Es noticia
Menú
Red Eléctrica y la venta de Reintel: un mal momento para hacerse notar
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Mala reacción en bolsa

Red Eléctrica y la venta de Reintel: un mal momento para hacerse notar

Aunque la venta del 49% del negocio de fibra óptica se ha cerrado a mejores valoraciones de lo estimado, la compañía ha reaccionado negativamente en bolsa

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Red Eléctrica cerró en la noche de este jueves una de esas operaciones a las que resulta muy difícil ponerle un pero. Después de mucho tiempo de negociaciones, la compañía que preside Beatriz Corredor selló la venta del 49% de su negocio de fibra óptica oscura, Reintel, al fondo KKR por un monto de 971 millones de euros.

Las intenciones del gestor de infraestructuras eléctricas de vender una participación minoritaria de este negocio eran ampliamente conocidas y su propósito había sido bendecido de forma casi unánime por los analistas. Entre otras cuestiones, se valoraba que le permitiría cristalizar valor, reducir exposición a un negocio de dudoso encaje con su actividad regulada y limitar su endeudamiento, en un momento en que el grupo debe afrontar importantes inversiones en la red nacional para integrar las renovables.

Pero si la transacción tiene poco de sorprendente, Red Eléctrica sí logró cerrar la venta con unas valoraciones muy por encima de las que se venían planteando, que fijaban el valor del 100% de Reintel en niveles más próximos a los 1.300 millones de euros.

Renta 4 observa que el precio de venta mejora en un 11% su valoración de Red Eléctrica

“La noticia es muy positiva, la entrada de caja permitirá dar una mayor capacidad financiera al grupo para asumir sus inversiones previstas en el plan estratégico, permitiendo cierta mejora de su estructura financiera, y aunque era una operación que se esperaba, el precio final nos ha sorprendido muy positivamente. Si aplicamos ese precio al resto de la participación, eleva nuestro precio objetivo un 11%”, observa Ángel Pérez, analista de Renta 4, en una nota para clientes emitida en la mañana de este viernes.

A esto se añade, tal y como destacan en Bankinter, que estos ingresos deberían ofrecer mayor visibilidad sobre la sostenibilidad a medio plazo de los dividendos de la compañía, que ha sido recurrentemente puesta en tela de juicio por diversas firmas de análisis, dado el esperado declive de sus ingresos regulados a partir de 2023, cuando deje de ingresar por sus activos previos a 1998.

Sin embargo, la noticia ha distado mucho de suponer un acicate para la cotización de Red Eléctrica en la mañana de este viernes. Aunque sus títulos arrancaron la jornada con ganancias que llegaron a sobrepasar el 2%, pronto dieron paso a una oleada de ventas que se tradujo en caídas que llegaron a rondar el 4% y que a lo largo de la sesión se moderaron al entorno del 1,6%.

Foto: Foto: EC.

No hace falta un conocimiento muy exhaustivo de los mercados para entender que, con frecuencia, el sentimiento de los inversores se muestra muy voluble y errático y las justificaciones a un movimiento puntual pueden quedar en entredicho al día siguiente. Pero la rotunda caída de Red Eléctrica en la mañana de este viernes debe leerse desde la perspectiva de una compañía que hace tiempo que se maneja en el mercado a contracorriente de lo que determinan los números de los expertos.

El grupo que dirige Roberto García Merino es mirado desde hace varios ejercicios con escepticismo por parte de los analistas, que consideran que ni la visibilidad de sus ingresos regulados ni su elevada rentabilidad por dividendo pueden esconder la realidad de un perfil de ingresos estancado -si no decreciente- y lastrado por un balance algo sobrecargado. Y, sin embargo, sus acciones han protagonizado en los últimos ocho meses una excepcional escalada, superior al 40%, que le ha permitido pulverizar sus registros históricos (en gráficos ajustados por dividendo), en lo que puede entenderse como una nueva apuesta de los inversores por la seguridad, en un contexto de elevadas incertidumbres.

Pero son muchas las voces que vienen advirtiendo desde hace tiempo que las valoraciones del grupo están excesivamente estiradas -cotiza a un PER estimado para 2022 de 14,5 veces, frente a las 13,4 de Enagás-. De hecho, la compañía presenta hoy su peor perfil de recomendaciones en los últimos 15 años, según los registros de Bloomberg. Solo dos de las 27 firmas que cubren el valor aconsejan su compra.

Red Eléctrica registra hoy sus peores recomendaciones en 15 años

Es ilustrativo el hecho de que, aplicando la mejora del 11% de la valoración que contempla Renta 4 por la venta de Reintel, el precio objetivo resultante (18,05 euros por acción) se situaría aún por debajo de la cotización actual de Red Eléctrica, incluso después del revés de este viernes, por lo que siguen aconsejando infraponderar las acciones.

De este modo, queda de relieve que para la compañía de infraestructuras eléctricas la venta de Reintel más que aflorar un valor oculto le ha expuesto a un nuevo escrutinio de los inversores sobre sus valoraciones que ha hecho saltar las alarmas. Sobre todo, porque a Red Eléctrica se le presenta ahora otro obstáculo nada desdeñable en su camino, en forma de giro de los bancos centrales hacia políticas más restrictivas, lo que suele jugar en contra de compañías de un perfil defensivo y crecimientos limitados como el suyo.

Parece difícil, pues, poner reparos a la venta de Reintel. Pero es probable que a la cotización bursátil de Red Eléctrica le conviniera algo menos de protagonismo en estos momentos.

Red Eléctrica cerró en la noche de este jueves una de esas operaciones a las que resulta muy difícil ponerle un pero. Después de mucho tiempo de negociaciones, la compañía que preside Beatriz Corredor selló la venta del 49% de su negocio de fibra óptica oscura, Reintel, al fondo KKR por un monto de 971 millones de euros.

Red Eléctrica de España (REE) KKR Venta
El redactor recomienda