Es noticia
Menú
El BCE se muestra dispuesto a seguir actuando "con fuerza" para contener la inflación
  1. Mercados
Actas de septiembre

El BCE se muestra dispuesto a seguir actuando "con fuerza" para contener la inflación

Según desgrana la declaración de los banqueros centrales, la preocupación sobre la inflación y sus consecuencias es unánime, no así la dureza con la que deben aplicarse las subidas de tipos

Foto: La sede del BCE en Frankfurt, Alemania. (Getty/Thomas Lohnes)
La sede del BCE en Frankfurt, Alemania. (Getty/Thomas Lohnes)

La preocupación número uno del BCE es la alta inflación que están experimentando los países europeos. Así lo ha reflejado el organismo, una vez más, en las actas de la reunión que tuvo lugar el 7 y 8 de septiembre y que se han hecho públicas este jueves.

En dicha reunión, el banco presidido por Christine Lagarde aprobó la mayor subida de tipos de su historia. Un alza de 75 puntos básicos que sitúa los tipos en 1,25%.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Según desgrana la declaración de los banqueros centrales, la preocupación sobre la inflación y sus consecuencias es unánime, no así la dureza con la que deben aplicarse las subidas de tipos. Las mismas dudas que poseía el mercado en esos momentos tuvieron su reflejo en la reunión del banco central, en la que algunos miembros apostaban por una subida más laxa, de 50 puntos, aunque, finalmente, se impusieron los que apostaban por un movimiento más agresivo.

Sin embargo, según se desprende de las actas de la reunión, en el banco central se impone la idea de que "actuar con fuerza ahora podría evitar la necesidad de aumentar los tipos de interés de manera más pronunciada más adelante", dado que, "cuanto más tiempo se mantuviera la inflación alta, mayor sería el riesgo de que las expectativas de inflación se desanclaran y más costoso sería llevarlas a la meta", del 2%.

Con esta perspectiva, y pese al histórico incremento de los tipos aprobado en septiembre, los miembros de la institución mostraron un amplio consenso en que "los tipos de interés clave se mantendrían significativamente por debajo de la tasa neutral", lo que refuerza la expectativa de subidas adicionales fuertes en las próximas reuniones, a pesar de que durante el encuentro de septiembre se acordó dejar claro que los movimientos de 75 puntos básicos no tienen por qué representar una norma para futuras decisiones.

Foto: Christine Lagarde en una imagen de este jueves. (Reuters/Pfaffenbach) Opinión

Los diferentes asistentes a la reunión elaboraron un diagnóstico económico para la eurozona que difiere del contexto estadounidense. Su análisis explica que la inflación de la eurozona está más relacionada con un choque de oferta, mientras que en EEUU se produce por el recalentamiento de la demanda interna. Además, hicieron patente que los precios en Europa se han visto golpeados por cuestiones geopolíticas como la guerra en Ucrania, que disparó los costes de las materias primas, haciendo especial hincapié en la energía y el gas.

También tuvieron en cuenta el aumento del valor que ha vivido el dólar y que "podría aumentar las presiones inflacionarias para la zona euro".

Está previsto que el BCE se reúna de nuevo el próximo 27 de octubre, cuando se espera que anuncie una nueva subida de los tipos de interés en la eurozona.

La preocupación número uno del BCE es la alta inflación que están experimentando los países europeos. Así lo ha reflejado el organismo, una vez más, en las actas de la reunión que tuvo lugar el 7 y 8 de septiembre y que se han hecho públicas este jueves.

Inflación Banco Central Europeo (BCE) Eurozona
El redactor recomienda