Es noticia
Menú
Tras desplomarse Netflix un 65% en bolsa en 2022... ¿Es el momento para los inversores 'value'?
  1. Mercados
El consenso apuesta por mantener

Tras desplomarse Netflix un 65% en bolsa en 2022... ¿Es el momento para los inversores 'value'?

La compañía ha pasado, en menos de un año, de ser considerada 'growth' a una apuesta valor, lo que pone de manifiesto el castigo sufrido y el dinamismo del mercado

Foto: Ilustración de Netflix con sus caídas en bolsa. (Reuters/Dado Ruvic)
Ilustración de Netflix con sus caídas en bolsa. (Reuters/Dado Ruvic)

Netflix no levanta cabeza. La plataforma estadounidense de streaming anunció este martes el despido de 150 trabajadores después de la pérdida de 200.000 suscriptores que la plataforma reportó durante el primer trimestre de 2022 y solo durante este año sufre un desplome del 67% en Wall Street. La gran pregunta que todos los inversores se hacen es si el castigo bursátil habrá acabado y cotiza barata, lo que suele ser el principal argumento de la filosofía 'value', que busca valor en las acciones que han caído en desgracia en un mercado que no recoge su verdadero potencial.

Netflix ha formado parte de las FAANG. Este selecto grupo ha experimentado un rápido crecimiento y su buena marcha durante los últimos años ha impulsado la rentabilidad de las acciones, sobre todo en Wall Street. De ahí que numerosos inversores estuvieran dispuestos a pagar precios cada vez más altos por empresas que parecían crecer rápidamente. Sin embargo, la caída de la trayectoria de Netflix ha hecho que su valoración disminuya y el PER, el indicador de referencia que tiene en cuenta la relación precio/rentabilidad, está en línea con el índice MSCI USA Value y muy por debajo del MSCI USA Growth.

Duncan Lamont, responsable de Investigación Estratégica de Schroders, ha destacado que Netflix "es un buen ejemplo que demuestra que 'value' y 'growth' son categorías dinámicas. Las empresas cambian de lado constantemente. Es una de las razones por las que las relaciones históricas entre ambos ratios y, factores como los tipos de interés o el ciclo económico, no son estables".

Foto: Foto: Reuters/Dado Ruvic Opinión

"A veces, el value se ha inclinado más hacia los valores defensivos, que son capaces de resistir incluso en tiempos económicos más difíciles. En otras ocasiones, el sesgo es hacia los valores cíclicos, que tienden a ser más sensibles al entorno económico. Los mercados están en constante evolución".

Por tanto, la gran pregunta que se hace el experto de Schroder es si podría Netflix, u otras compañías consideras 'growth', acabar despertando el interés de los inversores con la filosofía valor. Nick Kirrage, codirector del equipo Global Value de la firma, recoge el testigo al afirmar que "hay algunas empresas tecnológicas de gran calidad y llegará el momento en que los inversores 'value' tengan la oportunidad de comprarlas. Solo es cuestión de tener paciencia".

"Existe la idea errónea de que los inversores 'value' siempre buscan en sectores de baja calidad o poco interesantes del mercado. De hecho, sectores como el farmacéutico o el de productos básicos de consumo -que ahora se consideran por lo general de gran calidad, con balances sólidos y flujos de caja consistentes- han sido considerados en el pasado como sectores 'value'. Del mismo modo, aunque los valores tecnológicos y de Internet han sido considerados como de crecimiento en los últimos años, no significa que esto vaya a ser siempre así".

Foto: Bicicleta de Peloton.

Los bancos de inversión coinciden en que hay potencial o recorrido en Netflix. Así, el consenso de mercado, pese a recomendar mantener sus acciones, le asigna un precio objetivo de 316,33 dólares, un 66% por encima de su precio de cotización. Recientemente, firmas como Wedbush han mejorado su consejo a 'sobreponderar' desde neutral y figura dentro de las 16 de 52 que recomiendan la toma de posiciones tras el varapalo bursátil que ha sufrido.

Michael White, especialista Global del Sector de Consumo de Schroders, destaca que "históricamente, los periodos de crisis no han frenado el deseo de los consumidores de pagar por servicios de vídeo. En 2008, Comcast aumentó sus ingresos por servicios de televisión de pago en un 6%. Sin embargo, en el mundo del streaming estamos entrando en un territorio desconocido, ya que no hemos experimentado antes una reducción de los ingresos de los consumidores. Lo cierto es que Netflix aumentó sus ingresos en 2008, pero partiendo de una base muy baja, puesto que era el único operador que existía en ese momento".

Netflix no levanta cabeza. La plataforma estadounidense de streaming anunció este martes el despido de 150 trabajadores después de la pérdida de 200.000 suscriptores que la plataforma reportó durante el primer trimestre de 2022 y solo durante este año sufre un desplome del 67% en Wall Street. La gran pregunta que todos los inversores se hacen es si el castigo bursátil habrá acabado y cotiza barata, lo que suele ser el principal argumento de la filosofía 'value', que busca valor en las acciones que han caído en desgracia en un mercado que no recoge su verdadero potencial.

Inversores Wall Street Streaming
El redactor recomienda