Es noticia
Menú
Portillo no informó al Consejo de Colonial de sus reuniones con Rivero
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
MALESTAR DE LOS ACCIONISTAS

Portillo no informó al Consejo de Colonial de sus reuniones con Rivero

Siguen los problemas para Luis Portillo. El presidente de la inmobiliaria Colonial no informó al Consejo de sus planes de iniciar el proceso de fusión con

Foto: Portillo no informó al Consejo de Colonial de sus reuniones con Rivero
Portillo no informó al Consejo de Colonial de sus reuniones con Rivero

Siguen los problemas para Luis Portillo. El presidente de la inmobiliaria Colonial no informó al Consejo de sus planes de iniciar el proceso de fusión con Joaquín Rivero, según han informado a este diario en fuentes conocedoras de la situación. La operación fue conocida el pasado viernes y confirmada poco después por Colonial a la CNMV. También Gecina, la empresa de Rivero, han reconocido los contactos.

Según aseguró Colonial, se han producido dos reuniones “preeliminares” sin que ambas empresas hayan intercambiado todavía información financiera. Fue Portillo quien se acercó a Rivero hace alrededor de dos meses para proponer la operación, pero el empresario andaluz no informó al consejo de Colonial de esos contactos. “Él es así, suele ir por libre”, asegura alguien del sector. Un portavoz oficial de Colonial ha preferido no hacer comentarios sobre este asunto.

Este es otro capítulo de la tensa situación que se vive en el consejo de la inmobiliaria. Como ha publicado ya este periódico hace algunos días, Portillo no cuenta con el apoyo firme de todo el consejo, quien le ha exigido ya varios cambios en la gestión de la empresa sin mucho éxito. Una de esas peticiones ha sido la de vender el 15% que todavía mantiene en FCC, la constructora de Esther Koplowitz, a lo que Portillo no ha cedido. Colonial pierde 450 millones de euros en esa inversión.

Algunas fuentes, quizá atrevidas, auguran un final para Portillo parecido al de Enrique Bañuelos en Astroc. Ahora mismo, el andaluz mantiene un 40% de Colonial, pero el resto de consejeros ya suma más que él. Domingo Díaz de Mera y Aurelio González, que van de la mano, tienen un 13%, lo que sumado al 16% de Nozar, al 9% de Alicia Koplowitz y al 4,1% de José Ramón Carabante, rozan el 43%. Todos, a excepción de Koplowitz, pierden dinero en sus inversiones.

El fondo de la cuestión sigue siendo la delicada situación financiera de Colonial, que acumula una deuda de más de 7.000 millones de euros, mientras la acción sigue a la baja. Hoy, la compañía aprueba en Junta Extraordinaria la integración con Riofisa y la posibilidad de emitir bonos por valor de 4.000 millones de euros. Puede ser un respiro, aunque no es fácil colocar ahora tanto dinero. Algunas empresas han tenido que paralizar esas operaciones.

El mercado, también en contra

Si el consejo no está a favor de Portillo, tampoco el mercado ha demostrado confiar en Colonial. La prueba más evidente es que el viernes, cuando la inmobiliaria confirmó los contactos con Gecina, el valor ni se movió: cerró a 3,25 euros por acción, tal y como había abierto.

“Es increíble que ni siquiera cuando anuncia una fusión que le va a salvar de la deuda el mercado reaccione. Es un síntoma de que no le cree y que la acción está medio muerta”, explican fuentes del mercado. Al día siguiente, es decir, ayer lunes, Colonial fue uno de los valores más castigados con una bajada del 6,2%, hasta los 3,05 euros. La capitalización de la inmobiliaria es menor ya de los 2.500 millones de euros. Poco más que NH Hoteles y algo menos que Antena 3 TV, las dos empresas que salen del Ibex 35 el próximo uno de enero. Si Portillo filtró la noticia para subir la cotización de Colonial, de momento, no lo ha conseguido.

Siguen los problemas para Luis Portillo. El presidente de la inmobiliaria Colonial no informó al Consejo de sus planes de iniciar el proceso de fusión con Joaquín Rivero, según han informado a este diario en fuentes conocedoras de la situación. La operación fue conocida el pasado viernes y confirmada poco después por Colonial a la CNMV. También Gecina, la empresa de Rivero, han reconocido los contactos.