra de Yambali 2.000, por parte de los cuatro socios que se ocultan detrás de la sociedad de Suiza Lispag AG. Roca se encarga además de que el aprovechamiento cedido al Ayuntamiento sea de 2.400 metros cuadrados en lugar de los 5.442 m2 que le correspondían. Esto supuso un perjuicio patrimonial al Ayuntamiento de casi 5 millones de euros y el consiguiente mayor beneficio para los socios.

El 25 de septiembre de 2.002, se produce la ratificación del convenio por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento y el 3 de octubre del mismo año Ávila Rojas compra el 90% de la sociedad Yambali 2.000 por un importe de 11.500.000 euros. Lo que significó una ganancia para los socios de más de 6 millones de euros, que se reparten en la misma proporción que las cantidades entregadas.

"Hoffmann participa en las actividades de blanqueo de Roca"

No contento con esto, Hoffmann intervino para ayudar a Roca a traer a España al menos entre 8 y 10 millones de euros, para lo cual el considerado cerebro de la trama malaya le dio al abogado alemán poderes a su favor en la fundación Melifero. Posteriormente, decidieron enviar 5 millones de euros a Singapur a una sociedad llamada Beautiful Mind, mientras que en la cuenta de Melifero quedaron aproximadamente 3 millones de euros que después volvieron a Suiza. Además, Hoffmann reconoció que para la adquisición del barco Thoroughbred fue el propio Roca quien le dijo que tenia que transmitir los fondos desde Melifero por importe de 2.600.000 euros aproximadamente. Según Hoffmann, el dinero para la compra del barco se pagó directamente desde Melifero a una cuenta de Ventura Yachts llamada South Med.

Más adelante Roca le pidió a Hoffmann que le ayudara a traer 3 millones de euros a España sin levantar sospechas. Roca tenía dinero en Suiza, se lo entregó en ese país a Fink, es decir a Hoffmann, y éste simuló un préstamo a Condeor –la empresa que gestionaba Montserrat Corulla, presunta testaferro de Roca- en España. De este modo, Roca trajo su dinero a este país. Hoffmann también tuvo que realizar una serie de transferencias desde Melifero a Miami como pago de unos cuadros a un tal Pedronzo.

El tal Pedronzo no es otro que Alberto Héctor de Jesús Pedronzo Moreiro, también conocido como Beto,“el principal proveedor de obras de arte de Roca”, siempre según el sumario de Malaya. Beto “habría facilitado cuadros a Roca por importe de más de quince millones de euros, en concreto 15.363.276,10 euros”. “De este modo, Hoffmann habría participado de forma directa en las actividades de blanqueo de Roca al materializar operaciones desde Suiza en nombre y por cuenta de Roca actuando por medio de sociedades interpuestas algunas como Melifero, de paraísos fiscales”, dice literalmente el auto de procesamiento.

En el día de ayer se produjo un curioso enfrentamiento entre la Agencia Tributaria y José María Mollinedo, secretario general del Colectivo de Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda (Gestha). Los técnicos criticaron la posible existencia de cerca de una veintena de depósitos bancarios de Liechtenstein presuntamente implicados en el escándalo fiscal de Alemania que hubieran podido normalizar su situación irregular y evitar así un posible delito fiscal. Extremo que la AEAT negó. Mollinedo criticó que la Agencia Tributaria no haya actuado cuando se conoció el suceso, "y lo haya hecho dos meses más tarde, lo que ha permitido que más de veinte depósitos regularicen su situación, ahorrándose la multa o la sanción penal".

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios