Es noticia
Menú
Las bolsas europeas buscan captar los futuros unicornios ante la crisis de Silicon Valley
  1. Mercados
INCENTIVAR ACTIVIDAD EN LAS BOLSAS

Las bolsas europeas buscan captar los futuros unicornios ante la crisis de Silicon Valley

Las bolsas europeas y las tecnológicas se conjuran para atraer inversores, aprovechando la oportunidad que surge de la crisis de las grandes compañías de Silicon Valley

Foto: Fachada principal de la Bolsa de París. (EFE)
Fachada principal de la Bolsa de París. (EFE)

Las bolsas europeas y las tecnológicas se conjuran para atraer inversores, aprovechando la oportunidad que surge de la crisis de las grandes compañías de Silicon Valley. Euronext espera más actividad en los próximos años en los mercados de capitales y las empresas piden un ecosistema regulatorio más favorable para acelerar su crecimiento.

El descalabro de Meta (Facebook), del 67% en 2022, de Google (Alphabet), del 32%, Amazon (-44%), Apple (-17%), Microsoft (-18%) o Netflix (-51%) puede ser una oportunidad para las tecnológicas europeas. Las grandes tecnológicas europeas sufren con la inflación, la subida de tipos de interés y el escepticismo sobre su capacidad de mantener los ritmos de crecimiento de los últimos años. Pero podrían ponerse en el mapa de inversores que, hasta ahora, solo se fijaban en el Nasdaq.

Foto: EC.

En realidad, los números rojos de las firmas estadounidenses han contagiado a muchas tecnológicas europeas cotizadas, con un giro desde el ‘growth’ al ‘value’ a principios de año que, después, acabó en una ola de ventas generalizadas con la invasión de Ucrania. Un ejemplo de ello se ve con la tecnológica española Allfunds, que decidió saltar al parqué en 2021 en Ámsterdam, y que se deja un 59% en 2022.

Es decir, no le va especialmente bien a las tecnológicas europeas. Pero eso no quita de que la crisis de los símbolos de Silicon Valley pueda desviar flujos hacia Europa. Esta fue una de las conclusiones del evento Tech Leaders que ha organizado Euronext, gestor de las bolsas de Ámsterdam, Milán, Dublín, Lisboa o París, en la capital francesa.

Foto: EC.

"La razón por la que creamos Euronext Tech Leaders es que haya visibilidad para un grupo de más de 100 empresas europeas líderes del sector de tecnología, y asegurarnos de que los inversores globales que quieran invertir tengan un grupo visible de compañías relevantes para aprovechar las oportunidades de la tecnología europea y apoyarlas en su crecimiento", explicó a El Confidencial el CEO de Euronext, Stéphane Boujnah. "Sé que los inversores de EEUU están muy enfocados en invertir en EEUU y quieren diversificarse geográficamente", añadió.

Precisamente, este mes se ha anunciado en París una guía para mejorar las prácticas en las salidas a bolsa, con la intención de mejorar el proceso e incentivar que haya ofertas públicas de venta (opv) de tecnológicas europeas. La guía parte de recomendaciones de un grupo de trabajo que destacó la necesidad de aumentar la participación de inversores institucionales e internacionales en las OPV en la etapa más temprana posible para desarrollar la liquidez del mercado y minimizar los riesgos de ejecución. El ministro francés de Transición Digital y Telecomunicaciones, Jean-Noël Barrot, anunció la guía.

Foto: Réplica dorada del toro de Wall Street situada en Sao Paulo.

Euronext ha tomado la iniciativa de atraer tecnológicas europeas, y de hecho también españolas. El caso más claro es Allfunds, que salió a bolsa en 2021 con una valoración de 7.250 millones, y eligió Amsterdam en vez de Madrid o Londres, ciudades donde está su equipo directivo.

En esta ofensiva de Euronext para captar tecnológicas e impulsar la actividad en los mercados de capitales está el programa Tech Share, previo a una OPV, con el que seleccionan a tecnológicas que tengan ya un modelo funcional y se planteen salir a bolsa en uno a tres años. Con este programa están seleccionando una decena de compañías españolas, con el fin de atraer también empresas en España. De hecho, Euronext arrebata recurrentemente a BME, organizador de la Bolsa de Madrid, socimis, tecnológicas y emisores de deuda, en este caso de grandes del Ibex para Dublín.

