Es noticia
Menú
BlackRock prevé que la inflación en la eurozona toque techo en 2022
  1. Mercados
En la eurozona

BlackRock prevé que la inflación en la eurozona toque techo en 2022

Desde la gestora destacan que las nuevas variantes "pueden retrasar el potente reinicio de la economía", pero "un menor crecimiento hoy, hará que el impulso sea mayor mañana"

Foto: Oficinas de BlackRock en New York. (Reuters/Brendan McDermid)
Oficinas de BlackRock en New York. (Reuters/Brendan McDermid)

BlackRock, la mayor gestora del mundo, tiene una visión positiva con los mercados, ya que recomienda 'sobreponderar' tanto Estados Unidos como Europa y China. Respecto a la inflación, prevé que las tasas de crecimiento sigan siendo altas, aunque se irán desacelerando durante 2022, año en el que prevén que haga su pico. No obstante, "los niveles de inflación se situarán más altos de lo que estábamos acostumbrados. El gran cambio el próximo año es que los bancos centrales actuarán de manera comedida y específica contra el crecimiento de los precios". De cara al medio plazo, prevén que se sitúe entre el 2,5% y el 3% en EEUU y por debajo del 2% para Europa.

La firma estadounidense prevé un buen comportamiento de las bolsas durante 2021 y una evolución negativa de la renta fija por segundo año consecutivo, lo que supone una situación 'anómala' durante las últimas décadas. Todo ello, gracias a que las nuevas variantes del covid "pueden retrasar el potente reinicio de la economía, pero el virus no descarrilará la economía. Un menor crecimiento hoy fruto de las nuevas variantes, hará que el crecimiento sea mayor mañana", según señala Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional y de gestoras de fondos para BlackRock para Iberia".

Así de constructivo con las bolsas se ha mostrado Manuel Gutiérrez-Mellado en la presentación de las perspectivas para 2022 de BlackRock, en la que ha analizado los factores más importantes que pueden impactar en las bolsas, como la inflación o la expansión de nuevas variantes del coronavirus. Todo ello, pese a que las valoraciones son razonables en líneas generales, ya que "no vivimos en un mundo barato y los retornos serán más medidos. Creemos que habrá menos dinero a ganar que hace doce meses y, a medio plazo, habrá que ver dónde se asienta el crecimiento, los beneficios y la inflación", esgrime.

Foto: Imagen: EC.

Las bolsas no estarán exentas de posibles riesgos. "Podemos asistir a errores en política monetaria que tengan impacto en la economía o que la economía crezca más bajo de lo esperado y haya cierto estancamiento del crecimiento". Los riesgos geopolíticos, a los que los inversores han dado la espalda, requieren de una vigilancia, ya que podrían tener implicaciones en las carteras como son las relaciones entre EEUU y China, los ciberataques o los 'chispazos' en economías emergentes.

China, a juicio de la gestora, supone una "magnífica oportunidad". ¿El motivo? "El Gobierno está capitaneando las reformas que lleva a cabo y los esfuerzos van en la línea de lograr un crecimiento de mayor calidad frente a la cantidad. Por tanto, tendrá implicaciones y volatilidad en el corto o medio plazo, pero hará un crecimiento más sostenible a largo plazo y durante más tiempo".

El mensaje de Manuel Gutiérrez-Mellado es claro: hay que seguir invertidos. "Las oportunidades tal vez no sean tan boyantes, aunque son buenas opciones. Tirar la toalla o no estar invertido es un error estratégico a largo plazo". En renta fija, la visión es menos positiva y únicamente 'sobreponderan' algunos tipos de activos para compensar el riesgo de la exposición a renta variable como son los bonos ligados a la inflación (sobre todo en EEUU), los bonos soberanos chinos y los de mercados emergentes en divisa local.

BlackRock, la mayor gestora del mundo, tiene una visión positiva con los mercados, ya que recomienda 'sobreponderar' tanto Estados Unidos como Europa y China. Respecto a la inflación, prevé que las tasas de crecimiento sigan siendo altas, aunque se irán desacelerando durante 2022, año en el que prevén que haga su pico. No obstante, "los niveles de inflación se situarán más altos de lo que estábamos acostumbrados. El gran cambio el próximo año es que los bancos centrales actuarán de manera comedida y específica contra el crecimiento de los precios". De cara al medio plazo, prevén que se sitúe entre el 2,5% y el 3% en EEUU y por debajo del 2% para Europa.

BlackRock
El redactor recomienda