Es noticia
Menú
El cocktail amargo que inquieta al mercado: subida de tipos con parón del crecimiento
  1. Mercados
NASDAQ

El cocktail amargo que inquieta al mercado: subida de tipos con parón del crecimiento

Los gestores siguen positivos con la bolsa en las carteras, pero por la falta de alternativas

Foto: foto: Reuters
foto: Reuters

Una caída superior al 10% del Nasdaq en los primeros 20 días del año. Un arranque difícil de digerir para muchos inversores en tecnología y en los activos que mejor se han comportado los últimos años por una sencilla razón: hacía tiempo que no sucedía algo así.

Quitando el pánico del inicio de la pandemia, hasta ahora los inversores habían aprovechado cualquier mínimo tropezón del mercado para volver a llenar las alforjas. Pero ahora parecen más escépticos, uno de los grandes temores del mercado amenaza con hacerse realidad.

Nadie quería oír ni hablar de la combinación inflación al alza de manera sostenida con un crecimiento económico más débil. Recuerda a la aciaga década de los 70, la del shock del petróleo, la del fantasma de la estanflación. Un término técnico, que en realidad se entiende muy sencillo.

Foto: Foto de archivo: Reuters

Los costes de las materias suben, los empleados reclaman salarios más elevados y muchas empresas no logran pasar estos incrementos en el precio de sus productos. Lo que se traduce directamente en una menor rentabilidad y, por lo tanto, menos atractivo para los inversores, excepto en aquellas empresas que sí pueden cobrar más a los clientes o que directamente se benefician de las subidas de las materias primas, porque las venden.

Menor peso en tecnología, pero más en financiero e industrial

¿Hay que salir renta variable entonces? Pues, en contra de lo que pudiera parecer, no lo ven así ni los gestores ni los grandes inversores. Donde están muy pesimistas es con la renta fija. Parece que prefieren tener el dinero en liquidez que en bonos. Pero con la renta variable todavía se muestran optimistas, aunque por barrios.

Por ejemplo, según la última encuesta de gestores de Bank of America, la mayoría está subiendo mucho en cartera el peso de los sectores industriales, financiero y salud, mientras que está bajando la ponderación que tenían en tecnología y consumo. Y los inversores están en la misma onda.

Foto: Representación de las principales criptomonedas. (Reuters/Dado Ruvic)

De hecho, en este inicio de año, se están viendo de nuevo fuertes entradas de dinero en renta variable, con casi 67.000 millones de dólares según los datos de Bank of America. Eso sí, el dinero no se está dirigiendo a las compañías que más pesan en los índices, que básicamente son las de crecimiento por su espectacular evolución reciente, sino a los que peor lo han hecho en los últimos años: financiero, materiales y energía. Buenas noticias para el value y para Europa frente a EEUU.

¿Pero se hará real el gran temor de los inversores? ¿Acabaremos viviendo en el reino de la estanflación durante algunos años? Los gestores todavía ven opciones de esquivar el desastre. Sí ven subidas de tipos y, de hecho, cada vez más apuestan por 4 incrementos en 2022. Pero creen que con eso bastará, la inflación empezará a reducirse y los bancos centrales podrán gestionar la situación.

¿Se pasará la Fed de frenada?

“Nosotros pensamos que [la retirada de estímulos] va a ser más relajada de lo que está descontando el mercado”, explicaba esta semana Lucía Gutiérrez-Mellado, la directora de estrategia de JP Morgan AM para España y Portugal. “Los bancos centrales han aprendido la lección y retirarán los estímulos de forma gradual. No se han olvidado del crecimiento económico”, añadía.

También confía en su mesura en esta fase Edouard Carmignac, como apunta en su última carta Edouard Carmignac. “Los bancos centrales pondrán todos los medios para no frenar la recuperación de la actividad, debilitada ya por las menores aportaciones presupuestarias”. En su opinión, “además, los mercados de renta variable deberían seguir sostenidos por los tipos de interés negativos”.

Foto: Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos. (Reuters)

“El total de subidas de tipos previstas sigue siendo bajo, gracias a la respuesta históricamente moderada de la Fed a la inflación”, explican desde Blackrock en su informe semanal. Confían en que la Fed no se pase de frenada con el endurecimiento monetario, aunque vigilarán sus decisiones por si acaba cometiendo lo que considerarían un error.

Desde Allianz GI aportan otro dato interesante, esta retirada de estímulos no está siendo del todo global, porque en Europa aún no se esperan subidas en 2022 y la otra gran potencia mundial, China, “va en la otra dirección” incluso. “El Banco Popular de China bajó los tipos a principios de la semana, lo que puede interpretarse como una señal de que habrá más medidas expansivas”, explica Hans-Jörg Naumer.

Eso sí, hay unanimidad en que la volatilidad se parecerá más a lo que estamos viendo este 2022, por estas mayores incertidumbres, que en los últimos años. Un buen motivo para que el ahorrador se asegure de que el riesgo de su cartera de inversión no se pase del nivel que puede tolerar.

Una caída superior al 10% del Nasdaq en los primeros 20 días del año. Un arranque difícil de digerir para muchos inversores en tecnología y en los activos que mejor se han comportado los últimos años por una sencilla razón: hacía tiempo que no sucedía algo así.

Inversores Nasdaq Rentabilidad
El redactor recomienda