el rendimiento del bono cae al 2,57%

La prima baja de los 120 puntos, el nivel en el que estaba en el histórico mayo de 2010

BONO ESPAÑOL A 10 AÑOS

hoy
1 sem.
1 mes
3 mes.
1 año
3 año.
DE HASTA
15 últimas sesiones
-1,74%
  • Rentabilidad
    0,422 %
  • MAXIMO
    0,455 %
  • MÍNIMO
    0,427 %
  • VOL. DIARIO (TIT.)
    -
  • VAR. 2020(%)
    -8,658 %
  • VARIACIÓN
    -4,31 % -0,019 %
  • APERTURA
    0,422 %
  • ÚLT. SESIÓN
    0,441 %
  • EFECTIVO
    -€
  • VAR. 12 MESES(%)
    28,659 %

La histórica batería de medidas expansivas lanzada el pasado jueves por el Banco Central Europeo (BCE) propicia que la deuda pública española vuelva a los niveles en los que estaba en otro momento no menos histórico, el vivido en la primera quincena de mayo de 2010. En esos días, Europea selló las condiciones del primer rescate de Grecia, que a finales de abril había levantado la mano para solicitar ayuda financiera, y el BCE puso en marcha -pese a su oposición inicial- un programa de compras de deuda soberana en el mercado (respondió a las siglas SMP). 

La conexión entre lo acontecido hace cuatro años y mes y lo que está ocurriendo ahora se refleja en la prima de riesgo, es decir, la diferencia entre la rentabilidad de los bonos españoles y alemanes a 10 años. Este lunes, y por primera vez desde aquel mayo, se ha dejado ver por debajo de los 120 puntos básicos. En concreto, ha cerrado en los 119,6 puntos. Se aleja así cada vez más de los 222 puntos a los que despidió 2013 y, sobre todo, de los 650 puntos básicos a los que llegó a escalar en julio de 2012. 

Sigue así la estela del rendimiento del bono español, que vuelve a marcar un nuevo mínimo histórico -en términos nominales, que no reales-. Su rentabilidad ha descendido del 2,64 al 2,57%. 

Los inversores, por tanto, prolongan las compras de deuda pública tras las iniciativas adoptadas por el BCE para tratar de revitalizar el crédito y el crecimiento, de apagar las presiones deflacionistas y debilitar el euro. Y, sobre todo, siguen con las adquisiciones por mucho que la entidad advirtiera del riesgo de que se esté formando una burbuja en la deuda pública europea.

Un mes para el recuerdo 

El retorno a mayo de 2010 está cargado de simbología. El 10 de mayo de ese año, el BCE lanzó el SMP, una medida consistente en la compra de deuda pública en el mercado secundario -en el que cotiza esa deuda tras haber sido emitida-. El anuncio de esa medida propició que en las jornadas posteriores la prima española cayera incluso por debajo de los 100 puntos que había llegado a superar en las semanas previas. 

Aunque, en un primer momento, el SMP calmó los ánimos entre los inversores, su efecto fue efímero. De hecho, a finales de mayo la prima se adentró ya en una espiral alcista que se prolongó hasta los 650 puntos que tocó en julio de 2012. De hecho, el SMP fue relevado en septiembre de 2012 por una versión mejorada que Draghi se sacó de la chistera para detener la crisis de deuda: la OMT

Ahora retorna a esos niveles de mayo de 2010, y lo hace justo cuando el BCE acaba de suspender uno de los resortes del SMP que todavía existía: la esterilización de las compras. En 2010, y para no alimentar la sensación de apartarse completamente de la ortodoxia con esas compras de deuda, la entidad se comprometió a retirar de circulación la misma cantidad de dinero que dedicara a las adquisiciones de bonos. Esta maniobra, conocida como esterilización, aún estaba vigente, hasta que el pasado jueves el BCE la suspendió. Esta decisión proporciona una inyección de liquidez equivalente a los casi 165.000 millones de euros en bonos que aún tiene en cartera.

 

Crónica del Bono
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios