Es noticia
Menú
Efectos de un pacto nuclear con Irán: 100 M de barriles listos para entrar al mercado
  1. Mercados
Aliviaría las tensiones actuales

Efectos de un pacto nuclear con Irán: 100 M de barriles listos para entrar al mercado

Si se materializase un acuerdo, Irán podría redoblar sus ventas en tan solo unos meses, elevando el suministro en cientos de miles de barriles diarios antes de final de año

Foto: Una ilustración muestra la bandera de Irán y el símbolo atómico. (Reuters/Dado Ruvic)
Una ilustración muestra la bandera de Irán y el símbolo atómico. (Reuters/Dado Ruvic)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Un intento de último recurso de Europa para revivir el pacto nuclear con Irán ha avivado la especulación de que millones de barriles de petróleo estarían ya listos para inundar los mercados globales.

El retorno podría ser rápido si se tiene en cuenta lo que ocurrió la última vez que Teherán regresó a los mercados. Si se materializase un acuerdo, Irán podría redoblar sus ventas en tan solo unos meses, elevando el suministro en cientos de miles de barriles diarios antes de final de año, de acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (AEI). Esta hipotética situación ayudaría a aliviar un mercado de crudo que está preocupantemente restringido, y que se enturbió todavía más con la invasión rusa de Ucrania.

Foto: Un cortejo fúnebre de la YIP en las calles de Gaza. (EFE/Mohammed Saber)

Cuando las sanciones al país se moderaron tras el acuerdo del año 2015, la producción de petróleo de Irán se recuperó de manera más rápida y completa de lo que los analistas habían predicho. Sin evidencia de daños en los campos petrolíferos o en las instalaciones, el acontecimiento podría volver a tener lugar. La nación del golfo Pérsico cuenta ahora mismo en sus almacenes con unos 100 millones de barriles de petróleo ya extraído que podría lanzar al mercado de manera casi inmediata.

Teherán respondió este lunes a una propuesta "final" para reactivar el pacto de 2015, y la Unión Europea está consultando con Estados Unidos un "camino hacia adelante". Visto como la última esperanza para rescatar este trato, el proyecto apunta a limitar la actividad nuclear de Irán a cambio de una relajación de las sanciones, lo que incluye su industria de petróleo.

Foto: Una plataforma de producción de petróleo en Irán. (Reuters/Raheb Homavandi)

La posibilidad de una rápida vuelta al mercado de los suministros iraníes ha ayudado a mantener el barril de referencia Brent por debajo de los 100 dólares este mes, una cota casi siempre superada desde que comenzó la guerra en Ucrania en febrero. De los 100 millones de barriles en reserva, entre 40 y 45 millones son petróleo crudo, y el resto, condensado, un combustible ligero que se bombea de manera conjunta con el gas, de acuerdo con Iman Nasseri, director ejecutivo de consultas en energía de FGE.

Una vez se liberen las reservas

Una vez tenga lugar el lanzamiento del suministro iraní al mercado, el mayor desafío será revivir los campos petrolíferos que se encuentran en letargo, así como arreglar los contratos, en las embarcaciones para transportarlo y en las aseguradoras. El país del golfo Pérsico ha continuado manteniendo estos campos durante los años en que se cerraron al mercado de petróleo mundial.

Foto: Los drones iraníes preparados para despegar. (Iran state media)

En tres meses, Irán podría añadir hasta 900.000 barriles diarios de producción, una vez que se relajen las sanciones al país. En seis meses desde entonces, podría llegar a bombear cerca de su máxima capacidad, que consiste en alrededor de 3,7 millones de barriles al día, según Nasseri.

Según la información recopilada por Bloomberg, Irán ya estaría produciendo cerca de 2,5 millones de estas unidades diarias. Siguiendo el pacto de 2015, aquella vez le llevó tres meses engordar el mercado con 700.000 barriles al día, y un año para regresar a su máxima capacidad. Aquello se terminó en 2018, cuando Donald Trump retiró a Estados Unidos del trato.

Foto: Una mujer paseo en la capital iraní, Teherán. TAbendin Aherkenareh / EFE

El ritmo del nuevo regreso de Teherán estará seguido de cerca, con una demanda del combustible que se está recuperando desde las pérdidas causadas por la pandemia, por los suministros rusos evitados por numerosos compradores, y con la mayoría de los socios de Irán en la OPEP+ haciendo un esfuerzo para aumentar su producción.

Las conversaciones con los poderes hegemónicos mundiales se han estancado desde hace casi 18 meses, seguidos en varios escenarios por riñas políticas en torno a sanciones por terrorismo, por las demandas de Irán de garantías para que EEUU no vuelva a incumplir los acuerdos, por la guerra entre Rusia y Ucrania y por las indagaciones nucleares.

Sin embargo, un acuerdo devuelto a la vida todavía está lejos de poder ser confirmado.

Un intento de último recurso de Europa para revivir el pacto nuclear con Irán ha avivado la especulación de que millones de barriles de petróleo estarían ya listos para inundar los mercados globales.

Petróleo Almacenamiento Unión Europea Estados Unidos (EEUU) OPEP Agencia Internacional de la Energía (AIE)
El redactor recomienda