Es noticia
Menú
Semestre para olvidar del Ibex: cae un 7% en medio del temor a una recesión
  1. Mercados
Salvó 'in extremis' los 8.000

Semestre para olvidar del Ibex: cae un 7% en medio del temor a una recesión

Se ha comportado mejor que otros, pero la posibilidad de una estanflación o crisis económica están encima de la mesa tras el repunte de la inflación, lo que preocupa a los bancos centrales

Foto: El parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Vega Alonso del Val)
El parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Vega Alonso del Val)

No ha sido un gran primer semestre para el Ibex 35. El selectivo español, que arrancó el curso en los 8.713,8 puntos y gozaba del beneplácito de muchos bancos de inversión, no se ha librado de la presión bajista y ha caído un 7% en los seis primeros meses del año, su mayor castigo desde el impacto de la pandemia, tras dejarse un 8,5% en junio. De hecho, este jueves ha cerrado en los 8.098,7 puntos y ha logrado salvar 'in extremis' la cota psicológica de los 8.000 puntos. Todo ello, al estar encima de la mesa la posibilidad de que el crecimiento económico deje paso a un periodo de estanflación o, peor aún, de crisis económica. Así, acumula ya cuatro trimestres consecutivos de caídas.

El principal índice español se ha situado en una zona intermedia respecto a sus rivales europeos. Mientras el PSI portugués ha escapado de las caídas gracias a una subida del 8,5%, el Ftse británico también ha sufrido un revés del 3%, menor que el de la bolsa española. Por su parte, los dos de referencia en el viejo continente, como el Dax alemán o el Cac francés, han retrocedido un 19,5% y 17%, respectivamente.

Las malas noticias se han impuesto a las buenas, lo que ha añadido grandes dosis de volatilidad. El impacto de la guerra de Rusia en Ucrania tuvo una gran relevancia en los mercados, ya que agudizó la crisis de suministros y disparó la inflación. Sobre todo de las materias primas energéticas, lo que desató los temores de que el fuerte repunte de precios no solo provocara la cada vez más nombrada estanflación sino, peor aún, una recesión económica. De hecho, multitud de compañías han alertado de que sus resultados serán peores de lo pronosticado con anterioridad.

Foto: Paneles de cotización en el interior de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Este escenario hizo que los bancos centrales cambiasen, casi de manera drástica, su hoja de ruta en política monetaria. Así, algunos como la Fed y el Banco de Inglaterra ya han subido tipos y lo harán con incrementos mucho más fuertes del precio del dinero para combatir la inflación, mientras que otros, como el BCE, harán la primera el próximo 21 de julio y los dejarán en el 0,25% mientras que la segunda, en septiembre, es probable que sea de 50 puntos básicos.

Con este contexto, al que hay que sumar los cierres en distintas regiones de China como consecuencia de su política de 'covid cero', han hecho que las caídas sean las tónicas dominantes en la mayoría de acciones. Entre los pesos pesados del selectivo destacan Cellnex (-27,6%), Inditex (-24,3%) y BBVA (-17,5%), penalizado por su exposición a Turquía. No obstante, las más bajistas han sido Fluidra (-45%), la citada Cellnex e IAG (-26,5%).

"El cierre del primer semestre podría dar continuidad a la presión bajista debido al entorno actual, donde las presiones inflacionistas siguen haciendo 'temblar' a la renta variable"

En el lado opuesto se sitúan algunos de sus grandes rivales como CaixaBank (37,4%), Bankinter (32%) o Sabadell (28,5%). También Repsol, que se dispara un 34,6%, gracias al calor del repunte del precio de petróleo, que ha subido más de un 40% durante 2022 y ya cotiza en los 110 dólares por barril. Otras que han escapado de los descensos han sido Telefónica (26,2%), Solaria (18,3%) o Pharmamar (18%), entre otras.

En la renta fija, la misma situación. La rentabilidad de los bonos, que se comporta de manera inversa al precio, ha experimentado un fuerte repunte durante este curso. Así, la del bono español a diez años ha escalado hasta el 2,46% y la de su homólogo alemán en el 1,37%, situándose la prima de riesgo española en los 108,9 puntos. De hecho, el fuerte repunte de la deuda periférica fue uno de los motivos de preocupación del BCE, que optó por un sistema antifragmentación que frenara las diferencias existentes en rentabilidades.

Diego Morín, analista de IG, ha señalado sobre la evolución de las bolsas que "el cierre del primer semestre del año podría dar continuidad a la presión bajista debido al entorno actual, donde las presiones inflacionistas siguen haciendo 'temblar' a la renta variable pese a las subidas de tipos de los bancos centrales. De hecho, las bolsas americanas han corregido por encima del 15% durante estos primeros 6 meses. Seguidamente, otro dolor de cabeza para los inversores son los datos macroeconómicos, los cuales han dejado claro que se producirá en poco tiempo una desaceleración económica, después del cambio de política monetaria y a lo que debemos de sumarle el disparo de los precios de las materias primas".

No ha sido un gran primer semestre para el Ibex 35. El selectivo español, que arrancó el curso en los 8.713,8 puntos y gozaba del beneplácito de muchos bancos de inversión, no se ha librado de la presión bajista y ha caído un 7% en los seis primeros meses del año, su mayor castigo desde el impacto de la pandemia, tras dejarse un 8,5% en junio. De hecho, este jueves ha cerrado en los 8.098,7 puntos y ha logrado salvar 'in extremis' la cota psicológica de los 8.000 puntos. Todo ello, al estar encima de la mesa la posibilidad de que el crecimiento económico deje paso a un periodo de estanflación o, peor aún, de crisis económica. Así, acumula ya cuatro trimestres consecutivos de caídas.

Ibex 35 Inflación Bancos centrales Recesión
El redactor recomienda