Moody's duda sobre el plan de refinanciación de BAA (Ferrovial) y amenaza con tasarlo con 'bono basura'

Nubes negras sobre BAA. La filial aeroportuaria de Ferrovial comienza a retrasarse en su objetivo de refinanciar la astronómica deuda contraída tras la compra de los

Foto: Moody's duda sobre el plan de refinanciación de BAA (Ferrovial) y amenaza con tasarlo con 'bono basura'
Moody's duda sobre el plan de refinanciación de BAA (Ferrovial) y amenaza con tasarlo con 'bono basura'

Nubes negras sobre BAA. La filial aeroportuaria de Ferrovial comienza a retrasarse en su objetivo de refinanciar la astronómica deuda contraída tras la compra de los aeropuertos británicos en 2006. Moody's, la agencia de califiación de riesgo crediticio, ha tomado buena nota de la situación y, pese a mantener las actuales calificaciones en Baa2 -dos escalones por encima del bono basura o especulativo-, señala que mantiene bajo revisión ese estatus para un posible rebaja.

La deuda afecta asciende a 4.500 millones de libras La revisión fue iniciada el pasado 10 de abril de 2006 en el momento del anuncio del consorcio ADI (que incluye a Ferrovial, una caja canadiense y un fondo de Singapur) de comprar BAA por unos 18.000 millones de euros.

La operación se completó el 15 de agosto de 2006 utilizando la financiación bancaria para financiar parcialmente la compra. Ferrovial preveía refinanciar deuda por 12.500 millones traspasando la misma a los activos regulados del gestor de aeropuerto, que disponen de garantías especiales por estar respaldados por el Gobierno.

Era la mayor emisión de bonos corporativos en Europa, pero la tormenta financiera de este verano sembró de dificultades una operación que finalmente tuvo que retrasar hasta el primer trimestre de 2007.

El consorcio se planteó el pasado mes de enero un ambicioso plan de refinanciación (Ring-Fenced), que supone el traspaso de deuda sobre activos regulados para aprovechar el ráting de más alta calidad y, por tanto, aprovecharse de unas mejores condiciones de financiación.

La emisión de obligaciones sobre activos regulados por el Estado conlleva, como pretende Ferrovial con BAA, una asimilación de las calificaciones o rátings a la deuda pública. Reino Unido cuenta con la 'triple A' o máxima calificación de las agencias de ráting internacionales como S&P, Moody's o Fitch. De esta manera, la filial de Ferrovial se acercaría -en el caso de que lo consiga- a la máxima calificación con lo que rebajaría sensiblemente los costes financieros de la deuda con un mejor ráting.

La calificación Baa2 -dos escalones por encima del bono basura o especulativo- se basa en la suposición de que BAA la refinanciación, asegura Moody's en un duro informe, en el que advierte: "en el caso de que esto no se logre, y la ausencia de cualquier garantía adicional sobre los bonos, Moody's podría ver la valoración de los bonos en [rating] Ba", es decir, dos escalones por debajo del nivel actual y en el peor de los escenarios posibles para Ferrovial: el temido bono basura.

Finanzas personales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios