Es noticia
Menú
Quo Vadis, Colonial?
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
LA INMOBILIARIA SE DEJO AYER UN 16% Y CERRO A 2,5 EUROS

Quo Vadis, Colonial?

Se acaban los adjetivos para calificar la situación que tiene encima de la mesa Luis Portillo, presidente y primer accionista de Colonial con un 40%. En

Foto: Quo Vadis, Colonial?
Quo Vadis, Colonial?

Se acaban los adjetivos para calificar la situación que tiene encima de la mesa Luis Portillo, presidente y primer accionista de Colonial con un 40%. En una vuelta de tuerca más a la presión que ya tiene encima el empresario andaluz, ayer la inmobiliaria se dejó en Bolsa casi un 17% y cerró a 2,5 euros por acción, la cotización más baja desde el verano de 2006 y hoy su comportamiento no es mucho mejor, todo lo contrario.

Los títulos de Colonial han caído un 25,4% hasta los 1,88 euros por acción

La importancia de semejante varapalo va más allá del hecho de que Colonial tenga varios créditos vinculados a su cotización en Bolsa, algo que ya de por sí es clave. La terrible bajada de ayer afecta también al núcleo duro de accionistas que han acompañado a Portillo hasta ahora en la aventura de Colonial, donde pierden ingentes cantidades de dinero.

Bancos y núcleo duro. Por ambas partes se le acaba el crédito a Portillo. Tanto la familia Nozaleda, como Domingo Díaz de Mera, Aurelio González y José Ramón Carabante, que suman el 32% de las acciones de la inmobiliaria, acumulan importantes minusvalías con la acción a 2,5 euros (algunos entraron a cinco euros). El otro accionista, Alicia Koplowitz, que tiene un 9%, todavía está en números negros.

De acuerdo con las fuentes consultadas, la caída del 17% de la acción de ayer va a precipitar algunos acontecimientos. Porque son ya muchas veces las que el núcleo duro de Colonial se ha mostrado crítico en privado con la gestión de Portillo y de su equipo. Por ejemplo, con la decisión de mantenerse en el capital de FCC, donde tiene un 15%. Hay quien piensa ya que el andaluz puede repetir la historia protagonizada este mismo año por Enrique Bañuelos en Astroc.

Medidas defensivas

Y mientras la acción sigue cayendo, las soluciones brillan por su ausencia, lo que agrava la situación. Como ya publicó este periódico el pasado 20 de diciembre, la revalorización de Colonial es muy difícil debido a que las posiciones bajistas superan al free float. Según el último informe de la Bolsa, las acciones en préstamo de la inmobiliaria superan los 354 millones, frente a los 280 millones de free float.

Además, los fondos internacionales han perdido el interés en las inmobiliarias españolas, lo que hace casi imposible que la acción pueda reaccionar. Así que sólo queda que sean los propios accionistas de la empresa quiénes compren en el mercado para sujetar la acción. Eso han hecho buena parte de ellos, apremiados por Portillo, como también publicó ya este diario. “Pero esa no es la solución: es la pescadilla que se muerde la cola, es sólo pan para hoy y hambre para mañana”, asegura alguien que conoce la situación.

Cuando esta estrategia ha dejado de funcionar, el nuevo intento de Portillo fue filtrar públicamente que estaba en negociaciones para una posible fusión con Gecina, la inmobiliaria de Joaquín Rivero. El mercado tampoco respondió. Poco después, aseguró también públicamente que si no era con Gecina, sería con otra, pero que habría fusión con alguien en 2008. Tampoco reaccionó el mercado. “Son simplemente medidas defensivas para calmar a los bancos y a los accionistas, nada más”, explican fuentes financieras.

Compra de acciones propias para mantener la acción, anunciar públicamente que está buscando un socio, sea el que sea… Ninguna de estas medidas ha conseguido paliar la grave situación que atraviesa. Ni siquiera vender el 15% de FCC serviría ya porque pierde 500 millones de euros con esa inversión. Quo Vadis?, Colonial.

Pánico inmobiliario

Se acaban los adjetivos para calificar la situación que tiene encima de la mesa Luis Portillo, presidente y primer accionista de Colonial con un 40%. En una vuelta de tuerca más a la presión que ya tiene encima el empresario andaluz, ayer la inmobiliaria se dejó en Bolsa casi un 17% y cerró a 2,5 euros por acción, la cotización más baja desde el verano de 2006 y hoy su comportamiento no es mucho mejor, todo lo contrario.