Es noticia
Menú
Los gestores españoles reniegan del Ibex: prefieren cualquier otra bolsa a la española
  1. Mercados
FONDOS Y BANCAS PRIVADAS MIRAN HACIA FUERA

Los gestores españoles reniegan del Ibex: prefieren cualquier otra bolsa a la española

Las perspectivas menos favorables en renta variable son para la bolsa española. Fondos y bancas privadas miran hacia fuera pese al ‘rally’ del sector que más pesa en el Ibex

Foto: Vista del interior de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)
Vista del interior de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

El Ibex sigue quedándose atrás. Pese a un inicio de año prometedor, con un alza del 1,4% aupado por la banca, en contraste con las pérdidas de, por ejemplo, Wall Street, los gestores siguen prefiriendo mirar hacia fuera. Sigue habiendo consenso en los inversores institucionales para preferir sobreponderar otras regiones en contraste con la bolsa española.

Así lo refleja la última 'Encuesta sobre sentimiento de mercado' de El Confidencial, en la que participaron 25 entidades. Una de las cuestiones que responden las firmas participantes es a las perspectivas de varios activos, entre ellos bolsa española, bolsa europea, bolsa estadounidense y bolsas emergentes. Se pide que den una nota de 1 a 10 (de máximo pesimismo a máximo optimismo a 12 meses) y se hace una media. La bolsa española tiene el peor promedio en renta variable.

Esta vez sorprende más que en ocasiones anteriores por la nueva dinámica de los mercados. En los últimos años, era fácil argumentar que el peso de la banca, especialmente castigada por los tipos de interés bajos, penalizaba al Ibex. El selectivo también se veía lastrado por la exposición de varias grandes compañías a Latinoamérica, donde surgía incertidumbre política y la debilidad de las divisas.

Foto:
Encuesta sobre sentimiento de mercado a gestoras y bancas privadas españolas
Óscar Giménez C. Rodríguez Fernando Anido Rocío Márquez Laura Martín

Todo esto pesaba más que la pujanza de las eléctricas o el repunte de compañías de mediana capitalización en sectores beneficiados del crecimiento global, como turismo, infraestructuras o automóvil. Ahora, la banca tiene viento a favor, porque se espera una normalización de tipo que el mercado ya está poniendo en precio, con la escalada de las primas de riesgo. Los bancos del Ibex suben en conjunto un 8% en 2022, pero para los gestores españoles no es suficiente.

En los últimos 10 años, el Ibex con dividendos acumula una revalorización del 52%, que contrasta con el 146% del EuroStoxx 50, el 215% del MSCI World o el 319% del S&P 500, recuerda Miguel Ángel García, director de Inversiones de Diaphanum. “Es una diferencia sustancial, que se explica por la exposición y expectativas de las empresas que lo integran”, comenta el experto. “Hay un problema de composición. Cuando ha habido despegue económico tras una crisis, España crece más que la media europea, pero los sectores en los que se basa la recuperación tienen poco peso en el Ibex”, agrega.

Por ello, vuelven a infraponderar la bolsa española en sus carteras para los próximos meses, algo que es una constante. “Tenemos muy infraponderado el Ibex porque queremos tener posiciones en empresas con gran crecimiento. En Europa hay más que en España, y sobre todo están en Asia y en Estados Unidos, que son los grandes centros de crecimiento global”, comenta García, mientras que sobre Latinoamérica, región importante para el Ibex, apostilla que “tiene una posición mundial baja, sin mucho dinamismo. No es una zona que genere mucha riqueza y este año tiene previsiones de crecimiento menores que el resto de regiones”.

Foto:

Javier Colás, director general de Mirabaud Specialised Services, coincide en el diagnóstico general y apunta a factores estructurales y coyunturales que dejan atrás a la bolsa española. Algunos jugarán a favor este año, y por ello, pese a que se quede atrás, hay cierta mejora en la visión hacia el Ibex, especialmente por el mencionado peso de la banca y su arranque de ejercicio.

Son varios factores los que explican la desventaja del Ibex, enumera Colás. El primero, señala, es la propia composición. Las ocho compañías más importantes (Santander, Iberdrola, Inditex, BBVA, CaixaBank, Cellnex, Amadeus y Telefónica) pesan un 63% de la capitalización. “Solo una de estas empresas, Amadeus, tiene un perfil tecnológico, pero vinculado a los viajes, con lo que está penalizada por el covid. No hay representación entre estas grandes compañías de biotecnología, tecnología o infraestructuras, que son los sectores con más crecimiento”, expone Colás.

Foto: Parque eólico. (iStock)

El segundo factor sería la propia dinámica de la economía española, que se ha visto especialmente golpeada por el covid ante el peso del sector servicios y la dependencia del turismo, y que ha sufrido revisiones a la baja en el crecimiento del PIB en 2021 que han sido decepcionantes, a medida que se sucedían nuevas olas de contagios y restricciones.

En tercer lugar, Colás alude a la posición subyacente que tienen muchas empresas en Latinoamérica, “región que no se ha visto favorecida en los últimos tres años por el movimiento de las divisas”. Por último, desde su visión en Mirabaud al trabajar con clientes institucionales, el experto constata una cultura de los gestores más global en los últimos años. Esto es, “hay una gestión más internacional, se ha abierto el horizonte geográfico de inversión”, lo que provoca que se mire más hacia fuera que antes, reduciendo el peso relativo de los flujos que van desde los inversores institucionales españoles al Ibex.

El Ibex sigue quedándose atrás. Pese a un inicio de año prometedor, con un alza del 1,4% aupado por la banca, en contraste con las pérdidas de, por ejemplo, Wall Street, los gestores siguen prefiriendo mirar hacia fuera. Sigue habiendo consenso en los inversores institucionales para preferir sobreponderar otras regiones en contraste con la bolsa española.

Ibex 35 Banca privada Renta variable Inversores Bolsas
El redactor recomienda