Es noticia
Menú
“Con las pérdidas que tengo en renta fija… ¿Vendo y me paso a un depósito?”
  1. Mercados
OJO AL PERFIL DE RIESGO

“Con las pérdidas que tengo en renta fija… ¿Vendo y me paso a un depósito?”

Asesores y gestores creen que lo peor ya ha pasado y recomiendan aguantar, aunque los plazos fijos empiezan a subir intereses

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Retroceda usted mentalmente a diciembre de 2021 e imagínese que de pronto tiene un mal augurio sobre por la situación económica y geopolítica general. No lo ve nada bien y, para protegerse, decide contratar un fondo que invierta en lo que tradicionalmente se ha considerado uno de los activos más defensivos, la renta fija pública. Pues ahora estaría tirándose de los pelos. Y muy fuerte.

A pesar de haber acertado en el feeling general, con una guerra en Europa y con una ralentización del crecimiento económico, su fondo teóricamente conservador llevaría una caída cercana al 9% en lo que llevamos de 2022. Y si hubiera elegido uno de bonos de empresas, cerca del 10%, que es lo que caen de media ambas categorías en Europa.

Y, por extensión, todos los fondos de perfil conservador o moderado que tienen una parte muy importante de la cartera en renta fija. Muchos de los cuales están entre los más contratados en España, como el Santander Gestión Global Equilibrado, de Santander, el mayor con casi 9.500 millones de euros bajo gestión, que pierde un 9,5% en este año.

Foto: EC.

Una situación difícil de entender para muchos clientes que siguen pensando por error que la renta fija es fija y no se puede perder. Especialmente, para aquellos que en el último año por fin se habían animado a invertir en los mercados financieros, ante la amenaza de la inflación y el nulo interés de cuentas y depósitos. “¡Quién me habrá mandado a mi..!” Se deben estar lamentando. “Antes sólo perdía por la inflación, ahora también la caída de las carteras”, se escucha en el ambiente. “¿Y si vendo y me vuelvo a los depósitos?”

“Si estás dentro, hay que aguantar”

Eso último preguntaba el otro día una inversora en un consultorio de inversión con asesores en Finect. Los asesores creen que sería un error: “Es verdad que hay fondos de renta fija que históricamente han tenido muy buenos resultados y que este año caen con fuerza, pero nos parece más bien un momento de entrar…Si ya estás dentro, no te queda otra que aguantar el chaparrón”, respondía José Manuel García Rolán, de Consulae EAF.

“Salvo que alguien tenga un perfil extremadamente conservador, no le vemos ahora mucho sentido pasar a los depósitos, porque si van a subir los tipos es mejor estar en liquidez y luego comprar barato”, añadía Miguel Ángel Cicuéndez, también de Consulae.

Foto: EC.

Los asesores están viendo estas dudas todos los días en sus conversaciones con los inversores. “Hay dos tipos de clientes: el que es conservador, pero no necesita el dinero y puede aguantar. Pero también hay quienes buscan que les digamos que esto va a caer mal y salir. Lo importante ahí es que los asesores hagamos bien el perfil de riesgo. Ahora es cuando se ve si el cliente realmente es capaz de aguantar”, explicaba en otro consultorio Finect Borja Nieto, fundador de Micappital.

Para Nicolás Llinás, de Carmignac Gestión, tampoco es el momento de abandonar, según explicaba: “Lo único que queda es aguantar este primer tirón hasta que el mercado descuente lo que van a hacer las curvas de tipos y, a partir de ahí, intentar generar carteras con tires que hace mucho tiempo que no veíamos y que en los próximos años nos puede dar rentabilidades muy atractivas”.

“Oportunidades, aunque no hemos roto la hucha”

Porque los gestores sí empiezan a avistarlas, aunque dentro de un tono prudente todavía. Así lo explicaba Marta Campello, socia y gestora de fondos en Abante, en una conferencia con clientes: “Llevábamos mucho tiempo sin ver atractivo en los bonos, pero empiezan a aparecer oportunidades. No tenemos ganas todavía de romper la hucha, pero es que hemos pasado de pagar dinero a las empresas por prestarles dinero, a que ahora nos paguen una TIR de más de un 2% y el high yield de más del 6%”.

¿por qué los gestores empiezan a estar positivos si se esperan más subidas de tipos y la inflación no acaba de bajar?

Creemos que ha pasado lo peor”, confía Joaquín Álvarez-Borrás, gestor de fondos de renta fija de Bestinver. “El colchón que tenemos ahora con el rendimiento a vencimiento de la cartera es muy importante. Nuestro fondo Bestinver Renta tiene una TIR media del 4% en la cartera. Si los precios de la renta fija no se mueven desde aquí, en 12 meses obtendremos ese 4%”, explica.

¿Pero por qué los gestores empiezan a estar positivos si todavía se esperan más subidas de tipos por los mensajes que están lanzando los bancos centrales y la inflación no acaba de bajar?

Aquí la cuestión es cuánto de esos incrementos de tipos están ya descontados en los precios actuales. Igual que sucede muchas veces con el precio de las acciones, que empiezan a rebotar con fuerza después de una crisis antes incluso de que mejoren las cuentas de las empresas.

Como explican desde Fisher Investments España, “si las expectativas son bajas, es más probable que la realidad sorprenda positivamente a los inversores. Por el contrario, si las expectativas son altas, es más improbable que la realidad esté a la altura de esas esperanzas, lo que puede llevar a la decepción”.

Riesgo ajustado al perfil y diversificación

Aun así, los expertos siguen manteniendo la cautela, porque el escenario todavía no es favorable. “La situación de incertidumbre obliga a ser muy prudente con las inversiones”, explica Javier Lendines, de Mapfre AM. En su caso, “esta prudencia se ha traducido en una reducción del riesgo en las carteras mediante ventas de renta variable, de crédito, de deuda periférica, reducción de la duración y compras de activos ligados a la inflación”.

La otra recomendación más común es aumentar la diversificación: “Una combinación de valor y calidad y un toque de bajo riesgo que suele encontrarse en las soluciones flexibles son una forma de esperar a que pase esta fase del mercado financiero y prepararse para la siguiente”; recomienda Sebastien Galy, estratega senior de Nordea.

Eso, y como siempre, que cada inversor tenga muy claro el nivel de riesgo de las carteras y sea consciente de la volatilidad que puede asumir. Y para los que no quieran ninguna, en los depósitos empieza a encontrarse algo más de intereses que hace unos meses, aunque todavía reducidos. En España mucho más, pero en Europa ya se pueden encontrar propuestas a 12 meses cercanas al 0,9% a través de Raisin.

Retroceda usted mentalmente a diciembre de 2021 e imagínese que de pronto tiene un mal augurio sobre por la situación económica y geopolítica general. No lo ve nada bien y, para protegerse, decide contratar un fondo que invierta en lo que tradicionalmente se ha considerado uno de los activos más defensivos, la renta fija pública. Pues ahora estaría tirándose de los pelos. Y muy fuerte.

Renta fija Inflación Bestinver Renta variable
El redactor recomienda