Es noticia
Menú
El BCE recorta en un 50% la compra de deuda española sobre los niveles del covid
  1. Mercados
ANTES DE SUBIR TIPOS

El BCE recorta en un 50% la compra de deuda española sobre los niveles del covid

El banco central está reduciendo las adquisiciones de bonos antes de dejar de engordar su balance y emprender la esperada subida de tipos

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Wittek Pool)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Wittek Pool)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La economía española se enfrenta de forma inminente a un ciclo del Banco Central Europeo (BCE) que ya es palpable. Mientras los tipos suben en el mercado secundario y las emisiones son cada vez más caras, por las expectativas de alzas por parte de la autoridad monetaria, las compras de deuda desde Fráncfort ya se están reduciendo de forma drástica.

El BCE tiene previsto dejar de engordar su balance con compras de deuda a lo largo del tercer trimestre, como paso previo a subir los tipos. Los miembros del Consejo de Gobierno ya han adelantado las expectativas de que el primer movimiento al alza en una década llegue en julio, empezando por el tipo de facilidad de depósito, que está en el -0,5%, y siguiendo con el principal, que continúa en el 0%.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Daniel Roland)

Antes de ello habrán dejado de comprar deuda, herramienta que ha sido clave para inundar el mercado de liquidez durante la pandemia y contribuir a que se mantengan a raya las primas de riesgo con los tipos de interés estables. El BCE ha desplegado con su artillería 1,7 billones (millones de millones) de euros con el programa especial contra los efectos de la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), que expiró en marzo, además de compras mensuales de 20.000 millones, con un extra de 120.000 millones en 2020.

En abril, primer mes sin el PEPP, las compras netas de deuda de la eurozona fueron de 37.269 millones, según los datos del Banco de España. Esta cifra está un 60% por debajo de los niveles registrados en promedio durante la pandemia. Entre marzo de 2020 y marzo de 2022, la media mensual ha sido de 88.212 millones, mientras que si se coge el corte en diciembre de 2021, la media es de 95.944 millones.

En el caso de la deuda española, las compras alcanzaron en abril los 6.100 millones netos, lo que supone casi la mitad respecto a los 12.003 millones en promedio que había durante la pandemia.

Así, el descenso en la adquisición de bonos corporativos de emisores europeos y de deuda pública está entre el 62% y el 58% respecto a los estándares previos que se registraron en el covid. Para España, el recorte es de casi el 50%. Desde enero, hay una senda descendente que se ha acentuado en abril, como antesala a lo que va a ocurrir en los próximos meses, cuando los emisores, incluyendo al Tesoro, tendrán que esperar que todo el libro se complete con compras privadas, sin apoyo del BCE.

Los tipos ya están subiendo en el mercado y se espera que la tendencia continúe en lo que queda de 2022 y en 2023. Los inversores prevén que el euríbor se vaya hasta el 1,5% el año que viene, desde el -0,5 al que cotizaba antes del repunte de la inflación, primero, y las expectativas de alzas de tipos, después, que han ocurrido en los últimos meses. Esta semana se sitúa en el 0,2%.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)

Con todo, sigue creciendo la dependencia de la economía española con el BCE. Por ello, va a ser toda una prueba de fuego que se retire el apoyo desde el banco central que preside Christine Lagarde, en un momento de subidas de tipos y con más de 200.000 millones por refinanciar entre Estado, bancos y empresas. La deuda pública, de hecho, ha marcado un nuevo máximo histórico en 1,45 billones (millones de millones).

La deuda española en el balance del BCE alcanzó en abril los 616.510 millones, frente a los 336.440 millones de febrero de 2020, antes de los estímulos sin precedentes para paliar los impactos del covid. Es decir, en apenas dos años, el banco central ha comprado deuda española, pública y corporativa, por 280.070 millones netos, cifra equivalente al 23% del PIB.

La economía española se enfrenta de forma inminente a un ciclo del Banco Central Europeo (BCE) que ya es palpable. Mientras los tipos suben en el mercado secundario y las emisiones son cada vez más caras, por las expectativas de alzas por parte de la autoridad monetaria, las compras de deuda desde Fráncfort ya se están reduciendo de forma drástica.

Banco Central Europeo (BCE) Tipos de interés Christine Lagarde
El redactor recomienda