Guapo, rico y listo: Garralda se hace con la presidencia de Mutua Madrileña en sustitución de Pomatta
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

Guapo, rico y listo: Garralda se hace con la presidencia de Mutua Madrileña en sustitución de Pomatta

Madrileño, 56 años, licenciado en Derecho, notario en excedencia, resultón tirando a guapo y rico rozando la millonada. Un verdadero amo del universo en terminología wolfiana.

placeholder Foto: Guapo, rico y listo: Garralda se hace con la presidencia de Mutua Madrileña en sustitución de Pomatta
Guapo, rico y listo: Garralda se hace con la presidencia de Mutua Madrileña en sustitución de Pomatta

Madrileño, 56 años, licenciado en Derecho, notario en excedencia, resultón tirando a guapo y rico rozando la millonada. Un verdadero amo del universo en terminología wolfiana. Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, antiguo Agente de Cambio y Bolsa, ex presidente de Bancoval y fundador y vicepresidente de AB Asesores Bursátiles, la sociedad origen de su fortuna, es desde ayer nuevo presidente de Mutua Madrileña en sustitución de un Ramírez Pomatta gravemente enfermo. Presidir la Mutua es una de las ocupaciones más golosas a que puede aspirar en Madrid un ejecutivo de éxito.

De acuerdo con la información facilitada el lunes por este diario, el consejo de Mutua, reunido ayer a partir del mediodía, se enfrascó en un amplio cambio de impresiones en torno al punto del orden del día “cargos en el Consejo”. Era necesario tomar una decisión sobre la situación personal de Pomatta y proceder a poner fin a la interinidad en que vive la aseguradora. Y allí todos y cada uno de los miembros del Consejo se expresaron con libertad, manifestando su opinión sobre la situación de la sociedad, sus perspectivas de futuro y el modelo de gestión que debería acompasar ese futuro. Y solo uno se postuló como presidente: Ignacio Garralda, cuya candidatura fue aceptada por unanimidad.

Consejo de Mutua Madrileña desde junio de 2002 y vicepresidente segundo desde julio de 2005, Garralda se había currado el nombramiento a conciencia, se lo había trabajado en el mejor sentido de la palabra. “El nunca ocultó que aspiraba a ser presidente si el resto del Consejo le apoyaba, hasta el punto de que el los últimos seis meses ha dado un repaso general al funcionamiento de la compañía, que se conoce al dedillo. Será un gran presidente”, aseguró ayer a este diario un buen conocedor de los entresijos de la aseguradora.

Con el respaldo de Rodríguez Durón

Y no es que escasearan en Mutua las personalidades con pedigrí sobrado para aspirar al cargo. En primer lugar, el ex presidente Miguel Corsini, siempre con la etiqueta del respaldo de la Casa Real. “Lo de Corsini ha sido más una especulación que una realidad que dentro de la casa no tenía el menor fundamento. Es cierto que su mujer es hija del marqués de Mondéjar, pero esa es toda la relación que tiene con la Casa, aparte de alguna cacería”, aseguran las fuentes. “En cuanto a Alfonso Cortina, nunca se postuló para el cargo; ni siquiera se insinuó”.

El gran apoyo de Garralda en Mutua ha sido el ex vicepresidente Luis Rodríguez Durón, consejero que fue del Santander en representación del paquete de Mutua en el banco. En teoría, están por concretar las funciones del presidente, su carácter o no de ejecutivo, aunque el punto 1 del artículo 11 del Reglamento del Consejo, relativo a “competencias y responsabilidades específicas del Presidente” es taxativo. En todo caso, la de Ignacio Garralda será una presidencia menos personalista y presidencialista, más moderna, que la de Ramírez Pomatta, que sigue siendo miembro del Consejo. Queda, sí, por determinar la composición de la nueva Comisión Ejecutiva, así como las de Auditoría y Nombramientos y Retribuciones

Mutua Madrileña Ignacio Garralda José María Ramírez Pomatta Nombramientos