Ferrovial y la venta de Medioambiente: trabajo (bien) hecho para el día de mañana
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Operación de 1.133 millones

Ferrovial y la venta de Medioambiente: trabajo (bien) hecho para el día de mañana

La compañía cierra la venta del negocio de servicios medioambientales en España y Portugal y avanza en el giro estratégico que ya se marcó hace más de dos años

placeholder Foto: EC Diseño
EC Diseño

La venta de la división de Medioambiente de Ferrovial en España y Portugal no ha encontrado en el mercado un respaldo contundente. Tras un fuerte arranque de sesión, en el que sus acciones llegaron a sumar más de un 2,5%, la cotización del grupo se fue desinflando con el paso de las horas hasta situarse en el lado de los números rojos, cediendo así al tono negativo que se impone este martes en el parqué nacional.

Esto no es óbice para que esta desinversión pueda ser catalogada como positiva, casi sin posibilidad de añadirle un pero. Los 1.133,5 millones de euros que Prezero International, del Grupo Schwarz, ha pagado por el negocio a la venta representan una valoración EV (Valor de Empresa) sobre ebitda de 8,7 veces, que se sitúa por encima de las valoraciones que los analistas venían asignándole, que rondaba en la mayoría de los casos las 7 veces. Es por eso que firmas como Bestinver Securities, Renta 4 o Bankinter sugieren mejoras de su valoración del grupo de entre el 1 y el 1,5%.

La operación representa un paso adelante muy significativo para que Ferrovial pueda dar carpetazo de una vez a un movimiento estratégico, el de la venta de sus actividades de Servicios, que lleva coleando desde hace más de dos años y que hasta ahora solo se había traducido en la venta del negocio en Australia. Si ese giro fue recibido en su momento como una decisión acertada, el lento avance en el mismo ha generado por momentos cierta desazón en el mercado, que lo observa como un cabo suelto persistente que impide visualizar con claridad el rumbo futuro de la compañía que preside Rafael del Pino. Tras esta nueva operación, a Ferrovial ya solo le faltaría desprenderse de la división británica (Amey) y la internacional.

La venta supera las valoraciones asumidas por la mayoría de las casas de análisis

Ahora, sin embargo, no son estas las principales inquietudes de los inversores, mucho más centrados en la evolución de la pandemia y las restricciones a la movilidad, que tienen un importante impacto en las perspectivas de negocio de las infraestructuras de Ferrovial, como quedó en evidencia en los resultados presentados por el aeropuerto londinense de Heathrow este lunes. No es casual que en los últimos dos meses, desde que la variante delta empezó oscurecer las expectativas en torno a la temporada estival, las proyecciones de ingresos del grupo en 2021 se hayan reducido en más de un 1,5%.

"Al tener tanto peso las infraestructuras en la valoración, alrededor del 70%, la recuperación del tráfico es clave, sobre todo en la ETR de Toronto porque las de Texas parece que van mejor, pero todavía están por debajo de niveles previos. Heathrow y el resto de aeropuertos no tienen un gran peso (algo más del 5% del total cálculo) en la valoración, pero sin duda también es importante que se recupere para mejorar la valoración", corrobora Ángel Pérez, analista de Renta 4.

En estas circunstancias, y tras remontar cerca de un 30% entre mediados de febrero y principios de julio, la cotización de Ferrovial parece haber encontrado un tope, tras el que ha cedido cerca del 4% en las últimas semanas, mientras los inversores se cuestionan si no estarían asumiendo ya una recuperación demasiado rápida del negocio.

El grupo tiene ahora mayor margen para invertir en nuevas infraestructuras

La venta anunciada este martes refuerza mucho la posición financiera de Ferrovial y no solo diluye así las dudas que pudieran sobrevolar su política de dividendos, sino que le ofrecería margen para reforzar su remuneración al accionista. Y, más importante aún, le otorga una reseñable potencia de fuego para lanzarse a por nuevas oportunidades en el segmento de las infraestructuras, que como resaltan en Banco Sabadell, "es donde genera mayor valor para el accionista".

Llegados a ese punto, el acierto en las infraestructuras a añadir a su cartera parece clave para que Ferrovial -que también cuenta con un importante potencial en su área de construcción- pueda convencer al mercado del atractivo de su historia de crecimiento a futuro. Los millonarios planes de desarrollo de infraestructuras en mercados como el estadounidense, donde el grupo cuenta con una sólida posición, ya parecen abonar un campo de oportunidades más que suficiente para materializar estas inversiones.

Será de momento la evolución de la pandemia la que ponga unos límites más o menos estrictos al rumbo bursátil de Ferrovial. Una vez se consiga dejar atrás esa etapa, el grupo español de infraestructuras podrá seguir adelante con el camino trazado hace ya más de dos años y que hoy parece bastante más perfilado.

La venta de la división de Medioambiente de Ferrovial en España y Portugal no ha encontrado en el mercado un respaldo contundente. Tras un fuerte arranque de sesión, en el que sus acciones llegaron a sumar más de un 2,5%, la cotización del grupo se fue desinflando con el paso de las horas hasta situarse en el lado de los números rojos, cediendo así al tono negativo que se impone este martes en el parqué nacional.

Ferrovial Rafael del Pino Venta
El redactor recomienda