Es noticia
Menú
Los gestores ven más riesgos en la economía española y temen una caída del consumo
  1. Mercados
PREVÉN REVISIONES A LA BAJA

Los gestores ven más riesgos en la economía española y temen una caída del consumo

Los fondos españoles creen que hay más riesgo de revisiones a la baja en las proyecciones para la macro local. Temen el impacto de la inflación en la demanda

Foto: (Foto: Unsplash)
(Foto: Unsplash)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El escenario macroeconómico está sometido a riesgos por la inflación, la subida de tipos y la incertidumbre por la guerra, amenazas que son mayores en el caso de la economía española. Al menos, esta es la tesis de los gestores españoles de fondos y banca privada, según la VIII Encuesta de Sentimiento de Mercado de El Confidencial.

Los gestores han empeorado este mes el sesgo hacia las previsiones económicas españolas. En concreto, ven ahora más riesgo de que haya una revisión a la baja por el deterioro macro, y ha aumentado el diferencial entre la amenaza de que haya cierta corrección de las previsiones para la economía española respecto a la macro global.

Foto:
Los fondos ven cerca el final de las caídas y reducen liquidez para comprar bolsa
Óscar Giménez Carlos Rodríguez Fernando Anido Rocío Márquez Laura Martín

En realidad, ya está habiendo revisiones. El propio Banco de España tiene previsto reducir en unas décimas su pronóstico de crecimiento. Para los fondos españoles, la realidad podría ser peor. Especialmente si se materializa el mayor riesgo que señalan las entidades de gestión de fondos y banca privada.

En la encuesta han participado 31 firmas con más de 600.000 millones bajo gestión. 19 de ellas han señalado entre los tres principales riesgos a corto y medio plazo que haya un descenso del consumo por la inflación y la incertidumbre económica. Se trata, por lo tanto, de la amenaza que más preocupa a los gestores.

También sigue inquietando la política monetaria y sus efectos, aunque menos que en meses anteriores, porque ya se tiene asumida la nueva guía ('forward guidance') del Banco Central Europeo (BCE) y que empezará a subir tipos a partir de julio, después de dejar de engordar su balance con compras netas de bonos. Asimismo, los gestores han destacado menos el riesgo de que se desboque la inflación que en meses anteriores.

Este último punto se explica porque no esperan que siga disparándose más aún, pero estos niveles ya son dañinos. Y, de hecho, no hay consenso sobre cuándo reculará el crecimiento de los precios a niveles cercanos al 2%, como persigue el BCE. Las respuestas están muy divididas entre 2023 y 2024. Donde sí hay más consenso es en la mejora de la visión sobre los activos de riesgo y en ver cerca, o ya, el suelo de las caídas de las bolsas.

Pero todo esto podría empeorar si se materializa el riesgo citado de que descienda el consumo por la inflación y la incertidumbre. Más aún a las puertas del verano, cuando se espera un incremento del consumo de servicios al calor de la hostelería y el turismo.

El consumo debe ser motor del crecimiento de la economía española si no hay un deterioro de las finanzas de las familias. Pero, por ahora, siguen incrementando su posición en depósitos, que está en un récord de 982.200 millones, según datos del Banco de España. Es decir, los hogares siguen sin usar el ahorro embalsado durante el covid por las restricciones que había al consumo y a la movilidad.

Foto:
Encuesta sobre sentimiento de mercado a gestoras y bancas privadas españolas
Óscar Giménez C. Rodríguez Fernando Anido Rocío Márquez Laura Martín

Así, lo que pase con el consumo será clave para la fortaleza y sostenibilidad de la recuperación. Por ello, el principal riesgo es que se deteriore la demanda, según los gestores. El otro gran desafío que señalan los gestores, y que se ha convertido ya en un clásico desde hace meses, es que continúe la escasez de suministros clave y afecte a la producción industrial.

De hecho, aunque preocupan en esta ocasión más los efectos de la inflación que el crecimiento de los precios en sí mismos, ya asumido e incorporado a las decisiones de inversión, este tipo de problemas podría ahondar en el IPC. Los cuellos de botella en el comercio y el desequilibrio entre la oferta y la demanda son acicates contra los que la inflación pueda moderarse en los próximos trimestres.

El escenario macroeconómico está sometido a riesgos por la inflación, la subida de tipos y la incertidumbre por la guerra, amenazas que son mayores en el caso de la economía española. Al menos, esta es la tesis de los gestores españoles de fondos y banca privada, según la VIII Encuesta de Sentimiento de Mercado de El Confidencial.

Inflación Banca privada Fondos de Inversión
El redactor recomienda