De 12.000 millones a 8.800: ¿qué ha fallado en la OPV de Acciona Energía?
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Ajustes en la valoración del grupo

De 12.000 millones a 8.800: ¿qué ha fallado en la OPV de Acciona Energía?

Acciona Energía salta este jueves al parqué como el mayor productor de energía renovable cotizado de España, pero muy lejos de las valoraciones planteadas inicialmente

Foto: EC
EC

Acciona Energía enfila la recta de salida a bolsa, culminando un proceso que le llevará a convertirse en el mayor productor de energía renovable del parqué español. Los responsables de la compañía tienen, sin duda, razones para la satisfacción al haber logrado llevar a buen término una operación que ha estado cargada de obstáculos, en un entorno de mercado que se ha revelado poco propicio (como evidencian las OPV canceladas por varios competidores) y que ha obligado a Acciona a ir ajustando sus ambiciones en torno a la venta de su filial.

Si el pasado febrero, cuando trascendió la operación, llegaron a plantearse valoraciones de hasta 12.000 millones de euros para el nuevo gigante de las renovables en España, los posibles precios de venta se han ido reduciendo de forma acelerada a lo largo de las últimas semanas, hasta establecerse la valoración de Acciona Energía en los 8.800 millones anunciados en la noche del martes.

Un ajuste del 26,6% que puede ponerse en relación con los recortes semejantes que han sufrido en ese periodo las acciones de rivales como Solaria, Grenergy, Greenalia o Solarpack (hasta la OPA de EQT), pero que pone en cuestión las ventajas que parecía conferirle al grupo de los Entrecanales su tamaño, 'track record', su diversificación geográfica y su potencia financiera, que, a priori, la convierten en una opción de inversión más atractiva. Sobre todo, porque para hacer posible que el éxito de la operación, Acciona ha tenido que recortar de forma sensible el tamaño de la oferta (del 25 al 15%), lo que le ha obligado a solicitar una dispensa a la CNMV, al no alcanzar el tamaño mínimo de 'free-float' (porcentaje de capital que se negocia libremente en el mercado) que suele exigirse.

Acciona ha tenido que solicitar una dispensa para cotizar con solo un 15% de 'free-float'

De estos desarrollos puede llegar a deducirse que las valoraciones planteadas inicialmente podían encontrarse algo infladas por encima de los niveles razonables, en un momento en que aún era perceptible el entusiasmo por las posibilidades del sector que se extendió por el parqué durante el año 2020. Hoy, ese optimismo ha tornado en escepticismo, una vez que la evolución de los tipos, los precios al alza de las materias primas y la percepción de una creciente competencia -amén de las decepciones ocasionadas por una serie de objetivos de instalación fallidos por parte de algunas compañías- han forzado a los inversores a rehacer sus previsiones de ganancias futuras para las compañías de renovables.

"Los inversores se muestran ahora más reacios a asignar valor a los proyectos menos maduros de las carteras de proyectos de renovables", observan en Bankinter, donde también consideran que la incertidumbre regulatoria en España, con el posible recorte a los beneficios de plantas hidráulicas y eólicas también ha ajado las perspectivas de la compañía, que ya valoró el impacto en unos 30 millones de euros. El propio presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, ha apuntado también en esta dirección durante la junta de accionistas celebrada este miércoles.

Foto: El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, en un acto de la compañía. (EFE)

En esas circunstancias son varias las empresas del sector que han preferido aparcar, al menos temporalmente, sus planes de salida a bolsa, y cabe preguntarse si no habría sido más interesante para Acciona postergar también sus planes. Sin embargo, el elevado apalancamiento de la matriz y la necesidad de fondos para financiar el intenso plan de crecimiento que tiene marcado como objetivo Acciona Energía hacen de la obtención de los fondos de la OPV (unos 1.320 millones, que podrían elevarse a 1.518 millones si se ejecuta el 'green shoe') una palanca relevante para continuar su hoja de ruta.

Qué precio fijar al crecimiento futuro es el gran problema al que se viene enfrentando el sector de renovables en los últimos meses. Pero si esto ha sido crucial para grupos con una potencia ya desarrollada mucho más limitada, para Acciona tampoco ha dejado de resultar un problema. Según refieren fuentes del mercado, en los informes de los bancos colocadores han sido notables los rangos de valoración extremadamente amplios y cuya banda media de precios no se encontraba, ni mucho menos, cercana a los 12.000 millones de euros señalados.

Las discrepancias sobre el crecimiento futuro justifican una gran dispersión en las valoraciones

Entre las firmas de análisis ajenas a la operación tampoco existe una visión unitaria. Si entidades como Barclays o GVC Gaesco le otorgan valoraciones entre los 8.100 y los 8.220 millones de euros, Bankinter y Renta 4 la valoran entre los 10.300 y los 10.900 millones de euros, lo que supone un potencial de hasta el 24% para el nuevo miembro del parqué español.

En opinión de Luis Padrón, analista de Renta 4, Acciona Energía cuenta con una serie de puntos fuertes, como la alta visibilidad de sus flujos de caja, unos objetivos de crecimiento ambiciosos y una posición financiera muy sólida para abordar un volumen de inversiones de hasta 7.800 millones de euros a lo largo del próximo lustro. Sin embargo, "la clave está en cuánto crees que va a ser capaz de producir a futuro", explica.

Renta 4 calcula que el ebitda de Acciona Energía alcanzará al término de 2025 una cifra de 1.517 millones de euros, mientras que Barclays eleva esas expectativas por encima de los 1.700 millones de euros. En cualquier caso, para el grupo comandado para Rafael Mateo quizás el gran objetivo a partir de ahora sea convencer al mercado de lo que es capaz de hacer más allá de esa fecha. Si logra corroborar que sus expectativas de crecimiento son mucho más que meros números en el aire, seguramente habrá tiempo para enmendar valoraciones. Pero de momento el mercado ha preferido optar por la prudencia. Solo el tiempo dirá si en exceso.

Acciona Energía enfila la recta de salida a bolsa, culminando un proceso que le llevará a convertirse en el mayor productor de energía renovable del parqué español. Los responsables de la compañía tienen, sin duda, razones para la satisfacción al haber logrado llevar a buen término una operación que ha estado cargada de obstáculos, en un entorno de mercado que se ha revelado poco propicio (como evidencian las OPV canceladas por varios competidores) y que ha obligado a Acciona a ir ajustando sus ambiciones en torno a la venta de su filial.

Accionistas José Manuel Entrecanales Familia Entrecanales Salidas a bolsa Noticias de Acciona
El redactor recomienda