Es noticia
Menú
La OPEP promete más petróleo al mercado: el verdadero reto es que lo cumpla
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
648.000 barriles diarios

La OPEP promete más petróleo al mercado: el verdadero reto es que lo cumpla

El incremento de la producción anunciado por el cártel petrolero ha sido recibido con desconfianza por los inversores, motivando un repunte de la cotización del Brent

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La OPEP+ ha prometido más petróleo a los mercados, pero estos no parecen convencidos. Pocos minutos después de que se conociera que el cártel petrolero planea elevar su producción en 648.000 barriles diarios durante los meses de julio y agosto (un 50% más de lo inicialmente planeado), los precios del petróleo Brent, que hasta entonces registraban caídas cercanas al 3%, pasaron a lucir ganancias superiores al 3,5%.

Aunque buena parte de este repunte se diluyó en las horas siguientes, pasando a ganar un 1,5%, la reacción del mercado evidencia una decepción que a primera vista puede resultar chocante. Al fin y al cabo, la OPEP+ ha venido recibiendo desde hace meses continuas presiones para adoptar una decisión como esta, con el fin del aliviar las tensiones que se vienen registrando en el mercado del crudo —motivando un incremento de precios de en torno al 70% en los últimos seis meses— y ha acabado cediendo en un momento especialmente crítico, tras el reciente acuerdo europeo para restringir la compra de petróleo ruso.

Sin embargo, ni la forma ni las intenciones de la OPEP+ parecen escapar a las sospechas de los inversores. Horas antes de la reunión, el diario ‘Financial Times’ había informado de que Arabia Saudí planeaba elevar su producción para cubrir el hueco dejado por las sanciones a Rusia y evitar un incremento de los precios. Lo que vendría a ser una respuesta a las peticiones en este sentido lanzadas desde la Casa Blanca implicaba, por otro lado, una aceptación tácita de las restricciones a las que está sometido el crudo ruso y la disposición del resto a ocupar su lugar.

El acuerdo de la OPEP+ precisa de que Rusia logre colocar más crudo en los mercados

Pero nada de esto parece inferirse de un acuerdo que, no en vano, parece haber contado con el respaldo total de Rusia, según ha trascendido. Es más, el pacto para incrementar la producción se basa en buena medida en que el gigante euroasiático sea capaz también de poner en el mercado un nivel de oferta superior al actual.

La intención de la OPEP+ pasa, de hecho, por que cada uno de sus miembros asuma su parte proporcional en el incremento anunciado. Y esto no solo otorga a Rusia un papel clave, sino que implica también aumentos de producción en países como Angola o Nigeria, que han sido incapaces en los últimos meses de cumplir con su parte del acuerdo de producción. Por esta razón, algunos expertos calculan que el incremento efectivo de la oferta será de apenas la mitad de lo anunciado.

Foto: EC

Uno de los grandes méritos de la OPEP+, desde que inició su política de cuotas de producción en 2017, ha sido mantener un amplio grado de cohesión y compromiso que ha sido muy efectivo para su objetivo de contener la expansión del ‘shale oil’ (los productores de esquisto) y elevar los precios. Entre los países miembros, está muy viva la crisis desatada en el primer semestre de 2020, cuando las diferencias entre Arabia Saudí y Rusia derivaron en una guerra de precios que hundió la cotización del barril de petróleo (en algunos casos, a niveles por debajo de cero), y parecen mostrarse remisos a tomar medidas que puedan entenderse como un agravio por parte de Rusia y socavar la unidad tan duramente labrada.

Entre otras razones, porque la situación actual del mercado satisface los intereses de estos países. Es cierto que a los productores no les conviene forzar una crisis económica que acabe deteriorando sustancialmente la demanda petrolera (de hecho, la organización ya rebajó recientemente sus estimaciones de demanda para el año en unos 200.000 barriles diarios). Pero con unas tasas de crecimiento aún robustas —tras el recorte, se calcula que la demanda se incrementará este año en 3,4 millones de barriles—, la organización puede confiar en compensar cualquier deterioro adicional de la demanda con mayores precios de venta.

La OPEP+ aún espera que la demanda crezca este año en 3,4 M de barriles diarios

Incluso, que la OPEP+ haya accedido a elevar su producción, tras meses de resistencia, puede verse como una señal de alarma, la constatación de que actualmente existe una escasez de oferta que puede dar pie a dificultades de abastecimiento en los próximos meses. Esta misma tarde, la Agencia Internacional de la Energía notificó una brusca caída de los inventarios de petróleo en Estados Unidos, mientras firmas como Bank of America han planteado que podrían ser necesarias medidas de racionamiento de los carburantes para combatir los elevados precios.

Con más de dos millones de barriles de crudo ruso llamados a sufrir el veto europeo de aquí a finales de año, la OPEP tiene ante sí una difícil tarea para cubrir el vacío. No solo por su aparente escasa disposición, sino también porque sus márgenes para ello, en forma de capacidad sobrante, parecen ajustados y muy concentrados (en Arabia Saudí, Irán y Emiratos Árabes, principalmente), según indican desde ING.

El reequilibrio del mercado del petróleo está llamado a ser un proceso largo y doloroso. Y el gesto anunciado este jueves por los países productores difícilmente resultará algo más que un brindis al sol. Menos aún si ni siquiera son capaces de cumplirlo.

La OPEP+ ha prometido más petróleo a los mercados, pero estos no parecen convencidos. Pocos minutos después de que se conociera que el cártel petrolero planea elevar su producción en 648.000 barriles diarios durante los meses de julio y agosto (un 50% más de lo inicialmente planeado), los precios del petróleo Brent, que hasta entonces registraban caídas cercanas al 3%, pasaron a lucir ganancias superiores al 3,5%.

OPEP Petróleo
El redactor recomienda