Es noticia
Menú
El enorme riesgo de invertir eligiendo los activos más rentables del momento
  1. Mercados
estrategias de inversión en activos

El enorme riesgo de invertir eligiendo los activos más rentables del momento

Muchos inversores que entraron en materias primas y energía los últimos meses, atraídos por su subida en el último año, pierden un 20% desde máximos

Foto: Bolsa de Madrid. Efe/Altea Tejido
Bolsa de Madrid. Efe/Altea Tejido

“Tengo un fondo de materias primas que empecé en mayo de 2022 y desde entonces he perdido más de 10.000 euros… estoy asustado…”

Esta semana recibimos en Finect un correo con este texto de un inversor, que quería conocer la opinión de los asesores que participaban en nuestro consultorio sobre fondos sobre el asunto. No es un caso aislado. Muchos otros inversores se han metido en los últimos meses en estos sectores, atraídos por ser casi el único activo rentable en 2022.

Las categorías de fondos de energía y de materias primas han sido este trimestre las más visitadas del año en Finect, con una diferencia muy amplia frente al resto, cuando hace un año estaba entre las menos populares. Entonces, casi nadie preguntaba por estos activos; ahora, siempre sale alguna cuestión sobre fondos de estos sectores.

¿Pero cómo puede ser que la única categoría que resiste en positivo en 2022 esté siendo un dolor de cabeza para los inversores que la han metido en cartera? ¿Por qué sucede esto? Porque, una vez más, las compras han llegado demasiado tarde, cuando las grandes subidas ya se habían producido. Y ahora, en la corrección tras la euforia, flaquean las piernas.

Es el riesgo de elegir las inversiones ordenando los rankings de rentabilidad y seleccionando los productos que más suben, poner demasiada atención al retrovisor.

Fondos muy rentables… Pero inversores con fuertes pérdidas


Desde principios de junio, cuando tocaron máximos sus valores liquidativos, muchos fondos de energía y materias primas registran caídas contundentes, en línea con lo visto en el precio del petróleo y otros recursos naturales. Por ejemplo, el BlackRock World Energy Fund o el PIMCO GIS Commodity Real Return Fund, dos de los mayores de la categoría por activos gestionados, retroceden más del 20% desde hace apenas un mes.

¿Un desastre? Sólo para los inversores que entraron cerca de máximos, porque desde hace un año ambos acumulan ganancias imperiosas, como el resto de fondos de estas categorías: la media de fondos de materias primas sube un 22% desde julio de 2021 y la de energía, un 37%. Ya venían haciéndolo bien en la parte final de 2021, pero el inicio de la invasión sobre Ucrania los catapultó… Hasta hace unas semanas que empezaron a corregir.

Por supuesto, no es la primera vez que pasa ni será la última. Los inversores tienen mucha peor rentabilidad que los fondos en los que invierten, porque suelen entrar cuando ya han subido mucho y acaban vendiendo en el peor momento, cuando ya se han producido las caídas desde los niveles más altos.

El caso ejemplar que se suele poner en la industria para referirse a este error habitual del inversor es el fondo de inversión Fidelity Magellan, del mítico gestor Peter Lynch. Sus inversores obtuvieron una rentabilidad mucho menor del 29% anualizado que consiguió el fondo bajo su liderazgo. Pero en España también hemos tenido un producto estrella donde se repitió este patrón.

Se trata del Santander Small Caps España, en el que entraron muchos millones de euros cuando el activo y el fondo lucían subidas espectaculares. Banco Santander lo anunció en televisión en las campanadas de 2017, destacando una rentabilidad anualizada a 5 años superior al 18%. La popularidad y el patrimonio del fondo se disparó… Pero en mayo de 2018 tocó máximos e inició una caída, que llevó a muchos inversores a salir con el paso del tiempo.

A 10 años el fondo gestionado por Lola Solana sube más de un 8% anualizado, pero muchos de los que invirtieron en el fondo han salido con pérdidas. De los más de 1.300 millones que llegó a gestionar en la primavera de hace 4 años, ahora tan sólo ronda los 312 millones de euros.

Ya pasó con tecnología, renovables…

También ha pasado con los fondos de tecnología, donde se han visto los mayores ingresos de dinero en 2021, justo antes de que llegara el mercado bajista a estos activos. O con los fondos de energías renovables o de sostenibilidad… O, directamente, con otros activos como el Bitcoin y las criptodivisas. Entrar siempre con el pie cambiado y persiguiendo la rentabilidad pasada.

Según la consultora Dalbar, respecto al S&P 500, las entradas y salidas a destiempo le cuestan a los inversores al menos un 1,5% cada año. En concreto, la rentabilidad media anualizada del índice en este tiempo ha sido del 7,4% en los últimos 20 años, mientras que la ganancia media de los inversores en el índice se habría quedado por debajo del 6%. Y eso en el índice más popular… Si viéramos este dato respecto a los activos más volátiles, el hueco entre la rentabilidad del índice o el fondo y el de los inversores que lo contratan se agigantaría.

¿Qué se puede hacer para evitar dejarse llevar por estos comportamientos? Lo más obvio: construir las carteras pensando en los activos que se ajusten mejor a nuestro perfil inversor, sin mirar demasiado los rankings de rentabilidad pasada, para evitar dejarnos deslumbrar por ese brillo de lo más rentable.

“Tengo un fondo de materias primas que empecé en mayo de 2022 y desde entonces he perdido más de 10.000 euros… estoy asustado…”

Inversores Petróleo Fondos de Inversión Primas a las renovables Rentabilidad
El redactor recomienda