Es noticia
Menú
Allfunds cae por debajo del precio de salida a bolsa: las dudas más allá de la tormenta rusa
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Cae un 20% por debajo de la OPV

Allfunds cae por debajo del precio de salida a bolsa: las dudas más allá de la tormenta rusa

Tras un brillante estreno en bolsa, las acciones de Allfunds han registrado una profunda corrección, que le ha llevado a cotizar ya por debajo del nivel al que saltó al parqué

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Allfunds vive sus horas más bajas sobre el parqué bursátil. A poco más de un mes para cumplir su primer año de cotización, poco rastro queda en el grupo que dirige Juan Alcaraz del brío mostrado en los meses posteriores a estreno. Este jueves, tras perder un 1,48%, sus acciones fijaron un precio de 9,36 euros, un mínimo histórico que se sitúa casi un 20% por debajo de los niveles a los que inició su andadura en bolsa.

En su reciente publicación de los resultados preliminares de 2021, el pasado 25 de febrero, desde la compañía se esforzaron en establecer unas barreras claras entre su negocio y la crisis ucraniana. Mientras el consejero delegado, Juan Alcaraz, negaba cualquier vinculación con bancos o firmas de distribución de fondos rusos, el grupo resaltaba en un comunicado que su modelo de ingresos “brinda resiliencia en tiempos de volatilidad del mercado”. Ese día, sin embargo, sus acciones cedieron más de un 8% y el descalabro ha tenido continuidad en las cuatro sesiones siguientes, un castigo que resulta casi imposible de desvincular de la situación creada por la invasión de Ucrania.

En un informe publicado el pasado martes, los analistas de Barclays recortaban en un 14% el precio objetivo que otorgan a Allfunds. Según los analistas del banco británico, la debilidad y la volatilidad que se han instalado en los mercados dan forma a unas condiciones de negocio menos propicias para el grupo de origen español, que al fin y al cabo depende del apetito inversor para seguir ampliando su base de clientes y de activos bajo gestión.

La guía de resultados para 2022 se situó claramente por debajo de las expectativas

Este deterioro del entorno ya se habría plasmado en las previsiones para 2022 que la compañía emitió junto con sus resultados, con una estimación del crecimiento de los ingresos ordinarios del 10% y unos márgenes operativos planos, que se situaron ostensiblemente por debajo de las perspectivas del mercado. En su informe, los expertos de Barclays destacaban que, aunque estas cifras conducirán a una revisión a la baja del crecimiento a corto plazo de Allfunds, los números planteados por la compañía siguen apuntando a un crecimiento sólido que hace sus valoraciones bursátiles muy atractivas.

Sin embargo, a medida que se extienden las turbulencias generadas por la crisis ucraniana, los inversores parecen empezar a descontar que ni siquiera las previsiones presentadas por la compañía sean alcanzables. No en vano, el buen hacer reciente de Allfunds ha estado respaldado por un escenario especialmente favorable para la inversión, caracterizado por la abundancia de liquidez y la escasez de alternativas, que han llevado a muchos particulares a estrenarse en el universo de los fondos.

Foto: Foto: EC.

La volatilidad actual —de la que la invasión rusa de Ucrania es solo un elemento más, junto a las presiones inflacionarias y las incertidumbres sobre el rumbo de la política monetaria— supone, en cambio, un elemento que puede conducir a muchos inversores en fondos hacia la puerta de salida. Sin visibilidad sobre el fin de las tensiones y con pocas razones para confiar en una próxima vuelta a un entorno de mercado parecido al de los últimos años, no son pocos los argumentos para poner en cuarentena las expectativas generadas en torno a Allfunds.

Porque lo cierto es que los primeros pasos en bolsa de la plataforma de fondos estuvieron marcados por una corriente de optimismo muy reseñable, que le llevó a establecer un precio máximo en octubre casi un 60% encima del precio de la OPV. Desde entonces, ciertas dudas sobre la sostenibilidad de las valoraciones alcanzadas (su PER estimado llegó a rondar las 50 veces) y la paulatina rotación de los inversores hacia acciones más ligadas al ciclo económico que hubieran quedado rezagadas propiciaron un rápido repliegue de su valoración, que se ha acelerado con la crisis ucraniana, drenando prácticamente la mitad del valor de la compañía en apenas cinco meses.

Las firmas de análisis le otorgan una valoración un 76% por encima de la cotización actual

Hay razones para pensar que el mercado puede haberse excedido en su ajuste. Así parece desprenderse del hecho de que ninguna de las 12 firmas de análisis que cubren Allfunds, según los registros de Bloomberg, aconseje la venta de sus acciones (nueve recomiendan comprar y tres se inclinan por mantener), su precio objetivo medio se sitúe un 76% por encima de su cotización actual e incluso la firma menos optimista con el valor (Autonomous Research, filial de Bernstein) le otorgue un potencial de revalorización superior al 20%.

“La acción ahora cotiza por debajo de su precio de salida a bolsa. Creemos que esto crea una oportunidad para los inversores que buscan un punto de entrada, dado que el caso de inversión a largo plazo permanece intacto”, señalan en Barclays, donde ponen en valor el alto grado de ingresos recurrentes de la compañía, “los mejores márgenes operativos de su clase y una base de activos bajo gestión más diversificada que la de sus pares”.

Se trata de los mismos méritos que le valieron una buena acogida por parte del mercado cuando llegó al parqué. Hoy, bajo la tormenta desatada en torno a Ucrania, los inversores se muestran cada vez más reacios a reconocérselos, probablemente bajo el temor de que cuando el polvo se asiente la imagen ya no luzca tan prometedora como antes.

Allfunds vive sus horas más bajas sobre el parqué bursátil. A poco más de un mes para cumplir su primer año de cotización, poco rastro queda en el grupo que dirige Juan Alcaraz del brío mostrado en los meses posteriores a estreno. Este jueves, tras perder un 1,48%, sus acciones fijaron un precio de 9,36 euros, un mínimo histórico que se sitúa casi un 20% por debajo de los niveles a los que inició su andadura en bolsa.

Inversiones Ahorro e inversión