Es noticia
Menú
Las bolsas registran su peor semana desde la pandemia y pierden ya 22 billones en el año
  1. Mercados
Caídas superiores al 6%

Las bolsas registran su peor semana desde la pandemia y pierden ya 22 billones en el año

El Ibex salva la semana como uno de los índices que mejor aguantan, pero sus pérdidas del 3% elevan al 8% el castigo acumulado desde el inicio de junio

Foto: La bolsa española baja el 1,18 % en medio de temores a una recesión
La bolsa española baja el 1,18 % en medio de temores a una recesión

Las bolsas han puesto este viernes el broche final a una semana aciaga. La avalancha de reacciones de los bancos centrales internacionales para contener la inflación ha azuzado el nerviosismo de los inversores y ha provocado pérdidas cuantiosas en los principales índices internacionales. A escasas horas para el cierre de la sesión en Wall Street, el índice global Ftse All World acumulaba caídas superiores al 6% en las últimas cinco sesiones, en lo que representa su peor registro desde marzo de 2020, en pleno azote de la pandemia del coronavirus en los mercados.

Wall Street ha sido, una vez más, uno de los principales impulsores de un descalabro que, no obstante, apenas deja excepciones en las grandes bolsas mundiales. El S&P 500, con pérdidas que rebasan el 6%, se cuenta entre los índices más golpeados por el pánico inversor en las últimas jornadas, lo que le ha llevado a adentrarse en lo que se conoce como mercado bajista (cuando un índice cae más de un 20% desde máximos). De una escala similar han sido las pérdidas del Nikkei japonés y aún superiores las de los índices de referencia de Australia, Canadá o Brasil, lo que da buena cuenta de lo extendidas que están los temores.

En Europa, el EuroStoxx 50 ha cerrado la semana con recortes por encima del 4,5%, con grandes firmas como Philips, Siemens o ASML encajando pérdidas en el entorno del 10%. El Ibex, por su parte, se sitúa una vez más como uno de los grandes índices menos damnificados, gracias a la resistencia del sector bancario, pero resta otro 3% que eleva al entorno del 8% las caídas acumuladas desde que se inició junio.

Foto: WSJ.

Esta oleada de ventas se interpreta como un reflejo de la pérdida de confianza de los inversores en la capacidad de los bancos centrales internacionales para lidiar con unas tasas de inflación históricas sin hacer descarrilar el crecimiento económico. Esta semana, la Fed tuvo que acelerar su política de subida de tipos de interés, con un movimiento al alza de 0,75 puntos que representa el paso más agresivo dado por la institución en los últimos 28 años.

Por su parte, el BCE tuvo que convocar una reunión de urgencia ante el brusco aumento de las primas de riesgo de los países periféricos, con Italia a la cabeza. El plan esgrimido por la institución, aunque parco en detalles, ha logrado aliviar la situación en el mercado de deuda, pero a costa de socavar la confianza en la recuperación. A ello también han contribuido las recientes tensiones en los mercados energéticos, ante los cortes de suministro de gas desde Rusia, que amenazan con prolongar e intensificar las tensiones en los precios en Europa.

En niveles de noviembre de 2020

Con todo esto sobre la mesa, los inversores se muestran cada vez más escépticos sobre la capacidad de la economía internacional de mantener la inercia ascendente iniciada tras el 'shock' del coronavirus y ven acrecentarse en el horizonte la amenaza de una recesión que, inevitablemente, penalizaría las perspectivas de negocio de las empresas, algo que todavía no ha empezado a plasmarse en recortes de las expectativas de beneficios.

En estas circunstancias, las bolsas internacionales encaran el final de un primer semestre que va camino de dejar cifras históricas. Las bolsas mundiales ya suman pérdidas en el ejercicio por encima del 20%, lideradas también en este caso por Wall Street, donde el Nasdaq y el S&P 500 registran pérdidas en el entorno del 30 y el 23%, respectivamente.

Foto: EC.

Estas caídas han supuesto que la renta variable internacional haya visto caer su capitalización total por debajo de los 100 billones de dólares, tras perder unos 23 billones (22 billones de euros, al cambio actual) de valor. Esto supone haber fulminado prácticamente todo lo ganado desde noviembre de 2020, cuando las farmacéuticas dieron los primeros datos sobre la efectividad de las vacunas contra el coronavirus.

Las tensiones en las bolsas también tienen su correlato en otros mercados, especialmente en el de las criptomonedas, que también han vivido una semana de máxima tensión, tras desvelarse una serie de dificultades en distintas casas de negociación, como Celsius o Coinbase. En ese contexto, el bitcoin ha encadenado hasta once sesiones consecutivas de recortes, que lo dejan al filo de los 20.000 dólares, casi un 70% por debajo de los máximos que estableció el pasado noviembre.

Las bolsas han puesto este viernes el broche final a una semana aciaga. La avalancha de reacciones de los bancos centrales internacionales para contener la inflación ha azuzado el nerviosismo de los inversores y ha provocado pérdidas cuantiosas en los principales índices internacionales. A escasas horas para el cierre de la sesión en Wall Street, el índice global Ftse All World acumulaba caídas superiores al 6% en las últimas cinco sesiones, en lo que representa su peor registro desde marzo de 2020, en pleno azote de la pandemia del coronavirus en los mercados.

Bolsas Wall Street Inversores
El redactor recomienda