Es noticia
Menú
En Renfe no creen a Maleni: "Hay algo más que idiomas diferentes entre vía y tren"
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
RETRASOS EN EL AVE

En Renfe no creen a Maleni: "Hay algo más que idiomas diferentes entre vía y tren"

Siguen sorprendiendo en Renfe las explicaciones que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, conocida como Maleni, está dando sobre los retrasos que está sufriendo el AVE

Foto: En Renfe no creen a Maleni: "Hay algo más que idiomas diferentes entre vía y tren"
En Renfe no creen a Maleni: "Hay algo más que idiomas diferentes entre vía y tren"

Siguen sorprendiendo en Renfe las explicaciones que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, conocida como Maleni, está dando sobre los retrasos que está sufriendo el AVE a Valladolid y Málaga. “Nadie la cree. En Renfe hay mucha gente que sabe que los retrasos son por razones distintas a las que ella ha dado públicamente”, explican fuentes internas de la empresa que prefieren mantener el anonimato.

“Es cierto que hay un nuevo sistema de comunicación, lo que ella llama idiomas diferentes entre vía y tren, pero si esa fuera la causa de los retrasos, todos los trenes llegarían tarde, no sólo dos o tres como ha sucedido”, explican estas fuentes. La ministra aseguró hace unos días que la causa de que el AVE llegara con 45 minutos de retraso era que la vía hablaba en sistema diferente al tren y que, por tanto, se producían desajustes porque no se entendían. Portavoces oficiales de Renfe se han puesto en contacto con este diario para confirmar que esa avería fue la causa de los retrasos y que es precisamente Renfe quien comunica a la ministra las razones del retraso.

“Pero la verdadera razón es otra”, aseguran las fuentes consultadas. “Lo cierto es que se ha inaugurado con muchas prisas, antes de tiempo, sin el periodo de pruebas que requería una obra como ésta. En Renfe hay cada vez más gente que piensa que los maquinistas tampoco llevaban las horas de pruebas suficientes para empezar a dar el servicio”, insisten.

La ministra insistió ayer en la causa de los cambios informáticos para justificar los retrasos. Además, Álvarez añadió una nueva: la explotación masiva del servicio, de gran intensidad en determinadas horas.

No es la primera vez que la ministra intenta desviar la atención sobre los problemas del AVE. Según publicó este periódico el 7 de noviembre de 2007, la ministra aseguró que no había ningún problema en la construcción del túnel Abdalajís, que unía Córdoba con Málaga. Álvarez declaró que “no había grietas” en ese túnel, algo que desmintieron los trabajadores que estaban realizando la obra. “Las paredes se agrietaban, los andenes se hundieron y las vías se levantaron y curvaron”, según el relato que hizo a este diario uno de ellos.

Desajustes normales

Lo que más sorprende en Renfe es que la ministra haya explicado mal algo que no es tan raro. “Tiene razón cuando asegura que es normal que en una obra de este tamaño se produzcan desajustes y algunos problemas al inicio del servicio. Ha pasado siempre y seguirá pasando. Lo que sorprende son las justificaciones que da”, explican.

Según un comunicado de Renfe, hasta ayer habían circulado 438 trenes de alta velocidad y sólo 22 habían sufrido retrasos, un 5% del total. “No es mucho, pero sin las prisas electorales serían menos. Y bien explicados, casi no habrían tenido repercusión”, aseguran estas fuentes.

AVE a Barcelona

Mientras tanto, sigue la polémica sobre cuándo llegará el AVE a Barcelona. Ayer, la ministra de Vivienda, la catalana Carme Chacón, se metió en el debate y aseguró que estará en funcionamiento antes de las elecciones del 9 de marzo. Sin embargo, el consejero catalán de Política Territorial, Joaquim Nadal, sólo se atrevió a afirmar que para esas fechas estará terminado el túnel de entrada a la capital catalana.

Siguen sorprendiendo en Renfe las explicaciones que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, conocida como Maleni, está dando sobre los retrasos que está sufriendo el AVE a Valladolid y Málaga. “Nadie la cree. En Renfe hay mucha gente que sabe que los retrasos son por razones distintas a las que ella ha dado públicamente”, explican fuentes internas de la empresa que prefieren mantener el anonimato.