La paradoja de Wall Street: los banqueros se reparten un ‘bonus’ de oro y los accionistas pierden miles de millones

Los ‘bonus’ no entienden de crisis. Pese a las pérdidas millonarias en bolsa que han sufrido miles de accionistas en Wall Street –en torno a los

Foto: La paradoja de Wall Street: los banqueros se reparten un ‘bonus’ de oro y los accionistas pierden miles de millones
La paradoja de Wall Street: los banqueros se reparten un ‘bonus’ de oro y los accionistas pierden miles de millones

Los ‘bonus’ no entienden de crisis. Pese a las pérdidas millonarias en bolsa que han sufrido miles de accionistas en Wall Street –en torno a los 74.000 millones de dólares, según cifras recopiladas por Bloomberg-, los gigantes financieros de la Gran Manzana preparan un nuevo año récord de pagas extraordinarias. Las previsiones más catastrofistas que aseguraban que la crisis crediticia pasaría factura a los ‘bonus’ de los grandes ejecutivos, parece que se quedarán sólo en un susto.

El portal financiero estima que sólo las cinco firmas de inversión, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Lehman Brothers y Bear Stearns, pagarán este año en torno a 38.000 millones de dólares, frente a los 36.000 millones de 2006. Esa cuantiosa cifra se repartirá entre sus 186.000 empleados -ejecutivos incluidos-, lo que supone unos 200.000 dólares por cabeza. Las cifras globales son mucho más abultadas. Un analista de Bank of America habla incluso de 60.800 millones de dólares, una cifra que se situaría un 3% por debajo de las cifras del año pasado, según recoge Financial News.

Pese a las última sacudidas bursátiles, los cinco grandes bancos de inversión más importantes de Wall Street han hecho los deberes y han conseguido ingresos récord de 9.000 millones de dólares en concepto de honorarios derivados de fusiones y adquisiciones, a los que hay que sumar otros 5.000 millones procedentes de sus labores de asesoramiento en salidas a bolsa y en la colocación de bonos basura, utilizados para financiar compras apalancadas.

De hecho, el buen comportamiento de los departamentos de M&A –fusiones y adquisiciones- de estas compañías permitirá que, pese a las nefastas consecuencias de la crisis subprime, las pagas extras se mantengan intactas.

Es el caso, por ejemplo de UBS. Su división de fusiones y equities ha sido muy fuerte este año y ha sobrevivido al credit crunch. UBS se sitúa este año a la cabeza de las operaciones en los mercados de capitales globales por ingresos con 436 acuerdos que le han reportado 1.400 millones de dólares en honorarios. Asimismo, la entidad ocupa el cuarto puesto en ingresos por M&A con 1.600 millones, por delante de Merril Lynch, que ocupa el quinto puesto y por detrás de Morgan Stanley, en el segundo lugar.

Los últimos cinco años han sido de bonanza económica y eso se ha traducido en el pago de ‘bonus’ estratosféricos, especialmente a sus principales ejecutivos. De hecho, hay que remontarse a 2002 para ver un descenso de esas pagas ‘extra’. Ese año, el índice Standard & Poor’s 500 perdió un 23% y Enron y WorldCom fueron a la bancarrota.

Algunos directivos se pierden el bonus

Este año, las cifras volverán a ser muy golosas, si bien, algunos de los principales directivos de estos bancos de inversión no conseguirán cobrarlos. Es el caso, por ejemplo de Stan O’Neil, ex CEO de Merrill Lynch, una de las cabezas que ha rodado a cuenta de la crisis subprime. O’Neil, sin embargo, no se va con las manos vacías.

Su sustit

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios