CIE Automotive y Gestamp: un problema común, perspectivas divergentes
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Mala racha en bolsa

CIE Automotive y Gestamp: un problema común, perspectivas divergentes

La crisis de los semiconductores ha pasado factura a las perspectivas de ambas compañías, pero los expertos parecen augurar un daño mayor para Gestamp que para CIE

Foto: EC.
EC.

Pocos sectores han experimentado en las últimas semanas un vuelco de su sentimiento tan brusco como el de la automoción. Tras situarse al frente de las ganancias en las bolsas durante buena parte del año, la industria ha recibido recientemente un jarro de agua fría ante la constatación de que los problemas de producción generados por la falta de semiconductores, lejos de aminorar, se han intensificado a lo largo del verano.

La impresión de que esta situación no se normalizará hasta el segundo semestre de 2022 ha llevado a los analistas a recortar de forma sensible sus pronósticos de ventas de vehículos tanto para este ejercicio como para el siguiente. Y esto está haciendo mella, de forma muy notable, en las acciones de los grupos españoles de componentes CIE Automotive y Gestamp, que en el último mes han sufrido pérdidas superiores al 13,5% y el 17%, respectivamente, fulminando las ganancias que habían acumulado durante la primera mitad del año.

Es evidente que, aunque los problemas de suministros de semiconductores no suponen un hándicap directo a la actividad de ambas compañías, el deterioro de las perspectivas del sector lastra las opciones de negocio de ambas empresas, lo que ya se viene reflejando en los pronósticos de los analistas, que vienen rehaciendo a la baja sus proyecciones tanto en uno como en otro grupo desde hace varias semanas.

Alantra ha recortado un 4% su valoración de CIE Automotive y un 25% la de Gestamp

Sin embargo, pese al origen común de las dificultades por las que atraviesan ambas cotizadas, resulta llamativa la diferente manera en que los expertos están valorando el impacto que este escenario puede tener en uno y otro grupo y que se puede observar en la mejor evolución de las recomendaciones sobre las acciones de CIE Automotive (hasta un 78% de consejos de compra, actualmente) que en el caso de Gestamp (un 44% aconseja comprar).

Lo que separa a uno y otro valor en la visión del mercado parece quedar bien reflejado en un informe emitido este miércoles por el equipo de análisis de Alantra Equities. La firma tiene una visión positiva sobre las perspectivas de ambos grupos pese al deterioro de las expectativas. Pero si en ambos grupos ha reducido las estimaciones de ventas para 2021 y 2022 en un 5% y un 7%, respectivamente, llama la atención que esto se traduzca en un recorte del 25% de la valoración que otorga a Gestamp, frente al ajuste de apenas un 4% que aplica al precio objetivo de CIE Automotive.

Foto: Foto: EFE.

Son varios los argumentos ofrecidos desde Alantra para justificar este rasero tan desigual, y entre ellos destaca el hecho de que, mientras para CIE Automotive la caída de los ingresos se traduce en una merma del beneficio esperado para este año y el próximo del 8% y el 10%, en el caso de Gestamp, un ajuste similar de los ingresos da pie a una caída de las ganancias del 27% y el 44%, debido a su elevado apalancamiento operativo y financiero.

Además, el grupo que dirige Jesús María Herrera puede confiar, por las características de sus productos, en situarse entre las primeras compañías del sector en recuperar sus volúmenes de actividad. "Creemos que los proveedores de nivel 2 (como CIE) pueden comenzar a ver la recuperación antes que la industria, debido a que los proveedores de nivel 1 y los fabricantes de vehículos acumulan inventarios de otros productos para el aumento de la producción una vez que los semiconductores estén disponibles nuevamente", señalan en Alantra.

CIE Automotive ha mostrado una gran capacidad para defender sus márgenes durante las crisis

Estos puntos tienen la suficiente entidad para explicar, al menos en parte, la discrepancia en la visión de los expertos sobre una y otra sociedad. Pero CIE Automotive también cuenta a su favor con factores tan determinantes como la confianza labrada durante años en la capacidad para adaptar su negocio a periodos de dificultades. "Históricamente, CIE ha manejado situaciones de crisis mejor que sus competidores (los márgenes ebitda de 2020 se redujeron solo dos puntos porcentuales, hasta el 15%, el doble que la media del sector en un buen año)", resaltan en el informe.

Por si esto no fuera suficiente, desde Alantra recuerdan que CIE Automotive cuenta con una potencia de fuego de hasta 1.500 millones de euros (más de la mitad de su valor bursátil) para abordar operaciones corporativas hasta 2025, en un escenario en que la crisis podría generar oportunidades interesantes para un grupo con un considerable 'track record' para generar valor a través de adquisiciones de rivales.

Todo esto puede explicar el mejor desempeño de CIE frente a Gestamp a lo largo de 2021 y sus mejores expectativas, pese a contar con unas valoraciones significativamente más exigentes. Pero esto es poco consuelo para una empresa que no ha dejado de sufrir los pesares de la escasez de semiconductores y a la que aún le aguardan por delante varios meses de dificultades. La buena noticia es que estas parecen llamadas a resultar pasajeras y que cuando la situación se aclare tanto CIE como Gestamp parecen bien posicionadas para beneficiarse de la recuperación, aunque una en mayor medida que la otra.

Pocos sectores han experimentado en las últimas semanas un vuelco de su sentimiento tan brusco como el de la automoción. Tras situarse al frente de las ganancias en las bolsas durante buena parte del año, la industria ha recibido recientemente un jarro de agua fría ante la constatación de que los problemas de producción generados por la falta de semiconductores, lejos de aminorar, se han intensificado a lo largo del verano.

Gestamp CIE Automotive Coches
El redactor recomienda