Amadeus y el goteo de halagos: un giro en el turbulento rumbo del turismo
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
LOS ANALISTAS MEJORAN PERSPECTIVAS

Amadeus y el goteo de halagos: un giro en el turbulento rumbo del turismo

Pese a que la tecnológica de turismo convenció al mercado con sus cuentas y pese a que las perspectivas generales mejoran, el verano es largo y queda mucho por demostrar

placeholder Foto: EC Diseño.
EC Diseño.

Desde que presentó resultados en mayo, Amadeus ha estado recibiendo opiniones positivas por parte de los analistas, que celebran la solidez de su negocio en un entorno cada vez más positivo. En medio del goteo de mejoras en el ‘rating’ bursátil, la tecnológica de turismo ha cambiado de rumbo en bolsa, pasando de cotizar a la baja a acelerar las subidas. Pero el verano es largo y van a hacer falta más que promesas para sostener el optimismo.

En términos generales, los resultados de Amadeus no estuvieron a la altura del consenso, con tanto el ebitda como los ingresos quedándose a las puertas de lo previsto, si bien es cierto que las pérdidas de 95,3 millones de euros fueron menores de lo esperado. No obstante, a los analistas les gustaron. Y así lo llevan demostrando en las últimas semanas, cuando han dejado los números marinar hasta decidirse por la mejora de sus consejos. Después de que JP Morgan la aumentase a comprar, HSBC incrementó su consejo a retener, seguido de Alantra Equities, que la ha subido a comprar.

JP Morgan consideró el 10 de mayo que Amadeus es un valor con “alta calidad de jugar a la recuperación de los viajes”, ya que es “líder en las soluciones tecnológicas para aerolíneas y el sector hotelero (incrementando su cuota a medio plazo)”, si bien su cambio de parecer estuvo basado no solo en las cuentas de la empresa sino en lo que ellos consideraron “un punto de inflexión en la recuperación del turismo”. Como ejemplo, explicaron que, por primera vez desde que empezó la pandemia, la IATA ha aumentado (en vez de reducir) las perspectivas de tráfico.

Foto: Una playa de Sagunto, Valencia. (EFE)

Este 26 de mayo, los analistas se reunieron con el consejero delegado, Luis Maroto, y el director financiero, Till Streichert. “La empresa está viendo una recuperación muy progresiva, con cada mes desde febrero siendo mejor que el anterior, y cada semana siendo un poco mejor que la anterior”, sintetizan los analistas, explicando que EEUU lidera esta recuperación, mientras que Europa va algo más lenta. “Respecto al impacto a largo plazo sobre los viajes de negocios, entienden que la nueva normalidad implicará seguir de capa caída un tiempo más, pero luego prevén un aumento repentino de la demanda en el ámbito corporativo”, añadieron en la nota.

Además, los directivos recordaron a los analistas su plan de recorte de costes en 550 millones de euros —unos recortes que, dijeron, son estructurales y no están relacionados con el volumen—. Según resumen los analistas en el informe a clientes, “un 50% o 60% de este plan es relevante al ebitda, mientras que el resto es de 'capex”. "Esto sugiere que si y cuando los volúmenes de ingresos se recuperen, y teniendo en cuenta la inflación, los márgenes de ebitda futuros podrían ser mayores que los niveles precovid [a modo de referencia, los márgenes de ebitda de 2019 fueron del 40,3%]. Todo, además, con una liquidez de 3.800 millones de euros que blinda la empresa ante los peores escenarios.

Un flujo de mensajes que llegan junto con las opiniones del equipo de Alantra del pasado 31 de mayo. “En los últimos trimestres, y más allá de nuestra positiva visión fundamental de Amadeus, hemos mantenido la opinión de que las expectativas de recuperación eran demasiado altas”. “Ahora nos estamos volviendo mucho más positivos sobre la rapidez de la recuperación y el potencial del negocio debido a 1) una fortaleza estructural de la demanda de los servicios tecnológicos debido a las crecientes necesidades de digitalización y la subcontratación por parte de tanto las aerolíneas como las hoteleras, 2) una mayor resistencia de lo esperado en el negocio del sistema de distribución global [GDS, por sus siglas en inglés] y 3 [de forma más marginal] las expectativas de una recuperación mejor de lo esperado del tráfico en el cuarto trimestre de 2021”.

Foto: EC

El aluvión de mimos por parte de los analistas va más allá de sus recomendaciones. Por ejemplo, el equipo de CaixaBank dio otro impulso a la acción al retirar a Inditex de su ‘core list’ el 2 de junio y meter, en cambio, a Amadeus. “Según progresa la vacunación y las restricciones de viaje se retiran, el aumento de las reservas para principios del verano entre Europa y EEUU debería aumentar la mejora de opinión en el consenso”, explicaron en un informe. “Amadeus es nuestro valor preferido en el sector del viaje y ocio, ya que combina la recuperación más rápida en las estimaciones de ingresos con una posición industrial sólida y una valoración a precio de descuento si se compara con las referencias históricas”.

Las acciones no se han hecho de rogar ante este tipo de comentarios. Si bien es cierto que al subir un 3,6% en el año se queda corta frente a la hotelera Meliá (+21%) o la aerolínea IAG (28%), las subidas del 8% desde que presentó resultados apuntan a una fuerte tendencia al alza para la cotización de la tecnológica del turismo. Hay que tener en cuenta que, antes de presentar resultados, Amadeus cotizaba con un retroceso anual de en torno al 4%.

Eso sí, la pandemia no se ha terminado —y los accionistas lo saben—. Prueba de ello son las caídas de la semana pasada tras la decisión de Reino Unido de no solo no añadir países a la lista ‘verde’ sino de retirar a algunos de ellos por su incidencia del virus (Portugal). A Amadeus la jugada le costó más de un 2% en bolsa. Un movimiento que deja patente que, aunque la vacunación esté avanzada y la economía en plena ebullición, los gobiernos siguen guardando cautela. A Amadeus le queda mucho por demostrar en este entorno incierto y, con un precio de 62,7 euros por acción, sigue batallando con el precio objetivo de 58,33 euros que le otorga el consenso recogido por Bloomberg.

Desde que presentó resultados en mayo, Amadeus ha estado recibiendo opiniones positivas por parte de los analistas, que celebran la solidez de su negocio en un entorno cada vez más positivo. En medio del goteo de mejoras en el ‘rating’ bursátil, la tecnológica de turismo ha cambiado de rumbo en bolsa, pasando de cotizar a la baja a acelerar las subidas. Pero el verano es largo y van a hacer falta más que promesas para sostener el optimismo.

Lluvia Aerolíneas Turismo
El redactor recomienda