El Ibex 35 vuelve a ser el peor parado en la montaña rusa bursátil del comienzo del año
  1. Mercados
  2. Crónicas
CRÓNICA DE BOLSA

El Ibex 35 vuelve a ser el peor parado en la montaña rusa bursátil del comienzo del año

Los mercados europeos no ganan para sustos. Grecia, Ucrania, China... una gran variedad de temas ponen contra la pared a los índices del Viejo Continente

Bienvenidos a la montaña rusa de las bolsas. En este recorrido no falta de nada. Curvas de infarto y trayectos de sosiego que anteceden nuevos descensos vertiginosos. A los mandos de la maquinaria un país llamado Grecia y sus negociaciones para llegar a un acuerdo para reestructurar su deuda -que no mentar a una temida quita-, porque en los detalles es donde están las claves del futuro de Europa y el presente de los mercados.

Esos detalles hablan del recelo existente hacia las políticas del nuevo ministro de Finanzas heleno, que no deja de perfilar planes con los que romper con el férreo plan de austeridad impuesto a su país. Este domingo, el discurso del nuevo primer ministro, Alexis Tsipras, apuntaba a una única dirección: no se van a buscar prórrogas al actual rescate. Por si la contundencia de sus palabras quedaban poco claras, había que añadir un segundo comentario, el del ya mentado ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, que avisaba del desplome que sufriría el euro en caso de que Grecia quedara fuera del club de la Moneda Única.

Poco más ha hecho falta para que resucitar viejor fantasmas de los mercados. El Ibex 35 vuelve a sufrir un severo correctivo en los mercados y se lleva la peor parte en una nueva sesión que se ha cerrado con caídas del 1,97% (ver índice) hasta los 10.364 puntos. En el resto del continente, el Cac 40 (ver índice) se ha dejado un 0,85%, el Dax (ver índice) un 1,7%, el Eurostoxx 50 (ver índice) un 1,37%, el Mib un 1,90% y el FTSE 100 londinense un 0,24%.

En esta sangría es significativo el desplome de las entidades bancarias que este lunes ceden un 4,1% en el caso de Bankinter, un 3,7% en el de Bankia, un 3,2% en el de Banco Sabadell, un 2,8% en el de BBVA y Banco Popular, un 2,15% en el de Banco Santander y un 2% en el de CaixaBank.

Por si estas curvas eran poco, en el horizonte aparecen otros asuntos que también aportan inestabilidad al panorama. Por un lado, el conflito de Ucrania, con la reunión de la canciller Angela Merkel con Barak Obama para convencerle que no envie armamento pesado al país, lo que daría una excusa a Bladimir Putin para decir que occidente les ataca. Y, finalmente, un preocupante dato de las exportaciones chinas.

No obstante, sobre la temporada de resultados, según explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi, "en septiembre el consenso del mercado esperaba un crecimiento de los beneficios mundiales para este año del 12 %. Ahora apenas se maneja un crecimiento del 5 %. ¿La razón? Descensos del 46% en los beneficios del sector energía y del 14% para el resto de las materias primas. El comportamiento de los mercados pasa factura", concluye. Una caída que se refleja en este gráfico por países y por sectores:

placeholder

De vuelta a Grecia, el ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha puesto negro sobre blanco tras asegurar en una entrevista en BBC Radio que la mejor solución al problema heleno es la salida del país del euro y augura que es "cuestión de tiempo que todo el mundo se de cuenta de que su partida es la mejor estrategia", ha afirmado.


(Fuente: The Guardian)

Esto se ha traducido en una nuevo desbandada de inversores de los mercados griegos. La Bolsa de Atenas se ha desplomado un 4,75% mientras que la prima de riesgo ha vuelto a situarse por encima de los 1.000 puntos básicos. La peor parte se la llevaba el papel a medio plazo, que en su referencia a tres años ha visto como la rentabilidad supera ya el 21%.

Esto se traslada al resto del mercado de deuda, donde la tensión lleva el interés del bono español a diez años hasta el 1,55% desde mínimos históricos por debajo del 1,40%, mientras que la prima de riesgo, que llegó a caer de los 100 puntos básicos antes de que estallara definitivamente el culebrón heleno, se sitúa en los 121 puntos. En el mercado de divisas, el euro no refleja cambios significativos respecto a ayer y se cambia a 1,13 dólares.

En el apartado macroeconómico, un dato acapara hoy todas las miradas: las exportaciones chinas. Y es que el último registro se ha quedado muy lejos de las estimaciones de los analistas, que esperaban una subida del 6,3% y han caído un 3,3%, ahí es nada. Además, las importaciones se hundieron un 19,7% en enero respecto al mismo periodo del año anterior, lo que ha vuelto a encender las alarmas sobre el enfriamiento del gigante asiático.

placeholder
Crónica de bolsa Ibex 35