La cuenta atrás para Acciona Energía y las buenas nuevas que llegan de China
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Debut de la filial de China Three Gorges

La cuenta atrás para Acciona Energía y las buenas nuevas que llegan de China

El exitoso estreno del gigante de renovables chino puede entenderse como otra muestra de que los inversores siguen confiando en nombres contrastados y de tamaño significativo

Foto: EC.
EC.

Acciona ha puesto en marcha ya la cuenta atrás para la salida a bolsa de su división de renovables, un movimiento concebido como disruptivo, pero que llega en un momento convulso para la industria de las renovables. El entusiasmo que despertó el sector a lo largo de 2021 ha tornado en un escepticismo que se ha llevado por delante buena parte del valor de las compañías del sector, al tiempo que ha truncado varias operaciones de salida a bolsa.

Esas condiciones han dado a la operación de Acciona un cariz especial, como termómetro del apetito real del mercado por el sector. Al fin y al cabo, Acciona Energía está llamada a convertirse en el mayor grupo de generación de renovables del parqué español, con una valoración que se prevé que se sitúe en torno a los 10.000 millones de euros. Y es precisamente esa condición de buque insignia de la industria la que parece situarla en una posición algo más protegida de las dudas de los inversores.

Lo cierto es que, hasta la fecha, la compañía que dirige José Manuel Entrecanales ha logrado esquivar las inquietudes que han arreciado sobre el resto del sector. Lejos de reflejar las fuertes caídas que han impactado en 2021 sobre compañías como Soltec, Solarpack, Solaria, Grenergy, Siemens Gamesa y hasta Iberdrola, Acciona luce alzas cercanas al 15%, mientras la mayoría de los analistas que la cubren aún observan potencial para ganancias adicionales.

Frente a las fuertes caídas del sector, Acciona suma casi un 15% en 2021

Esa confianza en la capacidad de Acciona para sacar adelante sus planes con éxito podría haber encontrado un nuevo respaldo en la salida a bolsa de China Three Gorges Renewables Group. La filial del grupo estatal China Three Gorges ha protagonizado la mayor salida a bolsa del año en el mercado chino y, tras captar unos 3.600 millones de dólares (algo más de 2.950 millones de euros), con una sobresuscripción de 78 veces, se ha anotado en su debut un repunte del 44%.

Según algunos expertos del sector, esto es la prueba más evidente de que, cuando los que acuden al parqué son nombres contrastados, con negocios de cierto calado y un 'track record' reconocible, los inversores están dispuestos a poner dinero. Y esos son precisamente los puntos fuertes de los que hace bandera Acciona Energía para tratar de granjearse el respaldo del mercado. Sin embargo, conviene no perder de vista las diferencias entre un mercado como el chino y el español, y que precisamente en este se ha producido en los últimos trimestres una sobreoferta de inversión en renovables que podría añadir un plus de dificultad para el grupo de la familia Entrecanales.

Para Acciona, sacar adelante los planes de colocación de su filial renovable, con la que confía en captar unos 2.000 millones de euros, representa un paso clave en su estrategia. Como observaban los analistas de CaixaBank BPI en un informe reciente, "una satisfactoria salida a bolsa de Acciona Energía ofrecería un punto de referencia para la valoración y reduciría presiones en el balance, permitiendo a Acciona crecer en otros segmentos también". Y esto resulta especialmente relevante en un momento en que los cambios regulatorios pergeñados por el Gobierno español amenazan con infligir un daño significativo a las cuentas de la compañía.

Para Siemens Gamesa, la venta en bolsa de Windar difícilmente supondrá un estímulo de calado

Una situación similar tiene Siemens Gamesa, a la que con frecuencia se ha achacado una situación financiera algo estrecha para poder afrontar cualquier contratiempo. Y lo cierto es que contratiempos no han faltado en la marcha del grupo hispano-germano de aerogeneradores en los últimos años. El grupo que dirige Andreas Nauen, que ha perdido más de un 36% de su valor desde los máximos que estableció a principios de año, no puede esperar que el éxito de China Three Gorges Renewables Group le suponga un espaldarazo, pues en su errático rumbo reciente no pesa tanto el temor al desinterés de los inversores por las renovables como la preocupación por su capacidad para mantener su liderato en el negocio de las turbinas sin sacrificar una rentabilidad que, al menos en el segmento 'onshore', ha experimentado demasiadas dificultades.

Y tampoco parece que los planes para sacar a bolsa Windar, del que controla un 32%, puedan suponer un cambio significativo en sus perspectivas. Ya sea que vendiera parte o simplemente que se aprovechara de una revaluación de esa participación (que en el mejor de los casos alcanzaría un valor en el entorno de los 300 millones de euros), para un grupo que capitaliza más de 16.600 millones de euros, nada de esto parece capaz de suponer un impulso de calado.

Así, los ojos del mercado parece que seguirán posados en Acciona y la colocación de su filial de renovables. Un movimiento que la compañía de los Entrecanales puede afrontar ahora con algo más de confianza, aunque la solución a las dudas que pueda albergar el mercado difícilmente vendrá de China. Convencer a los inversores de que su historia representa algo muy diferente a una apuesta más en el campo de las renovables en España debe ser la llave que conduzca al éxito. Y los ingredientes parece tenerlos.

Acciona ha puesto en marcha ya la cuenta atrás para la salida a bolsa de su división de renovables, un movimiento concebido como disruptivo, pero que llega en un momento convulso para la industria de las renovables. El entusiasmo que despertó el sector a lo largo de 2021 ha tornado en un escepticismo que se ha llevado por delante buena parte del valor de las compañías del sector, al tiempo que ha truncado varias operaciones de salida a bolsa.

José Manuel Entrecanales Noticias de Siemens Gamesa
El redactor recomienda