Neinor cancela un ICO con Santander para poder pagar dividendo sin el veto de Calviño
  1. Mercados
  2. Crónicas
POR 40 MILLONES DE EUROS

Neinor cancela un ICO con Santander para poder pagar dividendo sin el veto de Calviño

La inmobiliaria canceló en diciembre un préstamo público concedido por el banco, que a la vez le dio dos por la misma cantidad, para liberar el pago a los accionistas

placeholder Foto: Borja García-Egotxeaga, consejero delegado de Neinor.
Borja García-Egotxeaga, consejero delegado de Neinor.

La promotora inmobiliaria Neinor acordó distintas operaciones de financiación con el Banco Santander el pasado mes de diciembre, para poder retribuir a sus accionistas en enero de este año. Después de esas gestiones, la compañía, que en los primeros compases de la pandemia recurrió a los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), quedó liberada de la estricta normativa que acompaña la concesión de avales del ICO, que incluye la prohibición de repartir dividendos y la utilización de ese dinero para tapar refinanciaciones.

Para certificar el cumplimiento de estos criterios, el Ministerio de Economía inició el pasado fin de año una investigación para saber si los bancos y las compañías han usado correctamente el apoyo del banco público español.

Neinor solicitó en abril de 2020 un crédito de 40 millones de euros para hacer frente a los primeros efectos de la pandemia. El préstamo le fue otorgado por el Santander, con la garantía hasta un 70% del Estado a través del ICO. Fuentes de la compañía explican que esta petición fue una medida de seguridad para reforzar la liquidez dentro de un plan de contingencia en un momento en que no se sabía cuáles iban a ser los impactos del coronavirus en la construcción y entrega de viviendas.

Foto: Aref Hisham Lahham. (EC)

El ICO avaló ese préstamo, que salió de la tercera ronda de liquidez, en la que el Ministerio de Economía tuvo que precisar que ese dinero en ningún caso podía ir destinado al reparto de dividendo. Aunque la prohibición estaba implícita desde el primer manguerazo concedido por el Gobierno, en el comunicado oficial del 6 de mayo, la institución dirigida por Nadia Calviño subrayó que "el nuevo acuerdo de Consejo de Ministros refuerza la obligación de las empresas beneficiarias de los avales de emplear la financiación obtenida para hacer frente a las necesidades de liquidez, no pudiendo emplearla para el reparto de dividendos". Ese mismo día, Neinor anunció que había recibido el préstamo de 40 millones.

El pasado mes de diciembre, una vez que Economía inició el análisis de una cartera de hasta 6.000 préstamos para comprobar si había alguna irregularidad, Neinor decidió amortizar ese crédito con aval del Estado. Lo hizo con otros 40 millones solicitados al Santander, mediante dos préstamos, uno de 25 y otro de 15 millones, sin garantía del ICO. Al no tener ya ninguna prohibición, el pasado 7 de enero, la inmobiliaria anunció que destinaría, precisamente, 40 millones a remunerar a sus accionistas a través de un dividendo, pago que suspendió en abril de 2020, cuando se extendió la pandemia.

Fuentes próximas a la compañía sostienen que la devolución del dinero al ICO se ha hecho por un acto de responsabilidad. Sostienen que, como el ejercicio 2020 fue finalmente muy bien, mejor de lo esperado cuando apareció el covid-19, no tenía sentido disponer de 40 millones públicos con los que el Estado podía ayudar a otras empresas en situación más comprometida.

Foto: Cani Fernández, presidenta de la CNMC. (EFE)

De hecho, el 2 de diciembre, ante de la amortización del préstamo y la nueva petición al Santander, Neinor indicó que había completado las obras de las más de 1.700 viviendas previstas para entregar en el ejercicio, lo que supone alcanzar su objetivo con un mes de antelación, a pesar del contexto de incertidumbre desencadenado por la crisis sanitaria. La promotora agregó que solo estaban pendientes de finalizar las escrituraciones con sus clientes para estas viviendas y que ya dispone del 100% de los certificados finales de obra (CFO) y de las necesarias licencias de ocupación (LPO, DERO o cédulas de habitabilidad).

Sin embargo, la empresa, pese a que el negocio había ido tan bien, pidió en paralelo otro crédito al Santander, esta vez sin garantías públicas. Fuentes oficiales del banco han ratificado la concesión de los tres préstamos. Del primero de mayo y de los de diciembre, todos por la misma cantidad, que coincide también con el montante del dividendo. Desde la entidad subrayan que su relación comercial con Neinor ya no está vinculada al ICO. Desde mayo de 2015 Felipe Morenés Botín-Sanz de Sautuola, hijo de Ana Botín, se sienta en el consejo de administración de la promotora.

La promotora inmobiliaria Neinor acordó distintas operaciones de financiación con el Banco Santander el pasado mes de diciembre, para poder retribuir a sus accionistas en enero de este año. Después de esas gestiones, la compañía, que en los primeros compases de la pandemia recurrió a los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), quedó liberada de la estricta normativa que acompaña la concesión de avales del ICO, que incluye la prohibición de repartir dividendos y la utilización de ese dinero para tapar refinanciaciones.

ICO Nadia Calviño Ministerio de Economía Ana Patricia Botín Neinor Homes Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda