Siemens Gamesa: un varapalo con importantes lecciones para el mercado
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Desplome tras un 'profit warning'

Siemens Gamesa: un varapalo con importantes lecciones para el mercado

El recorte de estimaciones de la compañía hispano-alemana confronta al mercado con los peligros de abrazar historias de éxito a largo plazo sin valorar suficientemente los riesgos

placeholder Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

Las acciones de Siemens Gamesa sufren este jueves uno de esos batacazos que suelen resonar por mucho tiempo. El 'profit warning' lanzado por el grupo hispano-alemán de aerogeneradores ha provocado que su cotización registre un desplome que ha llegado a superar el 18%, devolviendo al grupo a niveles transitados por última vez el pasado septiembre. Al cierre del parqué, el precio de la acción se ha situado en 22,49 euros, reduciendo esa caída de la cotizada hasta el 14,42%.

El anuncio realizado en la noche del miércoles viene a demostrar que el negocio de la compañía que dirige Andreas Nauen se encuentra sometido actualmente a una serie de problemas aparentemente puntuales que ponen muy en cuestión su rentabilidad en este ejercicio. El encarecimiento de las materias primas y el incremento de los costes de lanzamiento de la plataforma 5.X, en medio de las distorsiones de las cadenas de suministro en mercados clave como Brasil, han llevado a la compañía a recortar su guía de márgenes EBIT a un rango entre el -1 y el 0%, frente al objetivo de entre el 3 y el 5% que había fijado antes, lo que, según detallan los analistas de UBS, supone trocar las expectativas de un EBIT ajustado positivo de 413 millones de euros por unas pérdidas de 50 millones.

Foto: EC.

Si se tiene en cuenta que el principal atractivo de Siemens Gamesa reposa en las elevadas expectativas a largo plazo del negocio eólico a escala global, con previsiones de que cuadruplique su ebitda en el próximo lustro, la reacción del mercado podría considerarse algo precipitada. Sin embargo, no parece difícil entender la desazón de analistas e inversores ante un grupo que ha hecho de los problemas a corto plazo una constante. Como recuerdan los analistas de Alantra, el grupo acumula seis 'profit warnings' en los últimos ocho trimestres.

Siemens Gamesa acumula seis recortes de estimaciones en ocho trimestres

"En el futuro, el creciente enfoque en los problemas medioambientales convierte la inversión en energías renovables en una herramienta clave en los planes de recuperación macroeconómica de los gobiernos, siendo la eólica una de las ganadoras. Sin embargo, el mal desempeño de Siemens Gamesa, particularmente en márgenes y flujos de caja, nos lleva a recortar un 19% nuestras estimaciones de ebitda ajustado en 2022-2024, asumiendo ahora un margen sobre ebitda ajustado del 8% (el objetivo a largo plazo de Siemens Gamesa se sitúa entre 8 y 10%). También hemos sido más conservadores en la generación de flujos de caja, asumiendo una deuda neta de 900 millones en 2021 (11 millones de caja neta antes)", señalan los analistas de CaixaBank-BPI, que decidieron recortar su consejo sobre la compañía a niveles de infraponderar.

Foto: EC.

El problema para Siemens Gamesa es que el mercado hacía tiempo que había decidido obviar la sucesión de resbalones del grupo para abrazar con escasa mesura la historia de éxito a largo plazo a la que parece encaminada la compañía (como el conjunto del sector). Entre marzo de 2020 e inicios del presente ejercicio, sus acciones registraron un rendimiento próximo al 250% y, aunque desde entonces la cotización había registrado un ajuste en torno al 30%, eran muchas las firmas de análisis que venían advirtiendo de que sus valoraciones seguían asumiendo un escenario muy positivo, que dejaba escaso margen a las decepciones.

Cuando este ha llegado, el varapalo no solo ha alcanzado al grupo hispano-alemán, sino que se ha extendido al conjunto del sector, con compañías como Vestas y Nordex sufriendo pérdidas que en el peor momento de la jornada llegaron a rondar el 7,5%. Una reacción lógica, dado que los problemas de Gamesa trascienden el ámbito de la gestión interna para dibujar un escenario preocupante sobre la realidad del sector, en la que las valoraciones elevadas parecen generalizadas. "El nuevo 'profit warning' eleva preocupaciones en relación con: a) las dinámicas de demanda/precios del sector (especialmente en 'onshore'); y b) la rentabilidad subyacente del negocio", resaltan en Alantra.

La rentabilidad a largo plazo del negocio 'onshore' vuelve a verse cuestionada

Sobre el parqué siempre ha primado la idea de que los problemas de Siemens Gamesa, centrados en el negocio 'onshore' (el de las turbinas localizadas en tierra), acabarían aliviándose, mientras que la compañía mantenía una posición privilegiada en el mucho más prometedor negocio del 'offshore' (turbinas ubicadas en alta mar). Pero a medida que los problemas de aquel se perpetúan, sin que este se muestra capaz de compensarlos, las dudas parecen extenderse al conjunto del negocio. "Algunos inversores podrían incluso extrapolar el bajo rendimiento de la empresa en el negocio 'onshore' a toda la empresa", advierten en Mirabaud.

Foto: EC.

El riesgo de unos suministros más caros por un tiempo prolongado y de una creciente competencia, que ponga bajo presión también los márgenes del negocio marítimo, es algo que el mercado no debería obviar, sobre todo cuando se agarra a previsiones tan a largo plazo como las que han justificado en los últimos tiempos las valoraciones de Siemens Gamesa (que llegó a rozar en enero un PER de 70 veces según los beneficios estimados para 2021 y que aún supera las 45 veces) y sus competidores. Extremar la prudencia con quien tantas veces ha decepcionado y cuando sus promesas de ganancias asumen plazos tan elevados son lecciones que los inversores deberían grabarse a fuego tras este nuevo revés.

Para Siemens Gamesa, la mejor noticia de todo esto es que por primera vez en mucho tiempo su cotización ofrece un margen considerable sobre el precio objetivo medio que le otorgan los analistas, con un potencial cercano al 30% (a la espera de probables ajustes adicionales a la baja en los próximos días tras este nuevo recorte de estimaciones), lo que le debería otorgar algo más de margen para digerir futuros resbalones. Según Mirabaud, los 20 euros por acción que Siemens pagó a Iberdrola por la parte que controlaba la eléctrica española pueden actuar como un soporte fiable para su cotización. Encontrar alicientes para escalar desde esos niveles seguramente requerirá a partir de ahora más evidencias que promesas.

Las acciones de Siemens Gamesa sufren este jueves uno de esos batacazos que suelen resonar por mucho tiempo. El 'profit warning' lanzado por el grupo hispano-alemán de aerogeneradores ha provocado que su cotización registre un desplome que ha llegado a superar el 18%, devolviendo al grupo a niveles transitados por última vez el pasado septiembre. Al cierre del parqué, el precio de la acción se ha situado en 22,49 euros, reduciendo esa caída de la cotizada hasta el 14,42%.

Noticias de Siemens Gamesa Energías renovables Energía eólica
El redactor recomienda