Acerinox y la espantada de Nippon Steel: ¿qué supone para la compañía?
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Caídas en bolsa

Acerinox y la espantada de Nippon Steel: ¿qué supone para la compañía?

La venta de casi un 8% de su capital por parte de uno de sus grandes accionistas arrastra la cotización de Acerinox y azuza las preguntas sobre el futuro del grupo en bolsa

placeholder Foto: EC
EC

Acerinox se ha convertido este viernes en el protagonista negativo del mercado español. La venta por parte de Nippon Steel de casi un 8% de su capital ha sido sucedida en las primeras horas de negociación de la jornada por recortes que han llegado a superar el 10%.

Tiene poco de sorprendente que una venta de la magnitud de la ejecutada por el grupo japonés desate un efecto arrastre sobre la cotización de la empresa afectada por la venta. Al fin y al cabo, la puesta en circulación de más de 21 millones de acciones que hasta ahora permanecían en poder de uno de los grandes accionistas del grupo -Nippon Steel aún es el segundo máximo accionista de Acerinox, por detrás de Corporación Financiera Alba- implica un incremento de la oferta vendedora que difícilmente puede dejar de reflejarse en los precios.

Sin embargo, el hecho de que las caídas iniciales de Acerinox hayan rebasado con tanta holgura el descuento efectivo al que se cerró la operación de la compañía nipona (de alrededor del 6%) transmite la idea de una mala acogida en el mercado de la operación. Una lectura que puede explicarse por la sensación extendida de que la venta anunciada en la noche de este jueves es solo un primer paso en la idea de Nippon Steel de deshacer por completo su participación en la compañía que dirige Bernardo Velázquez. “La colocación parcial del paquete total de Nippon Steel introduce un factor de ‘overhang’ en el valor, puesto que estimamos una nueva venta del 7,9% restante una vez pasado el periodo de ‘lock-up’ de 90 días”, corrobora César Sánchez-Grande, responsable de análisis institucional de Renta 4.

El mercado prevé que Nippon Steel venda el resto de sus acciones en los próximos meses

Nippon Steel (o sus predecesores) ha sido durante años uno de los accionistas de referencia de Acerinox, pero el grupo ya comenzó a dar señales de repliegue desde el pasado verano, cuando anunció la retirada de sus consejeros y pasó a calificar su inversión en el grupo acerero español como meramente financiera. “No creemos que este malestar esté relacionado con las perspectivas operativas de Acerinox sino con su implicación en la definición e implementación de la estrategia”, sugiere José Ramón Ocina, analista de Mirabaud Securities, en una nota a clientes.

Sean las que fueren las razones que han desencadenado el movimiento de la firma japonesa, lo cierto es que este viene a agudizar la percepción de encrucijada en que parecía hallarse la cotización de Acerinox desde hace varias semanas. El grupo presidido por Rafael Miranda viene disfrutando desde hace meses de un periodo de bonanza sobre el parqué que se ha traducido en ganancias superiores al 90% desde finales del pasado octubre y hasta el cierre de la semana anterior, lo que la ha llevado a registrar sus mejores niveles desde 2006.

La combinación de una rápida recuperación de la demanda con una serie de medidas ‘antidumping’ en Europa y Estados Unidos, que han restringido la competencia asiática, han favorecido una notable mejora de los precios que Acerinox ha venido rentabilizando de forma significativa en los últimos trimestres y que se espera que siga haciéndose notar en las cuentas del grupo en un horizonte cercano. Los beneficios estimados para 2021 superan en casi 3,5 veces los registrados el año anterior, tras incrementarse más de un 68% en los últimos seis meses, según los datos del consenso de analistas recopilados por Bloomberg.

Más del 70% de los analistas sigue aconsejando la compra de las acciones de Acerinox

Tan favorables perspectivas han llevado a un amplio número de expertos a considerar que Acerinox merece valoraciones aún superiores sobre el parqué. Oddo le otorga un precio objetivo de 17 euros, que supondría mejorar en más de un 40% los máximos registrados el pasado mayo, mientras que Bestinver y Exane BNP Paribas ven justificables revalorizaciones superiores al 30%. Más del 70% de las firmas de análisis que cubren el valor aconsejan su compra.

Sin embargo, las voces más escépticas con Acerinox también han ido en aumento en las últimas semanas y los consejos de venta ya se sitúan en sus niveles más elevados desde la crisis. Para algunos expertos, la situación coyuntural extremadamente favorable en la que se mueve el grupo no justificaría una reevaluación de sus múltiplos a largo plazo, por lo que ven inevitable cierto ajuste. Esa es la visión que defiende, sin ir más lejos, Ocina, quien resalta que el grupo cotiza a un nivel de precio respecto a su valor en libros por encima de las 1,8 veces, muy por encima de su promedio de 1,5 veces de la última década. “Nuestra experiencia nos dice que el precio de las acciones de Acerinox eventualmente hará que su ratio precio/valor en libros converja a su nivel medio”, advierte el experto de Mirabaud.

Aunque esta no sea la visión mayoritaria en el mercado, es fácil percibir que la salida de un accionista como Nippon Steel, aunque esperada, puede infundir recelos adicionales que acaben inclinando la balanza del lado negativo. Eso sí, Acerinox también tiene la oportunidad de volver a poner en valor sus fortalezas, quizás con más brío que antes, una vez que se ha librado de la amenaza (al menos de la mitad) de la venta de uno de sus principales accionistas.

Acerinox se ha convertido este viernes en el protagonista negativo del mercado español. La venta por parte de Nippon Steel de casi un 8% de su capital ha sido sucedida en las primeras horas de negociación de la jornada por recortes que han llegado a superar el 10%.

Acerinox Accionistas Ibex 35
El redactor recomienda