Es noticia
Menú
Rivero ofrece a los bancos acreedores de Colonial una OPA por la inmobiliaria con el apoyo de Portillo
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
SE HAN COMPROMETIDO A RESPONDER EN 48 HORAS

Rivero ofrece a los bancos acreedores de Colonial una OPA por la inmobiliaria con el apoyo de Portillo

Nuevo capítulo en la batalla que se libra estos días por el control de Colonial. Joaquín Rivero, presidente de Gecina, ha dado un paso al frente

Nuevo capítulo en la batalla que se libra estos días por el control de Colonial. Joaquín Rivero, presidente de Gecina, ha dado un paso al frente y le ha ofrecido a Goldman Sachs, uno de los cuatro bancos acreedores de la inmobiliaria, una OPA por el 100% de Colonial, que pagaría mitad en efectivo y la otra mitad en acciones de Gecina. De acuerdo con las fuentes, la reunión entre ambas partes se produjo ayer en Madrid y contó con la presencia de Luis Portillo, máximo accionista de Colonial con un 40%.

“Ahora la pelota está en el tejado de Goldman Sachs, que se ha comprometido a hablar con el resto de bancos acreedores y responder a Rivero en un plazo de 48 horas”, aseguran fuentes conocedoras de la reunión. La inmobiliaria Gecina ha enviado un comunicado a la CNMV en el que reconoce estas conversaciones, aunque las califica "exploratorias de las posiciones de cada una de las partes implicadas" y añade que, "en el momento presente, no existe proyecto concreto de operación corporativa alguna y mucho menos valoraciones ni precios de cualquier posible operación que pudiese proponerse", dijo.

El banco americano forma parte de la terna de las cuatro entidades que le prestaron a Portillo 8.000 millones de euros para las adquisiciones de Colonial, FCC y Riofisa. La posterior debacle en Bolsa de la compañía y la imposibilidad de hacer frente a ese crédito, que tuvo que refinanciarse, ha provocado que ahora sean estos cuatro bancos, Goldman Sachs, Eurohypo, Calyon y el Royal Bank of Scotland, quienes realmente controlen el futuro de Colonial. “Cualquier solución pasa por ellos”, admite una fuente implicada en la operación.

Fuentes oficiales de Gecina no han querido confirmar ni desmentir esta noticia. “Ha habido reuniones, es cierto, pero han sido en todo caso reuniones preliminares y no se ha hablado en concreto de nada”, aseguran. “No tenemos conocimiento de ninguna reunión para proponer una OPA por Colonial”, insisten.

Nozar quiere vender

Aunque no es una situación ni mucho menos fácil, los bancos acreedores son el único escollo para Rivero en Colonial. Tanto Portillo, que tiene el 40%, como Nozar, que es el segundo accionista de la inmobiliaria con un 13%, quieren desprenderse de sus acciones. La inmobiliaria de la familia Nozaleda ha reconocido estos días que estaba en conversaciones con posibles compradores de su participación en Colonial. Con el apoyo de los dos, Rivero obtendría más del 50% de la empresa.

Quienes quedan fuera de juego si Rivero triunfa son otros dos accionistas de la inmobiliaria: Domingo Díaz de Mera y Aurelio González, que juntos suman alrededor del 13% de la compañía. Precisamente, ellos son los más perjudicados por esta maniobra de Rivero y Portillo porque entraron en Colonial a 5 euros por título, un precio al que será difícil que llegue Rivero pues ayer la compañía cerró a 1,32 euros, y porque en el pasado han mostrado interés por controlar ellos mismos la empresa.

Los otros grandes accionistas, Alicia Koplowitz con un 9% y José Ramón Carabante con un 4%, aceptarán la oferta siempre que sea a un buen precio.

Nuevo capítulo en la batalla que se libra estos días por el control de Colonial. Joaquín Rivero, presidente de Gecina, ha dado un paso al frente y le ha ofrecido a Goldman Sachs, uno de los cuatro bancos acreedores de la inmobiliaria, una OPA por el 100% de Colonial, que pagaría mitad en efectivo y la otra mitad en acciones de Gecina. De acuerdo con las fuentes, la reunión entre ambas partes se produjo ayer en Madrid y contó con la presencia de Luis Portillo, máximo accionista de Colonial con un 40%.

Joaquín Rivero