Es noticia
Menú
El refugio que sí está funcionando frente a la incertidumbre: el dólar, disparado
  1. Mercados
¿Está realmente en juego su hegemonía?

El refugio que sí está funcionando frente a la incertidumbre: el dólar, disparado

El cacareado ‘nuevo orden mundial’ sigue sin llegar al mercado de divisas, donde el billete verde se fortalece

Foto: Foto: Reuters/Maxim Shemetov
Foto: Reuters/Maxim Shemetov

“¿Será la guerra iniciada por Rusia el acontecimiento del que se genere un nuevo orden mundial?”, se preguntan muchos. “¿Estamos ante el punto de giro en la historia, que desplazará aún más el centro de poder económico y político hacia China?”, reflexionan.

Si tomamos el mercado de divisas como indicador, parece que el cambio de imperio dominante tendrá que esperar. Porque precisamente el dólar está viviendo un 2022 extraordinario, convirtiéndose en uno de los pocos activos refugios, uno de los clásicos, que mejor están funcionando.

Frente al euro, se ha ido a los 1,05 dólares, lo que supone su nivel más alto desde hace 5 años y una subida notable desde los 1,20 dólares de hace un año. Si deja atrás estos niveles, el camino quedaría expedito hacia la paridad, algo que no se ve en el mercado desde el verano de hace 20 años. ¿Lo veremos?

¿Camino a la paridad entre euro y dólar?

No es nada descartable, según el analista financiero Juan Ignacio Crespo, quien, por la comparación con los gráficos históricos, contempla “la posible llegada de la cotización hasta unos extremos que hasta hace poco eran impensables”. En concreto, hasta “los 0,90 dólares por euro, aunque la estructura del gráfico podría hacer que la caída se contuviera en 0,97”, comentaba esta semana en su newsletter diaria.

Foto: Billetes de dólares junto a los de euros. (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Tampoco descarta ver la paridad Ignasi Viladesau, director de inversiones de MyInvestor: “Al final, no está tan lejos, es apenas un 5% más, y el camino más fácil ahora en el mercado es que el euro siga cayendo”, añade. “El banco central americano ya ha dicho que va a subir tipos y el europeo parece que con llevarlos a cero o poco más de cero se conformará”, añade.

El billete verde no sólo luce músculo frente a la moneda europea. También está disparado frente al yen japonés o frente al yuan chino. La moneda nipona, por la obsesión del país con el control de su curva de tipos; la de Pekín, por el nuevo frenazo económico que están provocando sus restricciones ante los rebrotes de covid.

Como las propias monedas, su debilidad o fortaleza también tiene una doble cara. Por un lado, en un contexto de debilidad económica, una moneda débil ayuda a las empresas exportadoras a vender más, pero por otro, desincentiva los flujos de inversión hacia el país en un entorno de tanta incertidumbre.

Foto: EC.

¿Le interesa ahora a Biden un dólar fuerte?

Y también tiene dos lados la moneda de la fortaleza: por un lado, el oscuro, porque supone que los precios a los que venden tus empresas se encarecen respecto a los de moneda débil, pero a cambio tiene una ventaja nada desdeñable en estos momentos: ayuda a mitigar la inflación.

Quizá por eso, el presidente americano Biden no parece tan descontento con la fortaleza del dólar frente a otras divisas como lo estaban Trump hace unos años.

“Hay que tener en cuenta que dentro de unos meses EEUU tiene elecciones de mitad de mandato. Y si un dólar fuerte ayuda a bajar la inflación, igual ayuda a las expectativas electorales de Biden”, atisba Viladesau, de MyInvestor.

Además, le haría parte del trabajo a la Fed, que no necesitaría subir tanto los tipos de interés como ahora está descontando el mercado, y quizá eso contribuiría a una recuperación de la bolsa americana, algo que también contribuiría a mejorar las opciones del partido en el poder en EEUU para los comicios de noviembre.

Pero… ¿Y a largo plazo? ¿Está realmente en juego la hegemonía del dólar? ¿Tiene opciones la moneda china de competirle el dominio, convirtiéndose primero en divisa de referencia en la región asiática y luego a nivel global?

Una hegemonía que resiste

Desde Pimco, lo ven más bien al revés, después de la contundente respuesta económica de Occidente a la invasión rusa de Ucrania. “El estatus de ancla del dólar se ha visto reafirmado por la congelación de las reservas rusas, si es que no ha aumentado en el margen. En el último recuento, la cuota del dólar en las reservas mundiales era del 59%, lo que no ha cambiado mucho desde hace una década”, explica Gene Frieda, estratega global de la gestora americana.

Álex Fusté, de Andbank, tuiteaba esta semana en la misma linea: “Mucho me temo que es el fin de Pekín de convertir el Yuan en moneda de reserva y divisa de referencia regional”. Y también Juan Ignacio Crespo lo ve parecido: “Mientras el yuan no sea una moneda convertible, y mientras China siga teniendo un enorme superávit comercial, será difícil ver que su moneda pase a jugar un papel mucho más importante que el actual”.

Foto: Una paciente deja un centro de confinamiento del covid-19 en Shanghái. (Reuters)

Aunque, como observa Crespo, “sí que está creciendo, siquiera sea lentamente, el porcentaje que representa en las reservas centrales de divisas de los bancos centrales, con una participación ahora del 2,79%”. Una cifra, eso sí, que palidece con el 58% aproximado que pesa el dólar y el 20% del euro.

Marc Garrigasait, gestor de carteras como Koala Capital Sicav o Panda Agriculture & Water Fund, recuerda, pese a esta marcha triunfal frente a otras monedas, que “el dólar seguirá perdiendo peso, sencillamente porque no para de imprimirse. Eso hace que vaya perdiendo valor”. Y sí contempla que “un cambio de ciclo de largo plazo”. ¿Pero hacia otro activo? ¿Será bitcoin?

“Para el orden mundial próximo no, porque apenas tiene 10 años de historia. El oro se utiliza desde hace 2.000 o 3.000 años antes de Cristo. El discurso de bitcoin es muy interesante, está cambiando cosas, pero no para crear un orden monetario mundial a partir de bitcoin, porque necesita mucho tiempo, aunque será interesante seguirlo”, comenta.

Foto: EC.
Malas noticias: la Fed nunca ha gestionado bien una situación como la actual
The Wall Street Journal. Jon Hilsenrath y Nick Timiraos

De momento, en el año, el dólar también le está ganando la partida a bitcoin, que cae un 15% frente al billete verde. Cuando vienen mal dadas, antes de hacer experimentos, parece que muchos prefieren tener en la cartera el rostro de Benjamin Franklin.

Los monetarios en dólares, disparados

Y esto se refleja en la evolución de los fondos de inversión monetarios en dólares, que están siendo una de las categorías más rentables este año para un inversor español, apenas superado por los fondos sectoriales de materias primas y los de inversión en valor más expuestos a estas compañías.

La categoría de monetarios en dólares gana un 15% a un año y un 8% anualizado a 3 años. Un refugio, al menos, que sí ha funcionado.

“¿Será la guerra iniciada por Rusia el acontecimiento del que se genere un nuevo orden mundial?”, se preguntan muchos. “¿Estamos ante el punto de giro en la historia, que desplazará aún más el centro de poder económico y político hacia China?”, reflexionan.

Dólar Fondos de Inversión Tipos de interés Inflación Reserva Federal Andbank Bancos centrales