Es noticia
Menú
El euríbor llegará al 3% en 2023 y el mercado no espera bajadas hasta 2025 pese a la crisis
  1. Mercados
ANTE LAS EXPECTATIVAS DE MÁS INFLACIÓN

El euríbor llegará al 3% en 2023 y el mercado no espera bajadas hasta 2025 pese a la crisis

El tipo interbancario ha alcanzado el 2,6% y apunta al 3%. El mercado cree que el ciclo de tipos altos para frenar la inflación se alargará otros dos años

Foto: Foto: EFE/Tejido.
Foto: EFE/Tejido.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

No habrá tregua con los tipos de interés hasta dentro de más de dos años. Las expectativas actuales del mercado apuntan a esa dirección, con el euríbor tocando el 3% el año que viene y sin bajar de este umbral hasta 2025. Su evolución está condicionada a los récords de la inflación y la falta de visibilidad sobre que haya tocado techo.

El endurecimiento monetario ha disparado el euríbor, que ya está en el 2,6% y continúa con su ‘rally’, muy por encima, de hecho, de los tipos de interés oficiales del Banco Central Europeo (BCE), que se sitúan en el 1,25%. Los inversores asumen otra subida en octubre, y dudan entre 50 y 75 puntos básicos. Aun así, el tipo interbancario seguiría por encima.

Foto: El euríbor ha corrido más, por primera vez, que la curva que dibujan las expectativas de los inversores. (EFE/Luis Tejido)

El euríbor es la referencia de la mayoría de hipotecas a tipo variable, y también marca la evolución del coste de financiación de los nuevos préstamos a empresas y familias. Empezó el año en el -0,5%, entró en positivo en abril, alcanzó el 1% en junio y entre agosto y septiembre ha firmado una subida casi vertical, hasta alcanzar el citado 2,6%.

Para una hipoteca de 200.000 euros a 30 años, el encarecimiento anual oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros. Aunque en la mayoría de los casos ya se ha amortizado parte del capital y el impacto es menor, hay un mordisco relevante al poder adquisitivo de los hogares endeudados.

El euríbor depende del coste al que se prestan liquidez entre sí los grandes bancos, y está determinado por las proyecciones sobre los tipos de interés. Como esperan más alzas de tipos del BCE para combatir la inflación, el euríbor continúa subiendo y ya está mucho más adelantado que la curva del ‘precio del dinero’ del banco central, que quiere ralentizar la actividad económica para que a través de la demanda se frene el crecimiento de los precios, aun con riesgo de hacer descarrilar la recuperación y llevar la eurozona a recesión.

El tipo interbancario ha corrido más, incluso, que las expectativas del mercado para el cierre de este año, que están en el 2,3%, según el futuro del euríbor a tres meses. Este futuro se usa como aproximación de las previsiones de los inversores sobre el euríbor y la política monetaria. Para 2023, el mercado espera que pase del 3% y alcance el 3,3% en diciembre.

La novedad es que se alarga el ciclo del euríbor por encima de este umbral, al menos según el cuadro de perspectivas de los inversores. La semana pasada, el mercado ya veía el euríbor por encima del 3% el año que viene, pero esperaba un retroceso posterior en 2024. Sin embargo, según siguen llegando indicadores que invitan a pensar que la inflación seguirá alta, se retrasa el punto de inflexión esperado.

Foto: EC.

De esta forma, el mercado espera que el euríbor siga por encima del 3% en 2024, y no sería hasta 2025 cuando llegaría la disminución del tipo interbancario. Es decir, el mercado cree que el BCE deberá seguir con su política monetaria de endurecimiento dos años más para atajar la inflación, que sigue desbocada. A falta de conocer el dato de septiembre, los de agosto fueron del 9,1% en la eurozona y del 10,5% en España.

El ‘shock’ energético es el que explica el ‘boom’ inflacionario, pero ya hay efectos de segundo orden. Esto es, inflación que genera inflación. El IPC subyacente, sin alimentos no perecederos ni energía, se disparó hasta el 5,5% en agosto en la eurozona. Pese al deterioro de previsiones de crecimiento y que crece el consenso en torno a una recesión, no se ve que mengüen las expectativas de aumento de precios.

No habrá tregua con los tipos de interés hasta dentro de más de dos años. Las expectativas actuales del mercado apuntan a esa dirección, con el euríbor tocando el 3% el año que viene y sin bajar de este umbral hasta 2025. Su evolución está condicionada a los récords de la inflación y la falta de visibilidad sobre que haya tocado techo.

El endurecimiento monetario ha disparado el euríbor, que ya está en el 2,6% y continúa con su ‘rally’, muy por encima, de hecho, de los tipos de interés oficiales del Banco Central Europeo (BCE), que se sitúan en el 1,25%. Los inversores asumen otra subida en octubre, y dudan entre 50 y 75 puntos básicos. Aun así, el tipo interbancario seguiría por encima.

Banco Central Europeo (BCE) Inflación Euríbor
El redactor recomienda