Es noticia
Menú
Shell rompe con Gazprom, la UE no descarta vetar el gas ruso y suben las 'commodities'
  1. Mercados
El trigo y el maíz suben con fuerza

Shell rompe con Gazprom, la UE no descarta vetar el gas ruso y suben las 'commodities'

El mercado ya descuenta tensiones en la producción de crudo, que llega a 98 dólares y alimenta el miedo a la inflación. El gas repunta un 5%

Foto: Pozo petrolífero. (EFE/Sean Masterson)
Pozo petrolífero. (EFE/Sean Masterson)

Bolsas a la baja y materias primas energéticas al alza, como consecuencia de las sanciones impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Rusia por la guerra en Ucrania. Mientras Shell rompe con Gazprom y la Unión Europea abre por primera vez la puerta a dejar de comprar gas a Rusia, este se ha llegado a disparar un 15% y el barril de petróleo Brent sube por encima del 4,6%. Ya cotiza por encima de los 98 dólares, lo que alimenta aún más los temores por parte de las principales economías sobre el repunte de la inflación.

Este fuerte rebote coincide también con la mayor tensión en la guerra entre Rusia y Ucrania. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha puesto en alerta a sus fuerzas nucleares ante la fuerte presión internacional y la resistencia que están ofreciendo los ucranianos a su invasión. De hecho, ambos países negociarán durante este lunes un posible cese de los ataques.

Los temores a un recorte de la producción por parte de Rusia añaden fuerte presión al precio y en el mercado hay cierto temor a que algún país de la OPEP decida cambiar su estrategia. No obstante, este lunes, Arabia Saudí mostró su compromiso de mantener el acuerdo suscrito pese a la guerra con Ucrania. Así lo hizo el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, que afirmó en una conversación telefónica con el presidente francés, Emmanuel Macron, que Riad se compromete con el acuerdo de la OPEP+, en la que participa Rusia. Según este acuerdo, los 13 países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros 10 socios externos, entre ellos Rusia, inyectarán 400.000 barriles diarios de petróleo cada mes hasta septiembre de 2022.

Según Goldman Sachs, la destrucción de la demanda es la única opción que puede evitar que el petróleo siga disparándose tras las restricciones de la UE y EEUU a Rusia por invadir Ucrania. Por ello, el banco de inversión ya ha actualizado sus previsiones mensuales para el barril de Brent desde los 95 hasta los 115 dólares, aunque con importantes riesgos al alza en caso de una mayor escalada del conflicto, o de una disrupción más prolongada de la prevista.

Foto: Vladimir Putin. (EFE/EPA/Alexei Druzhinin)

Por su parte, el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol, ha dicho este lunes que con la guerra en Ucrania vamos a ver una mayor volatilidad en los precios del crudo y el gas, y ha añadido que habrá que intentar hacerlo lo mejor posible para que los precios no se disparen. "Esta es una crisis de gas natural, no de energía limpias", ha afirmado Birol en unas declaraciones recogidas por EFE, y ha considerado que febrero de 2022 puede ser un punto de inflexión en la historia de la política energética europea, pues, en su opinión, las energías limpias son una forma de abordar el problema de la seguridad energética para los próximos años.

El gas sube un 5%

Precisamente, el incremento de las hostilidades se deja sentir con fuerza en el mercado del gas natural. Su precio se ha ido moderando a lo largo de la jornada y sube este lunes un 5%, hasta rondar los 100 euros, pero aún anda alejado de los niveles más altos que alcanzó en el pasado mes de diciembre, cuando sobrepasó los 180.

En ese escenario, los principales países se empiezan a mover para buscar alternativas a la dependencia de Rusia, aunque la presión —entre otros— de Alemania ha conseguido que el sector energético haya quedado, en su mayoría, al margen de las sanciones. El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha asegurado este lunes que Bruselas ya no excluye "ninguna medida" en los paquetes que se aprueben, incluida la prohibición de importar gas ruso. De producirse finalmente, se trataría de un vuelco sustancial a la situación actual.

Foto: Instalación de gas natural. (Reuters)

Este lunes se celebra un Consejo de Ministros de Energía extraordinario para abordar la situación, mientras una delegación italiana acuda a Argelia para negociar nuevos contratos y España pide medidas temporales que sean efectivas cuanto antes frente a la crisis energética. El grupo transalpino Enel, matriz de Endesa, ya ha informado de que ofrecerá a sus clientes domésticos en el mercado libre la posibilidad de pagar a plazos por un año sus facturas para aliviar el impacto del encarecimiento, mientras que el Gobierno ha aprobado un decreto que abre la puerta a quemar más carbón en las centrales térmicas si escasea el gas.

Y todo en un día en el que continúan los movimientos corporativos contra las empresas rusas del sector. Si este domingo fue BP la que decidió poner a la venta el 19,75% de la petrolera estatal Rosnef, este lunes ha sido el turno para Shell. La multinacional holandesa romperá sus proyectos conjuntos con la gasística Gazprom, también ligada al Kremlin. Entre ellos se encuentra una gran planta de gas natural licuado. La compañía estaba sometida a una gran presión para dar ese paso, y lo hará pese a perjuicio que eso supone para sus intereses, según recoge Bloomberg.

No solo en las materias primas energéticas se nota el conflicto entre Rusia y Ucrania, ya que las agrícolas también sufren las consecuencias. El precio del trigo se dispara un 6,5% y está cerca de máximos, mientras que el maíz repunta cerca de un 4% debido, principalmente, a que ambos países son dos de los grandes productores de estas 'commodities' y el mercado ya refleja que habrá problemas en su producción.

Bolsas a la baja y materias primas energéticas al alza, como consecuencia de las sanciones impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Rusia por la guerra en Ucrania. Mientras Shell rompe con Gazprom y la Unión Europea abre por primera vez la puerta a dejar de comprar gas a Rusia, este se ha llegado a disparar un 15% y el barril de petróleo Brent sube por encima del 4,6%. Ya cotiza por encima de los 98 dólares, lo que alimenta aún más los temores por parte de las principales economías sobre el repunte de la inflación.

Petróleo Bolsas Ucrania Gas natural
El redactor recomienda