Es noticia
Menú
El Ibex y su año agridulce: solo sube un 8% en 2021, menos que Europa o EEUU
  1. Mercados
Penalizado por las eléctricas

El Ibex y su año agridulce: solo sube un 8% en 2021, menos que Europa o EEUU

El selectivo español, debido a su fuerte exposición a la economía española y a Latinoamérica, se ha quedado lejos de los avances de las principales plazas mundiales

Foto: Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)
Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

El Ibex 35 ha cerrado un año que recuerda a los anteriores. El selectivo español se ha quedado, otro ejercicio más, rezagado ya no solo contra Estados Unidos sino también frente a sus grandes rivales europeos, que incluso durante 2021 han registrado máximos históricos como en el caso del Dax alemán o el Cac francés. No así el Ibex, que se encuentra muy lejos de aquellos casi 16.000 puntos que marcó a finales de 2007 (15.945 puntos el 8 de noviembre de 2007).

Si tenemos en cuenta la referencia con dividendos, el Ibex 35 Total Return, la más apropiada a la hora de compararse con sus homólogos europeos está a menos de un 9% de dicha cota. Lo que pone de manifiesto la pérdida de interés en un índice, el español, que solo ha avanzado un 7,93% y que despide este ejercicio en los 8.713 puntos. Lejos de sus homólogos europeos y de un Wall Street que este año se anota subidas que van desde el 19,3% del Dow Jones hasta el 28,4% del Nasdaq. Todo ello, pese a que el selectivo español (y también el resto de índices) ha vivido el 'rally de Santa Claus' o también llamado rally de Navidad o de final de año, con subidas en los últimos días del curso, una vez que el impacto de ómicron ha sido menos dañino de lo esperado.

Pero, ¿cuál es el motivo de que el Ibex se haya quedado otro año más rezagado respecto al resto de índices mundiales? Su composición. El selectivo tiene un fuerte peso en bancos y eléctricas; y las últimas no han registrado un gran comportamiento durante este 2021. Así, Iberdrola ha caído un 7,5% y ha ejercido cierta presión a la baja, al igual que Endesa (-1,5%) o Siemens Gamesa (-36,3%), que ha sufrido la crisis de suministros y ha lanzado un 'profit warning'. Tampoco ha ayudado demasiado Inditex, el gran peso pesado del selectivo, que se ha comportado solo ligeramente por encima del índice, con un avance del 11,6%.

El selectivo ha sufrido no solo la fuerte exposición de nuestras compañías a la evolución económica de España (33% de sus ingresos son en nuestro país) sino también la sobrexposición a América Latina (19%). La región vive fuertes incertidumbres y que están penalizadas, en la mayoría de los casos, por las presiones inflacionistas.

Víctor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance, señala además que "los mercados han detectado, acertadamente, que la recuperación de la economía española sería de las menos robustas de la Unión Europea. España no tendrá una recuperación completa hasta que tenga un año turístico completo y los inversores miran mucho la elección de zonas geográficas antes de plantearse mirar valores".

El mejor comportamiento en el selectivo ha sido para compañías que tienen poca ponderación en el índice. Así, la buena marcha de Rovi durante este 2021, en el que casi multiplicó por dos su precio, hizo que saltara al Ibex en la última revisión del selectivo. Sabadell, que ha vivido una fuerte corrección el pasado curso, ha rebotado un 67,2%, pero ya solo capitaliza 3.350 millones, lejos de los 5.852 millones con los que cerró 2019 o los 9.318 millones de 2017. Radiografía que explica el deterioro que ha experimentado la banca, a nivel bursátil, en nuestro país. Otra de las últimas en debutar, como ha sido Fluidra, ha repuntado un 70% y ya tiene un valor de mercado de 6.886 millones.

El Ibex 35 confirma, por tanto, la pérdida de apetito por parte de los inversores, que ponen su punto de mira en otros índices. El ejemplo más claro es la caída de volumen negociado de la bolsa española que, por sexto año consecutivo, cerrará por debajo del nivel registrado el ejercicio anterior, ya que hasta noviembre solo se habían negociado activos por valor de alrededor de 350.360 millones de euros, un 18% menos. La única nota positiva para BME, en manos de los suizos Six, ha sido que la capitalización del principal índice de la bolsa española ha recuperado el billón de euros gracias a los números verdes registrados por el Ibex 35.

Perspectivas para 2022

Las perspectivas para el próximo curso arrojan lecturas dispares. El banco suizo Julius Baer, uno de los más pesimistas, sitúa al Ibex “entre los peores índices en términos de crecimiento esperado de los beneficios, cerca del mínimo histórico en términos relativos”, debido a las características sectoriales del selectivo y su fuerte exposición a América Latina. Amudena Benedit, responsable de gestión de carteras para Iberia de la entidad señala que “aunque históricamente la renta variable española suele tener una rentabilidad relativa superior en entornos de subidas de tipos, esta vez preferimos otros mercados como el italiano”.

Entre los más optimistas están GVC Gaesco, que asigna un potencial al selectivo en torno al 20%, por encima de la media de las bolsas europeas, que se sitúa en el 16%. ¿El motivo? Los sectores más penalizados y que se han quedado rezagados, como los bancos, las turísticas o las utilities, experimentarían un buen comportamiento el próximo ejercicio, acompañado de una recuperación de los beneficios. Lectura similar a la que da Renta 4, que recomienda 'sobreponderar' el selectivo español y le otorga un precio objetivo de 10.700 puntos para 2022, gracias a que la recuperación mundial impulsará el turismo y habrá un menor riesgo regulatorio en las eléctricas.

Víctor Alvargonzález también se muestra optimista, sobre todo de cara al segundo semestre. "Muchos de los elementos que nos han perjudicado este año podrían beneficiarnos de cara a la segunda mitad del año próximo", cuando se prevé, principalmente, que la recuperación del turismo y, por ende, de la economía sea una realidad.

El Ibex 35 ha cerrado un año que recuerda a los anteriores. El selectivo español se ha quedado, otro ejercicio más, rezagado ya no solo contra Estados Unidos sino también frente a sus grandes rivales europeos, que incluso durante 2021 han registrado máximos históricos como en el caso del Dax alemán o el Cac francés. No así el Ibex, que se encuentra muy lejos de aquellos casi 16.000 puntos que marcó a finales de 2007 (15.945 puntos el 8 de noviembre de 2007).

Cotizaciones Ibex 35
El redactor recomienda