Entre 2019 y 2022 ha habido 31 empresas españolas que han saltado al parqué en Euronext, de las que ocho lo han hecho en 2022: las socimis Jungle21, Sagax Real Estate Socimi, Macc1x1 Socimi, Apodaca Inversione, Aref Thalassa Socimi, Core Spain Holdco Socimi, la firma Hoteles Bestprice y la tecnológica Embention, de robótica.

Foto: Gerard Wertheimer, dueño de Chanel. (REUTERS/Charles Platiau)

En este contexto, Euronext celebró en París un evento para que algunas tecnológicas reivindicaran mejoras y para que fueran escuchadas por inversores institucionales. El evento, Tech Leaders, sirvió para escuchar peticiones. Michael Paulin, CEO de OVHcloud, líder europeo en cloud que vale 2.700 millones en bolsa, recordó que en Asia o Estados Unidos hay mucho más apoyo hacia las empresas tecnológicas. Así, pidió más soporte público y, también, que se favorezca la innovación, se invierta en universidades porque "necesitamos más ingenieros", y se facilite la financiación. "Necesitamos entrar en los mercados de capitales, construir un ecosistema para favorecer que haya grandes tecnológicas europeas", insistió Jerónimo Folgueira, CEO de Deezer, rival de Spotify que capitaliza 390 millones.

"La posibilidad de cotizar te permite diversificar las opciones de las empresas para recaudar dinero, y eso es algo bueno", concluyeron analistas de Societe Generale, HSBC y Goldman Sachs. También implica exigencias para la empresa que ven positivas a largo plazo, como "crear un marco de gestión, transparencia y tener un método de conversación constante con los inversores".

Foto: Foto: Reuters (Dado Ruvic)

Europa es más reticente con la regulación que otras geografías, recordó Stefan Slowinski, managing director y senior technology analyst de BNP Paribas Exane: "Hay tensiones cruzadas entre Estados Unidos, China y Europa sobre soberanía de datos", añadió. "Vimos en el 2000 con el surgimiento de Google y Facebook y el debate sobre los datos del consumidor. Y, por supuesto, Europa lideró la carga con GDPR con la protección de los datos del consumidor. Y ahora, el debate se ha movido más hacia la computación en la nube y los datos empresariales, datos corporativos, datos gubernamentales y cómo se gestionan", explicó el experto.

El analista considera que el equilibrio entre regulación y soberanía de datos debe ser una oportunidad para las tecnológicas europeas: "Debemos crear campeones europeos, pero al mismo tiempo las empresas europeas están cada vez con más presión para cumplir ahora con la regulación", advirtió.

Pero la regulación a menudo es contradictoria. Un ejemplo ocurre con los datos de las empresas estadounidenses. Según la regulación estadounidense, con una orden judicial en Estados Unidos el Gobierno norteamericano podría acceder a los datos de un centro en Europa, algo que iría contra leyes europeas. Ambos bloques quieren evitar depender tecnológicamente de otros. “Así que seguimos viendo este impulso continuo hacia una mayor independencia tecnológica, y ese es ciertamente un resultado potencial”, señaló Slowinski, que recordó que, en este sentido, se espera una inversión de 280.000 millones desde Estados Unidos en los próximos diez años para recuperar capacidad de producción de microchips. En Europa se espera una inversión de 43.000 millones para semiconductores.

Las bolsas europeas y las tecnológicas se conjuran para atraer inversores, aprovechando la oportunidad que surge de la crisis de las grandes compañías de Silicon Valley. Euronext espera más actividad en los próximos años en los mercados de capitales y las empresas piden un ecosistema regulatorio más favorable para acelerar su crecimiento.

El descalabro de Meta (Facebook), del 67% en 2022, de Google (Alphabet), del 32%, Amazon (-44%), Apple (-17%), Microsoft (-18%) o Netflix (-51%) puede ser una oportunidad para las tecnológicas europeas. Las grandes tecnológicas europeas sufren con la inflación, la subida de tipos de interés y el escepticismo sobre su capacidad de mantener los ritmos de crecimiento de los últimos años. Pero podrían ponerse en el mapa de inversores que, hasta ahora, solo se fijaban en el Nasdaq.

Tecnología Bolsas y Mercados Españoles (BME) NYSE Euronext
El redactor recomienda