Optimismo en las 'teles': la mejora económica permite olvidar las amenazas futuras
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Alzas de Mediaset y Atresmedia

Optimismo en las 'teles': la mejora económica permite olvidar las amenazas futuras

Los operadores de televisión se benefician de la perspectiva de una recuperación del mercado publicitario que alivie sus cuentas tras el shock del coronavirus

placeholder Foto: EC.
EC.

El giro que han experimentado los mercados en los últimos dos meses ha regalado una estampa realmente atípica en el sector de los medios audiovisuales. Por unas semanas, Mediaset y Atresmedia han conseguido "ridiculizar" sobre el parqué los rendimientos de ese gigante en torno al que se han articulado muchos de sus desvelos en los últimos tiempos. En un periodo en que Netflix ha obtenido unas ganancias en torno al 4%, los dos grandes grupos televisivos españoles han logrado anotarse alzas que rondan el 60 y el 30%, respectivamente.

Lógicamente, esta película luce de forma muy diferente a poco que se amplíe el foco. Con solo retroceder unos meses, la desventaja de la plataforma estadounidense de contenidos audiovisuales torna en un predominio abrumador, que es solo la continuación del proceso que le ha llevado en poco más de una década de tener valoraciones semejantes a superar en más de 130 y 260 veces las capitalizaciones de Mediaset y Atresmedia, respectivamente.

Nada de esto resta valor, no obstante, al vuelco que han logrado dar a su suelte sobre el parqué ambas compañías. El sector de los medios suele ser considerado un indicador adelantado del ciclo económico y las esperanzas generadas por las vacunas de que 2021 marque el inicio de la recuperación global tras el shock del coronavirus representa, indudablemente, un aliciente para las expectativas de ambas compañías.

CaixaBank espera que la publicidad en televisión crezca un 8,6% en 2021

Un informe de esta misma semana de los analistas de CaixaBank BPI señalaba que 2021 podría suponer un punto de inflexión para el mercado de la publicidad televisiva en España, que podría experimentar un crecimiento de hasta el 8,6% para expandirse un 1% adicional en 2022. Estas cifras favorecerían, según la misma firma de análisis, un crecimiento del ebitda del 11,6% en Mediaset y del 29% en el caso de la compañía que dirige Silvio González.

Y a estas expectativas se han unido unos datos recientes de evolución del mercado publicitario en el último tramo de 2020 que parecen alejar las visiones más catastrofistas en torno a dos grupos que han hecho gala, además, de una enorme flexibilidad para ajustar sus costes e inversiones, para hacer frente a las dificultades del momento. Con estos elementos sobre la mesa, en los últimos tres meses, las expectativas de ebitda para 2020 de la matriz de Telecinco han aumentado más de un 9%, mientras que las de Atresmedia lo han hecho alrededor de un 17%.

placeholder Sede de Atresmedia. (EFE)
Sede de Atresmedia. (EFE)

Si a los factores citados se le une la expectativa -apuntalada por unos balances suficientemente sólidos- de dividendos que rebasen el 10%, los argumentos para apostar por estas compañías parecen suficientemente convincentes. Sin embargo, conviene no perder de vista que, al margen de las convulsiones provocadas por la situación económica actual, las dudas que han perseguido a estos grupos están basadas en desafíos más estructurales que, ni mucho menos, se han diluido con la pandemia. El auge de las plataformas alternativas de contenidos parece llamado a seguir robando cuota a la televisión convencional, lo que, según CaixaBank BPI propiciará a partir de 2022 nuevos recortes en el mercado publicitario televisivo en el entorno del 3,4%.

"Seguimos viendo importantes retos en el sector y que la pandemia, aunque ha puesto de relieve la importancia de la televisión como medio de información, también consideramos que ha acelerado dinámicas y cambios de hábito en los consumidores de más largo plazo, por lo que con una visión de medio plazo encontramos más interesante el posicionamiento en otros valores con un biniomio rentabilidad/riesgo más atractivo", sugiere Ana Gómez, analista de Renta 4. No en vano, el consenso del mercado asume que el ebitda de Mediaset y Atresmedia en 2023 seguirá un 40 y un 25%, respectivamente, por debajo de los niveles de 2019.

El ebitda de Mediaset estará en 2023 un 40% por debajo del nivel de 2019

Obviamente, los dirigentes de ambos grupos son plenamente conscientes de los desafíos a los que se enfrentan y vienen acumulando, desde hace años, esfuerzos para diversificar sus fuentes de ingresos, lo que debería permitir a Atresmedia obtener en 2025 un 25% de sus ingresos de vías diferentes a la publicidad televisiva, mientras que en el caso de Mediaset, esta partida debería suponer un 20% (frente al 16% que representan actualmente en ambas compañías).

Se trata, por lo tanto, de niveles aún muy limitados y que van aparejados a unos procesos de reconversión que, indudablemente, implica riesgos elevados de ejecución. Por eso, aunque a primera vista las valoraciones actuales de ambos grupos puedan parecer tremendamente atractivas en un entorno de recuperación económica, la consideración de que el sector televisivo es cada vez menos capaz de sacar provecho de los ciclos de crecimiento obliga a evaluar con mucho más cuidado la apuesta por cualquiera de estos grupos. "Tienen que transformarse de operadores de televisión a operadores audiovisuales. Y esto supone tanto una oportunidad como un desafío", explica Juan Peña, analista de GVC Gaesco.

A día de hoy, Mediaset acumula aún un 80% de recomendaciones de compra, mientras que en Atresmedia -con unas valoraciones más exigentes, por su mejor evolución en 2020- esta cifra se reduce a poco más del 26%. Las razones para apostar por ellas parecen contundentes, pero los riesgos no son menores. Tras la pandemia, las amenazas seguirán ahí.

El giro que han experimentado los mercados en los últimos dos meses ha regalado una estampa realmente atípica en el sector de los medios audiovisuales. Por unas semanas, Mediaset y Atresmedia han conseguido "ridiculizar" sobre el parqué los rendimientos de ese gigante en torno al que se han articulado muchos de sus desvelos en los últimos tiempos. En un periodo en que Netflix ha obtenido unas ganancias en torno al 4%, los dos grandes grupos televisivos españoles han logrado anotarse alzas que rondan el 60 y el 30%, respectivamente.

Mediaset Atresmedia Netflix Televisiones
El redactor recomienda